En el Batte Royale Bloodshore puedes ganar sin tener que poner a prueba tu puntería

Hay estudios que persisten en su búsqueda de la perfección en un género en particular. Juego tras juego, van puliendo mecánicas, estilos visuales y conceptos jugables que los fans más asiduos agradecen enormemente. Por suerte, he tenido el placer de ser testigo de la evolución de Wales Interactive, una desarrolladora inglesa cuyo punto fuerte es la realización de propuestas basadas en el Full Motion Video (FMV) con la tecnología que hoy tenemos a nuestra disposición. Un camino que pone su última piedra con Bloodshore, una aventura donde las decisiones que tomemos serán vitales si queremos ser el ganador del concurso.

50 concursantes, un sólo ganador

Más que nunca, el último trabajo del estudio se aleja de toda obra experimental para ofrecernos un planteamiento más enfocado a la acción. Bloodshore no se corta un pelo en simular un Battle Royale, más concretamente a PUBG. Nosotros encarnaremos a Nick (interpretado por James Palmer) , un actor de cine en época de vacas flacas que lo dejará todo para desenmascarar la verdad tras KillStream, el famoso programa de televisión donde una serie de concursantes se matan entre ellos hasta que queda un solo ganador.

Toda ayuda es necesaria para sobrevivir

Por suerte, no estaremos completamente solos en esta isla. Tendremos el apoyo de otros participantes que buscan la fama y la riqueza que este reality show puede ofrecer si salimos con vida. A cada cual más particular, aliarse y confiar en ellos puede ser un arma de doble filo. ¿Nos atacarán por la espalda en el último momento o serán fieles al espíritu del grupo? Sólo hay una manera de averiguarlo.

Si quieres más aventuras FMV, no puedes perderte nuestro análisis de I Saw Black Clouds, una interesante propuesta que juega con nuestra mente

Me hace gracia el parecido de Bloodshore con otras series que están de moda a día de hoy. Para empezar, el resto de participantes son streamers, podcasters, gamers y gente relacionada con el mundillo de las redes sociales. La búsqueda de más atención, de tener un estatus en la sociedad pese a lo peligroso que puede llegar a ser me recuerda a Black Mirror enormemente. Por supuesto, el hecho de estar sumido en la pobreza, con nuestra carrera tirada por la borda y acudir al programa a por el dinero también me ha hecho rememorar al Juego del Calamar… Si eres amigo de cualquiera de estos programas, seguro que el juego de Bloodshore encaja en tus gustos.

Dos opciones, dos destinos

Pese a los disparos, explosiones y momentos de sigilo que podemos tener en esta película interactiva, no podremos hacer nada más que optar por las diferentes caminos que el título plantea. Recalco lo de película interactiva, porque es eso. Ni más, ni menos. Por suerte, es bastante rejugable, y habrá varios finales dependiendo de las decisiones que tomemos.

Emulando ser uno de los grandes

Cabe resaltar la buena realización cinematográfica que se ha conseguida en Bloodshore comparado con otras obras anteriores. Los diálogos son mucho más coherentes, todo encaja a la perfección, sin cortes extraños cuando tomamos una determinada acción, e incluso habrá escenas más contemplativas donde únicamente veamos el escenario intercaladas con el deambular de los protagonistas. Todo con un aire más tranquilo, sin perder el ritmo pero sin que llegue a ser una cascada de acontecimientos.

Eso no quita que estemos ante una “película de serie B” (o C, o D…). Se notan ciertas incoherencias en la narrativa, efectos especiales como el impacto de los disparos que dejan mucho que desear, algunas interpretaciones algo por debajo de lo habitual.. pero en verdad nada de eso importa realmente. En la hora y media que dura la propuesta no vamos a tener en cuenta esos defectos porque estaremos metidos en la piel de Nick.

Conclusión de Bloodshore

Wales Interactive va un paso más allá en cuento a propuestas FMV se refiere. En esta ocasión, ya sea por la corriente actual, por el bagaje que tienen a la hora de realizar este tipo de experiencias o por los actores que conforman esta película interactiva, atrapa de principio a fin. Por supuesto, no es una película perfecta, y contiene fallos en la producción y realización, pero de verdad que todo eso se perdona cuando nos metemos en la piel de Nick y nosotros mismos somos los culpables de sus acciones. Una hora y media de film interactivo que se puede rejugar y que nos proporcionará unas horas de palomitas, disparos y suspense.

Bloodshore

14.99€
8

Nota Final

8.0/10

Pros

  • Buen ritmo de principio a fin
  • Los concursantes y el protagonista están bien caracterizados
  • Rejugable pese a su condición de película interactiva

Cons

  • Nuestras estadísticas no sirven de mucho
  • Podían haber añadido alguna mecánica más
  • El final chirría un poco...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.