Blazing Chrome nos hace partícipes de la mejor lluvia de plomo que pueda haber en esta generación

Esto de meterse en una web como Comunidad Xbox te hace conocer un montón de estudios interesantes que se desmarcan mucho de los Triples A, llevando al mundo su particular visión de algunos de los géneros más usados y queridos dentro de los videojuegos. JoyMasher es ese maravilloso estudio brasileño que se ha metido de lleno en el desarrollo cogiendo de aquí y de allá, envolviéndolo todo en un perfecto bocadillo bien compactado y de sabor único que hace que cada pequeño bocadito sepa a algo añejo pero con un gusto y frescor más modernos que nunca. Hoy tenemos la suerte de analizar Blazing Chrome, el primer juego que el estudio indie ha conseguido traer hasta Xbox One y que llega desde su día de lanzamiento al servicio de Game Pass. Un Run & Gun “metálico” y gamberro lleno de explosiones pixeladas, enemigos que no dan un respiro y de jefazos que pondrán nuestros reflejos a prueba en todo momento.

Mavra nos cuenta la historia de Blazing Chrome con una intro creada con mucho mimo.

Blazing Chrome nos muestra un futuro terrible donde una gran guerra entre robots y humanos acabó de la peor manera posible, con nuestra raza al borde de la extinción. Solo algunos valientes sobrevivieron y comandan una rebelión. En la introducción del juego podemos ver, con un pixel art estupendo, como Mavra la humana nos narra esta historia junto a Doyle, un robot que se reformó y ahora lucha para acabar con la invasión robótica. El juego dispone de 4 misiones principales que podremos jugar en el orden que queramos y donde la dificultad está más que asegurada aunque hay más sorpresas por el camino. Después de completar estas misiones la cosa se pone más difícil aún y el tramo final del juego es todo subir en intensidad. Cabe destacar que, aunque no es un juego que se apoye en la narrativa pura y dura, viene traducido al castellano algo que se agradece en los tiempos que corren.

Acción a raudales y disparos en todas direcciones. Blazing Chrome es eso y mucho más.

Si algo define a los juegos de JoyMasher es una jugabilidad robusta y perfecta que nos exprime los dedos hasta el último minuto y claro, Blazing Chrome no iba a ser menos. Disparar, saltar y rodar quedan como los movimientos estrellas que, bien combinados, nos pueden dar una oportunidad de sobrevivir porque ,lo que si es cierto, es que su dificultad nos exige un nivel de concentración altísimo. También tendremos niveles sobre vehículos que le dan una variedad muy interesante al juego. En algunas partes podremos subirnos a bordo de un mecha bien armado con el que podremos acabar con un buen número de enemigos robóticos.

A parte de la dificultad del juego cada nivel tendrá su propio standard.

En los niveles fácil y normal el juego es benévolo y guarda la puntuación y el punto de control si acaban con todas nuestras vidas pero en el nivel más difícil nos enfrentaremos al auténtico reto que, jugando en cooperativo, se hará una experiencia estupenda. También tenemos en Blazing Chrome unos cuantos power-ups a nuestra disposición que se dividen en diferentes armas y robots de ayuda: uno que incrementa la velocidad, otro que nos proporciona un escudo y, por último, un robot de ataque que dispara en la misma dirección que nosotros dándonos ese “extra de balas” necesario para fundir algo de cromo.

¡Ains!, JoyMasher, esos genios del pixel art y de las bandas sonoras que nos taladran el celebro y se nos pegan durante todo el día. Blazing Chrome cuenta con todo eso y mucho más porque de los detalles también se vive. El apartado gráfico es más que notable y, aunque a veces puede haber alguna ralentización ,sobretodo cuando hay muchísimos enemigos en pantalla. Aunque esto también podría ser incluso intencionada al igual que le pasa, por poner un ejemplo, a los Metal Slug de los que Danilo es muy fan. Y es que Blazing Chrome está creado como si de un juego de 16 bits con sus muchas limitaciones. Ahí reside lo increible y la esencia de JoyMasher. Un apartado gráfico lleno de pixeles colocados con gran acierto, muy buenas animaciones y un sin fin de efectos que nos dejan los ojos hechos chiribitas. El apartado sonoro también brilla con luz propia con unos temas contundentes y pegadizos que no hacen más que mejorar la experiencia jugable de Blazing Chrome.

Conclusiones

Blazing Chrome da de lleno en el género y en el tiempo exacto. Un Run & Gun clásico pero moderno lleno mecánicas que ya conocemos pero que sientan como un soplo de aire fresco dentro del desarrollo independiente. Niveles con una dificultad bien equilibrada que, al jugarlos en cooperativo, se convierten en una gran experiencia. Los jefes finales sorprenden y llama la atención su impresionante apartado técnico formado por un Pixel-art muy cuidado y un apartado sonoro que nos mete de lleno en el papel y nos pone las pilas a cada paso que damos. Explosiones, disparos, esquivas y enemigos que no nos dejan un solo minuto de respiro hacen de Blazing Chrome una apuesta segura por el retro que vuelve a estar en auge y que, seas o no fan de este género, deberías de jugar si o si. Recordar también que está de salida en Xbox Game Pass.

Blazing Chrome

16,99 €
8.9

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Duración/Diversión

9.0/10

Pros

  • Un apartado técnico estupendo.
  • Su jugabilidad perfecta.
  • De salida en Game Pass.

Cons

  • Sufre algúna ralentización en ciertos momentos.