Consome de casquería y plomo

El panorama indie sigue proporcionando títulos de estética pixel-art resultones y atrevidos, y además de calidad. Es el caso del título que hoy nos ocupa, Bite the Bullet, desarrollado por el equipo de Mega Cat Studios y publicado por Graffiti Games. Estamos ante un shooter 2D de Scroll lateral con la particularidad de tener la posibilidad de comernos a todos nuestros enemigos. La idea funciona en parte, y le confiere una variedad de items y mejoras jugosas, aunque hay mecánicas que no se ejecutan tan bien.

Una trama con poco sabor

El consumismo alimentario exacerbado de la población se ha traducido en la destrucción de la sociedad. La escasez de recursos y la hostilidad por hacerse con ellos, lleva a los humanos a la desesperación, pero algunos supervivientes, consiguen marcharse a las estrellas. Sin embargo, los que permanecieron en la tierra, se han convertido en abominables criaturas. Estos seres mutados buscan dar caza a los que se resisten a ser su menú del día. Nosotros encarnamos a dos mercenarios, eligiendo entre Chewie y Chewella, enviados a la tierra a recolectar material genético para la empresa Darwincorp, para sus oscuras investigaciones. La forma de recoger ese material, será llenar nuestra tripa con él.

Nos encontramos en un contexto en el que los implantes cibernéticos y la robótica estan a la orden del día. Zombies y criaturas con diversas partes roboticas, así como las más locas mutaciones, nos esperan en un mundo que ya espera su fin.Tendremos tres tipos de dieta a elegir, y con ello, podremos ir mejorando unos u otros atributos, así como nuestro equipo.

Pese a que hay alguno momento llamativo, la trama es una mera excusa para justificar la acción, que en definitiva es a los que hemos venido aqui.

Un lecho de gráficos para chuparse los dedos

Graficamente, Bite the Bullet luce muy bien gracias a su colorido y bien ejecutado, diseño pixel-art. Es cierto, que a veces, hay elementos algo menos detallados en los escenarios que emborran un poco su acabado, y en otras ocasiones, a sus escenarios les faltan algunos detalles más para dar una sensación más vistosa. Sin embargo, en general, las sensaciones son muy satisfactorias, sobre todo con tantos elementos pululando en pantalla, y tanta casquería desperdigada.

Dispara primero y pregunta después….o mejor ¡cómetelo!

En un sentido parecido, veremos qué a veces es difícil leer algún texto por la pixelacion de su diseño, lo que entronca con aquello de que hay detalles algo confusos. La traducción, en ocasiones, tiene errores y no acaba de estar bien conseguida.

Resumiendo, su calidad grafica es muy buena, y tiene animaciones muy conseguidas. No obstante, con algo más de mimo en algunos detalles, como ciertos modelados más pobres en el caso de algunos enemigos por ejemplo, o los textos, como los pequeños de los objetivos a la derecha, podría haber estado entre los mas destacados del género.

Encontraremos una buena cantidad de errores en la traducción

Dentro del apartado técnico, sus efectos sonoros son correctos, y sus frenéticas melodías ambientarán el juego de forma notable. No hay voces, y el juego está traducido al español neutro, aunque con errores que nos generaran confusión para entender el texto que estamos tratando.

Un buen surtido jugable

En Bite the Bullet, tenemos una serie de mecánicas, y un árbol de habilidades, que se pueden hacer confusos en las primeras horas de juego. Los cuerpos de nuestros mercenarios cambiarán de forma en función de lo que comamos, lo que comportará una serie de ventajas y contras. Si ingerimos enemigos ricos en proteínas tendremos un cuerpo apolíneo, más ágil y rápido, pero que tendrá menos defensa. Si por el contrario nos inchamos de consumir grasa, nos volveremos guerrero obesos, y lentos, pero con mayor defensa.

Los jeringazos muestran en que partes invertimos nuestros puntos obtenidos en batalla

Nuestro árbol de habilidades y mejoras, resulta abrumador y algo caotico. Hay muchisimas ventajas en las que invertir nuestros puntos, demasiadas, y la mayoría tendrán poca incidencia en nuestra forma de jugar, pues todo se reduce mayormente a disparar con nuestras armas más potentes y avanzar.

Pese a que la mecánica de la comida pretende aportar ese punto diferente al título, su base jugable es la shotter en 2D, al más puro estilo Contra. Y esta parte es la que intenta enganchar al jugador. Hay checkpoint y continuaciones, por lo que no palideceremos los achaques de furia de los roguelike al uso, y podremos centrarnos en disparar a todo lo que se mueva y divertirnos. En este punto, he de reconocer que no me ha parecido un control preciso, y noto en ocasiones ciertos problemas a la hora de saltar y de incluso combinar los disparos.

Habra enemigos más grandes que tardaremos más en comer

Tendremos mucha verticalidad, adrenalina e incluso bosses espectaculares. Pero, pese a ello, las impresiciones en su control, y sus altibajos en difícultad y ritmo, así como ciertos errores en el diseño de niveles que pueden llegar a dejarnos atrancados, harán que no llegue a enganchar del todo al jugador. Si que es cierto, que es una buena opcion para desahogarse de juegos más complejos, pero como decimos, le costará mantenernos pegados al mando.

Un completo arsenal que podremos ir modificando y combinando con nuestras habilidades, conformara esta fiesta de plomo y vísceras. Además podremos ir completando una serie de objetivos complementarios que nos permitirán ganar más experiencia. También podremos transformarnos en una especie de bestia destructiva, pulsando el mando hacia abajo en cuanto rellenemos una barra de stamina con la ingestión de enemigos.

Chewie o Chewella, elige uno y cómete el mundo

Conclusiones

Bite the Bullet es un título para divertirse. Tiene elementos que buscan diferenciarlo y que le dan su propio espacio, pero estos no logran ejecutarse del todo bien, restando importancia a aquello que busca hacerlo unico. Dentro de su género de shooter en 2D de Scroll lateral, funciona muy bien y divierte, pero sus impresiones en el control le restan enteros. Errores en los textos al español neutro nos impedirán entender su trama del todo bien, y se suman a ciertos errores en el diseño de niveles, y a cierta sensación de repetición. No obstante su frenetismo y su inmersivo diseño pixel-art nos brindaran una buenas horas de diversión.

No dejéis de seguirnos en Comunidad Xbox para conocer más detalles y actúalizaciones de este título ¡A JUGAR!

Bite the Bullet

14.99 euros
7.8

Graficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

7.7/10

Duración/Diversión

7.8/10

Pros

  • Su pixel-art y animaciónes lucen realmente bien
  • La mecánica de comer resulta original y divertida
  • Frenético y divertido con una buena variedad de enemigos
  • Muchos añadidos jugables y un buen arsenal

Cons

  • Su traducción al español neutro contiene muchos errores
  • No todos los detalles gráficos están igual de bien pulifos
  • Algunos errores técnicos y algo de imprecisión en los controles
  • Puede llegar a ser repetitivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.