La secuela del título de culto llega a Xbox.

En 1994, el galardonado dibujante de cómics David Gibbons, más conocido por ser el dibujante de Watchmen, ayudó en la creación de un videojuego que iba a llegar en ciernes. Ese juego era Beneath a Steel Sky, lanzado en PC y la mítica Commodore Amiga, un título que lograba un equilibrio entre los mundos mágicos de los juegos de LucasArts de la época como Monkey Island y el tono más adulto de los de Sierra, como Leisure Suit Larry. Era un juego que principalmente brillaba por su concepción de mundo post-apocalíptico con estética ciberpunk y una jugabilidad basada en el point & click guiada por una trama con enjundia. Casi 30 años después nos llega una secuela de esta aventura en forma de Beyond a Steel Sky.

Revolutions Software (distribuido por Microids) ha sido la encargada del desarrollo de Beyond a Steel Sky, un estudio con un amplio historial de aventuras narrativas en años anteriores, destacando la serie de juegos Broken Sword. Beyond a Steel Sky se sitúa diez años después del primer juego y, una vez más, el jugador se pone en la piel de Robert Foster. Ahora, exiliado de Union City, ha encontrado una buena vida en las Gaplands, una especie de páramo desértico. Vive con una tribu local, pero un día llega una especie de máquina controlada por unos tipos y secuestra al hijo de nuestro amigo. Foster seguirá la pista de esta máquina y le llevará de nuevo a Union City en su busca por encontrar a los niños y volver a visitar su pasado.

La construcción del mundo y la trama del título son de primera categoría y están brillantemente realizadas. Resulta extraño volver a un mundo más 25 años después, sobre todo porque los recuerdos de aquella época son, en el mejor de los casos, borrosos para muchos e inexistentes para otros. Pero no creo que esto importe, ya que la historia puede ser comprendida perfectamente por los recién llegados y funciona perfectamente como un extra para los que recuerdan la primera. Los diálogos en sí tienen un tono cómico mezclado con algunos temas de peso, ya que los temas serios de la estructura de clases, la esclavitud y la manipulación de la IA son algo clave.

La jugabilidad ha pasado de la tradicional aventura en 2D de point&click del pasado a un mundo totalmente en 3D. Aquí controlamos a Foster por completo, caminando y explorando por los entornos. Es aquí donde podremos ir recogiendo objetos, almacenándolos en un inventario y utilizando estos objetos con otros como en las aventuras de antaño. Hablar con los personajes del camino también ayudará, aunque sólo sea porque nos proporcionan misiones secundarias que ayudan a avanzar en la historia.

Beyond a Steel Sky ofrece también una nueva característica que funciona muy bien. Al principio del juego tenemos acceso a un escáner capaz de hackear, permitiéndonos profundizar en el interior de cada máquina o robot de la zona. Aquí se presenta el funcionamiento de las máquinas a través de un código, lo que nos da la oportunidad de cambiar las cosas, modificando su funcionamiento. Esto, además, es algo que será vital para resolver puzzles. Hay numerosos usos para este dispositivo y es, sin duda, uno de los aspectos más destacados de las nuevas incorporaciones.

Dicho esto, los puzzles de Beyond a Steel Sky en ciertos momentos creo que son un poco complicados y acabaremos dando muchas vueltas, probando esto y aquello para resolver las cosas. A esto no ayudan los sistemas de cámara y movimiento, que en ocasiones rozan lo molesto.

Sin embargo, visualmente, Beyond a Steel Sky hace un gran trabajo al actualizar el mundo original y convertirlo en un juego moderno. El juego muestra una gran paleta de colores, con un sistema de cinemáticas basado en escenas de cómic que le quedan que ni pintado. El sistema es muy limpio en lo que respecta a la interfaz de usuario y la distribución de los menús. La banda sonora también roza un gran nivel, con una gran música de atmósfera. A ello contribuye un doblaje en inglés bastante bueno, con una traducción completa al castellano.

Beyond a Steel Sky es un título que hará las delicias de los fans de aquellos juegos de antaño en los que la trama era lo primero. Sin embargo, los puzzles pueden resultar demasiado complicados y hay momentos en los que el juego baja un poco el ritmo y puede llegar a aburrir. Sin embargo, un mundo complejo y muy bien desarrollado, gran apartado artístico y unas mecánicas de hackeo muy interesantes nos llevan a recomendar encarecidamente esta aventura de principio a fin.

Beyond a Steel Sky

39,99€
7

NOTA FINAL

7.0/10

Pros

  • Cinemáticas estilo cómic fantásticas
  • La habilidad de hackeo es muy interesante
  • Apartado artístico que luce a gran nivel
  • Gran sentido del humor

Cons

  • El movimiento del personaje y la cámara no son todo lo fluidos que deberían
  • Algunos puzzles tienen un nivel de dificultad muy alto
  • Algún que otro fallo gráfico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.