¡Cuidado! Estas ancas de rana están picantonas

Ains…qué buenos recuerdos me traen las aventuras de los sapos más emblemáticos de Rare. Recuerdo perfectamente mi frustración con esta saga en mi primera Game Boy y cómo todo se complicaba, literalmente, en la segunda pantalla del juego. Por suerte en la versión de portátil la dificultad no era tan exacerbada como la que sufrieron los usuarios de NES, pero dejaba entrever que el título no era apto para todo el mundo. Había juegos que entretenían, y otros que curtían. Debido a ese reto constante que ofrecían las entregas que fueron apareciendo, la personalidad que destilaban sus tres personajes, y los “cameos” de diversa índole que han tenido a lo largo de su alargada carrera; Rash, Zitz y Pimple se han hecho un hueco en el recuerdo de los jugadores mas avezados. Los sapos han vuelto para demostrar quiénes son los batracios que mandan en el mundo de los videojuegos. Y pese a que la mítica Rare no anda detrás del proyecto ella sola de manera independiente, el trabajo realizado por Xbox Game Studios y Dlala Studios recoge la esencia de sus entregas primigenias pero adaptada a los tiempos modernos. ¿Estás dispuesto a vivir una aventura llena de guantazos, humor y retos constantes?

Renacuajo, sapo… o Battletoad

Para empezar, quiero dejar zanjada una polémica que lleva revoloteando alrededor de Battletoads desde su primer día: el apartado visual. Los jugadores tenemos que quitarnos de la cabeza el prejuicio que tenemos acerca de este tono animado que posee el juego. Es cierto (y aquí me incluyo yo) que la idea de volver al píxel podía ser lo más lógico, pero después de jugar al título de principio a fin, uno se da cuenta de que los protagonistas tienen más personalidad que nunca gracias a este diseño. Es más, hasta parece que han sido concebidos para este diseño. Su forma tan caricaturesca, los golpes que realizan, los escenarios por donde deambulan, sus enemigos, el colorido generalizado que se palpa en el ambiente… os aseguro que no desentona en absoluto. Quienes hayan jugado al primer Battletoads habrán visto en los primeros compases de la aventura cómo a los sapos se les salen los ojos de las órbitas cuando se enfrentan a un jefe final. Pues bien, más “cartoon” que eso imposible, y aquí lo tenemos. Además, el título viene plagado de cinemáticas que nos permitirán conocer más a los tres batracios y aporta esa sensación de estar viendo de verdad una serie de Cartoon Network. Pero para bien. Siempre para bien.

Toad-Sham-Bo!

Os mentiría si dijese que Battletoads es un título beat´em up puro y duro. Puede que la base principal sí que se cimente con el típico “yo contra el barrio”, pero la cantidad de misiones alternativas y mini-juegos que viviremos en los cuatro actos que posee el título hacen que su género sea muy confuso. Las típicas carreras en motos voladoras que hemos visto en tráilers son sólo la punta del iceberg de un juego plagado de propuestas muy diferentes entre sí. A ver, las entregas originales también poseían mucha variedad, pero en esta nueva reinterpretación todo se ha magnificado y deja al usuario con ganas de saber qué nueva locura depara tras la fase que estamos terminando. Si esta curiosidad por saber qué desafío viene a continuación lo aderezamos con el humor tan bueno que despliegan los sapos, os aseguramos que se hace muy difícil despegarse del mando. Ojo, que igual de importante es la dificultad. En esta entrega de Battletoads no vamos a quedarnos calvos por tirarnos de los pelos todo el rato, aunque el desafío está muy presente y cuesta terminar algunas pantallas. Os aseguro que me encantaría poder hablar de los diferentes mini-juegos que antes he mencionado, pero son tan originales que prefiero no spoilear y así los descubrís vosotros mismos.

“Rasheando” el camino

Rash, Zitz y Pimple seguirán siendo los protagonistas de Battletoads (aunque no serán los únicos…pero hasta ahí puedo leer). Pensaba que al comienzo del juego debía elegir el sapo que más se adaptara a mi estilo de juego. Ya sabéis, cada uno de los héroes tiene diferentes estadísticas según su complexión. Rash será el más equilibrado, mientras que Zitz será pura velocidad y Pimple una roca lenta pero que reparte bofetadas de lo lindo. Me quedé aliviado cuando vi que podía alternar a los tres luchadores en el orden que quisiera (y cuando quisiera), así que los comienzos fueron muy amenos teniendo a los tres Battletoads en mi poder. Jugando en su modo de dificultad normal, al principio todo es un camino de rosas, ya que además de alternar los controles entre los sapos, si uno de ellos muere vuelve a estar disponible a los 20 segundos. El problema viene en las fases más avanzadas cuando la locura se apodera de la pantalla. En ese momento, con dos toques, uno de tus combatientes puede morder la lona, y como te despistes todo tu grupo estará criando malvas. Ahí fue cuando pensé: “Qué bien me vendría jugar en cooperativo con alguien”. Y entonces me día cuenta de que no había cooperativo multijugador.

Uno de los puntos más negativos que veo en Battletoads es la incapacidad de jugar con otro compañero online (en local sí que se puede). En ocasiones el título me parecía la típica máquina recreativa “traga-dinero” donde tenías que estar completamente concentrado en todo lo que sucedía en pantalla si querías salir vivo, y en esos momentos se echa en falta un compañero de fatigas. Este factor se hace aún más doloroso sabiendo que el juego de Rare y Dlala Studios aparecerá en Xbox Game Pass el día de su lanzamiento, por lo que mucha gente lo podría haber disfrutado con sus amigos en unas buenas sesiones de Live. Al menos podremos juntarnos en el mismo sofá de casa y abrir unas cervezas.

Saca la lengua, que esos mosquitos no se absorben solos

Ya he dicho que Battletoads no es un título beat´em up al uso, pero eso no quita que tengamos un buen abanico de combos y maneras de acabar con el rival. Hay varias combinaciones, y si somos muy manidos, podemos realizar ataques espectaculares con golpes en el suelo y por los aires. Las diferentes estadísticas que hay entre los tres personajes habrá que tenerlo en cuenta, y en según qué zonas (y qué enemigos) nos vendrá mejor manejar a uno u a otro. El resto de fases también funcionan muy bien, y el título da la continuación de ir “in crescendo” en todo momento (salvo ciertas fases de plataformeo, que las veo metidas con calzador). Aunque el título me ha durado menos de cuatro horas, os aseguro que hay motivos para volver a sus fases, ya sea por conseguir todos los coleccionables esparcidos por los escenarios (algunos metidos en puzles muy chulos, por cierto) o simplemente para darle otra vuelta en su nivel de dificultad más alto. Y en ese momento las cosas se ponen tensas de verdad.

¿Es un juego… o una serie?

Al tratarse de un juego con un estilo visual tan marcado, era importante que el apartado sonoro siguiera por la misma línea. Buenas noticias, lo han conseguido. No han dejado atrás sus raíces, y por eso mismo Battletoads presenta canciones clásicas arregladas para la ocasión, sonando más cañero que nunca. Mención especial a las voces. Puede que no tengamos un doblaje al español (tranquilos, que sí está doblado, tanto el juego como las cinemáticas) pero los sapos y sus amigos suenan tan bien, tan a “dibujo animado moderno”, que no nos importará apartar el mando durante cinco minutos para ser testigo de las secuencias que aparecen en el televisor.

Conclusión

Tengo la sensación de haber escrito mucho, pero no haber dicho gran cosa. Y mejor que sea así. La nueva entrega de Battletoads es una sorpresa tras otra, y creo que es el jugador quien debe descubrir por sí mismo qué le depara el juego. Su estilo visual lo hace más fresco y más animado que sus predecesores. Hay grandes cinemáticas que nos permiten ver la personalidad de cada uno de estos sapos, y en general el título ofrece una variedad muy amplia de situaciones en las cuatro horas que nos puede durar. Lástima que no podamos compartir esos buenos momentos en un cooperativo online que le hubiese sentado de fábula, aunque las partidas cooperativas locales en el sofá de tu casa pueden ser desternillantes. El trabajo realizado porRare, Xbox Game Studios y Dlala Studios con sus batracios ha sido muy bueno, y yo ya estoy esperando una continuación que ofrezca la misma variedad de misiones, el mismo nivel equilibrado de desafío y por supuesto, el mismo humor.

Battletoads

8.9

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

9.0/10

Pros

  • El estilo visual pega de maravilla
  • Un buen desafío que no llega a tornarse pesadilla
  • Disponible en Xbox Game Pass y es Xbox Playanywhere

Cons

  • Sólo hay multijugador local
  • Me faltan fases de pegar mamporros y me sobran algunas de plataformas
  • Aparte de los coleccionables, no hay ningún extra al terminar el juego

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.