Análisis de Bad Dream: Coma para Xbox One.

¿Alguna vez habéis tenido una pesadilla de la que os ha costado despertar? ¿No sabíais si estabais soñando o conscientes? Esta sensación es la que intenta precisamente transmitir Bad Dream: Coma, el título cuyo análisis os traigo hoy. Bad Dream: Coma es un videojuego indie de terror desarrollado por Desert Fox (Bad Dream: Fever) centrado en la exploración y observación minuciosa de los escenarios. Una aventura gráfica de género point&click que nos ofrece resolver un montón de intrincados puzles en un ambiente bizarro y, por qué no, algún que otro susto.

También te puede interesar: Guard Duty y la vuelta de los point & click de los años 90

Bad Dream: Coma. Una mala noche

La trama de Bad Dream: Coma (si es que realmente tiene una) se divide en capítulos que conforman los diferentes niveles del juego. Comenzaremos con nuestro protagonista en “primera persona” acostándose en una cama en su habitación. Enseguida despertaremos en medio de una autopista sacada de los mismísimos infiernos, en un ambiente desolado, apocalíptico y de pesadilla.

Bad Dream Coma carretera

Lo peor de todo es que no tendremos ni idea de cómo hemos llegado allí y los pocos trozos de papel, recortes de periódicos o letreros tampoco nos aportarán ninguna pista. Es más, nos harán sentirnos todavía más confundidos.

Observación, deducción, lógica y mucha paciencia

Lo único que podremos hacer para saber la verdad de lo que está sucediendo será avanzar y observar todos los destalles del escenario. Deberemos explorar con el cursor de manera muy minuciosa todos los escenarios por donde pasemos para poder seguir adelante. Su jugabilidad es de lo más convencional en este tipo de género: buscar objetos o herramientas que interactúen con otras para abrirnos camino por un recorrido estrictamente lineal de inicio a fin.

La paciencia también es un factor clave en Bad Dream: Coma, ya que las combinaciones entre objetos no siempre serán obvias y muchas veces nos veremos tentados a recurrir al clásico truco de “probar todo con todo”.

Bad Dream Coma cementerio

No faltarán, por supuesto, los puzles. Aunque no hay gran cantidad de ellos, su dificultad muchas veces nos hará estar pegados a la pantalla. Es curioso como muchos rompecabezas nos resultarán complicados debido a que hemos pasado por alto detalles obvios.

Cuidado con el karma

A pesar de que Bad Dream: Coma es una aventura con resolución lineal de puzles, ciertas decisiones que tomemos durante el transcurso del juego o cómo interactuemos con algunos elementos del entorno determinarán un final u otro.

Un ejemplo de esto serían los cuervos que encontraremos en la carretera del inicio del juego. Si decidimos interactuar con ellos los mataremos. Esta simple acción se verá reflejada en el medidor de karma que encontraremos en el menú de estadísticas y sentenciará nuestro destino.

Bad Dream Coma karma

En total habrá tres finales: bueno, malo o neutral. La existencia de múltiples finales añade al título un factor de rejugabilidad que aumentará las 2-3 horas de media que dura, si no nos atascamos demasiado en los escenarios claro.

Novela de terror interactiva

Seguramente el punto más fuerte de Bad Dream: Coma sea su apartado audiovisual. Su diseño artístico es de lo más original. La estética de ilustraciones dibujadas a mano en las hojas de un libro viejo, casan a la perfección con el ambiente macabro de todo el juego. Los pocos toques de color vendrán relacionados con elementos que llamen la atención, como la sangre de los cuervos que matemos o la nuestra propia. También cabe destacar el diseño de los estrambóticos personajes con los que nos cruzaremos en esta surrealista aventura.

Bad Dream Coma personajes

En cuanto al apartado sonoro, no encontraremos ninguna música. Los efectos de sonido cumplirán el papel de aportar personalidad al título. Casi siempre investigaremos los escenarios en silencio, a esperas de que de repente suene algún estruendo, graznido o sonido gutural. Estos ruidos repentinos acompañados de algún que otro jump scare aportan el toque de terror o nos meten en la ambientación.

En definitiva

Bad Dream: Coma es una original aventura gráfica que pretende llevar más el género point&click a consolas con su propuesta de terror onírico. Con unas mecánicas centradas en la exploración, pasaremos un buen rato observando todos y cada uno de los rincones de los niveles en busca de pistas. Es posible que este sistema de juego no sea apto para toda clase de usuarios, pero el estilo visual y el carisma que tiene harán las delicias de los amantes del género con macabros puzles, bizarros escenarios y personajes sacados de profundas pesadillas.

Bad Dream: Coma

9,99 €
6.5

6.5/10

Pros

  • La ambientación y los efectos de sonido
  • El estilo artístico dibujado a mano
  • Sus múltiples finales lo hacen rejugable

Cons

  • Los puzles y niveles pueden atascarse si no estamos habituados al género
  • Falta de narrativa
  • Las combinaciones de objetos no siempre resultan lógicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.