Awesome Pea nos brinda una experiencia clásica basada en la Game Boy en nuestras consolas de actual generación. ¡Arriba esos guisantes!

Una bofetada de nostalgia. Un puñado de buenos recuerdos. Un homenaje a nuestra infancia videojueguil. Todos estos términos pueden servir para describir lo vivido en Awesome Pea, el último proyecto desarrollado por Sometimes You y PigeonDev que nos brinda un viaje al pasado, a esos mágicos momentos con nuestra primera Game Boy y sus juegos fáciles de controlar pero con una dificultad muy bien ajustada. Si eres de aquellos que se dejaron los ojos en la pequeña portátil de Nintendo en los viajes en coche o en casa a escondidas cuando todo el mundo dormía, puede que tengas buenas razones para leer el análisis de este guisante saltarín.

Es increíble los sentimientos que afloran del interior de una persona utilizando técnicas que a día de hoy se encuentran desfasadas. Puede que haya gente que no sienta un respeto por el clásico monocroma verde de la Game Boy, pero en mi caso particular, son tantos los años vividos con aquella máquina (algunos en situaciones de salud algo delicadas) que simplemente contemplar el mapamundi me brinda reminiscencias de obras de culto como Super Mario Land 2. Son muchos los símiles que podemos encontrar entre videojuegos y seguramente cada uno tendrá los suyos personales, así que os invito a que veáis las imágenes o el tráiler de presentación para encontrar los vuestros.

La accesibilidad de los juegos antiguos solía ser santo y seña de aquella época (aparte de sus limitaciones técnicas, obviamente) y el estudio de Awesome Pea quiere recalcarlo con su título. Un doble salto será lo único que tendrá disponible nuestro rechoncho protagonista para sortear todos los peligros y obstáculos que saldrán a su paso a lo largo y ancho de los 25 niveles que existen. Eso sí, pese a lo sencillo de su control, completar cada fase no será tarea fácil, ya que un toque, caída, aplastamiento o cualquier otra incidencia nos hará reiniciar de nuevo la pantalla. Por suerte, quien tuvo retuvo, y quien haya degustado juegos clásicos de la consola portátil de Nintendo sabrá cómo lidiar todos los desafíos que el juego nos propone. Una experiencia con sus claros y grises que podremos completar en menos de dos horas si somos habilidosos con los saltos.

Awesome Pea se trata de un título de plataformas puro y duro, donde controlaremos a un “avaricioso” guisante con ganas de completar cada fase de las islas que componen el juego. Decimos el adjetivo “avaricioso” porque en su camino hasta el final del nivel tendremos una serie de monedas y diamantes para conseguir, que por cierto, de poco o nada sirven salvo por conseguir algún que otro logro. El doble salto será esencial si queremos permanecer con vida o llegar a zonas que de otra forma serían inaccesibles, pero el control es tan intuitivo y suave que pronto sabremos medir al milímetro cada salto ejecutado. En su paso por las “Awesome Islands” visitaremos todo tipo de localizaciones, aunque veremos cómo se repiten a partir de cierto punto de la partida. Junglas tropicales, descensos a cuevas, aventuras en el techo de un tren o escaladas a una torre que sobrepasa la altura de las nubes son ejemplos de lo que nos vamos a encontrar en el título. Lo que en un momento puede parecer un descubrimiento mágico y una vuelta a los orígenes, quizás se vuelva más gris debido a esa reiteración de estas localizaciones (y en ocasiones de mecánicas) pero como aquí lo importante es el reto intrínseco de cada fase, este factor queda en un segunda plano.

Lo que posiblemente pueda perdonar un poco menos es la progresión de dificultad tan irregular que presenta cada isla que visitamos. Hay fases que cuestan bastante completar debido a la ingente cantidad de disparos, trampas y monedas para recoger, aunque nos pasará en más de una ocasión que la siguiente pantalla es un “paseíto” sin ningún tipo de desafío. Este hecho se traslada completamente a las últimas fases, donde la dificultad tendría que dispararse y precisamente pasa justo lo contrario. Quizás es la pega más seria que le encuentro al juego (aparte de que no hay secretos ni recompensas cuando recoges todos los coleccionables) y espero que en futuras entregas, si es que las hay, subsanen este error y sometan a los jugadores avezados a un completo desafío “old-school”.

Entrando de lleno en su apartado gráfico, encontramos sorpresas muy gratas. La primera, y aunque a simple vista no lo parezca, es que Awesome Pea corre a 4K en Xbox One X. Lo que parece una tontería debido a que estamos tratando un producto hecho con pocos píxeles sirve de gran ayuda para dar más nitidez al título, y es que ver todo el juego en el mismo color puede llevar al despiste y no alcanzar a ver alguna que otra trampa oculta entre objetos y decoraciones varias. Otra de las sorpresas visuales que nos ha gustado es la posibilidad de incluir un efecto CRT sobre la pantalla que nos retrotrae ya no sólo a la época de nuestra querida Game Boy, sino a los salones recreativos donde sus máquinas exhibían esta distorsión tan típica del momento. Los temblores, desestabilización de la imagen y alguna aberración cromática no es que ayuden a nuestro protagonista, pero seguro que hay gente que le sacará partido. Por último, también tenemos la opción de agregar el efecto “tele de tubo”, que aporta a nuestras pantallas de última generación un toque más…vintage.

Aunque sin duda, para mí el plato fuerte se lo lleva su apartado sonoro. El estudio ha sabido sacar todo el partido a las melodías sintetizadas de la época y plasmarlas perfectamente en Awesome Pea. Tonos pegadizos, efectos combinados que sólo vivimos en aquel momento, y un ritmo repetitivo pero bien realizado es nuestro mejor acompañamiento para superar cada nivel. Ojalá pudiera ahora mismo enseñaros fragmentos que me han encandilado por su buena realización, pero como eso es imposible mediante un texto escrito, os recomiendo que busquéis algún gameplay y seáis testigos de esa maravilla.

Conclusión

Sometimes You y Pigeon Dev Games quieren con su título acercarnos a la gloriosa época de la flamante Game Boy original, y vaya que si lo consiguen. Con un control muy fino, esos gráficos tan particulares y una música tan acorde con la época, Awesome Pea es el candidato perfecto para aquellos que quieran recordar grandes tades de gloria con la portátil de Nintendo. No es erfecto, ya que aparte de una duración escasa, no hay secretos ni bonificaciones al completar todos los coleccionables, aspecto que le hubiese venido de maravilla al título para prolongar su vida de uso.

 

Awesome Pea

5.99€
8

Gráficos

7.5/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • Gran apartado sonoro
  • Los saltos de ejecutan a la perfección
  • Perfecto para recordar viejos tiempos con la Game Boy como compañera de viajes

Cons

  • Se antoja algo corto
  • Curva de dificultad irregular
  • No hay secretos, ni los coleccionables aportan algo