Que no os engañen las apariencias esponjosas de los héroes de Armello, nos encontramos ante un título profundo y denso para los amantes de los juegos de cartas y  dados.

Amantes de los juegos de mesa, fans de los dados y acérrimos de los juegos de cartas, seguro que vuestro interés por el título que analizaremos será mayúsculo debido a la mezcla que contiene Armello, la última apuesta indie del estudio League of Geeks que ya apareció de manera digital el año pasado, pero que ahora gracias a la distribución de Avance Discos lo tenemos en formato físico. Que no os engañen sus apariencias: pese a que el juego cuenta con un estética “Disney” por el diseño de sus personajes, nos encontramos con un título bien pensado, equilibrado y denso que nos hará disfrutar de partidas intensas en nuestra consola sin necesidad de desplegar el tapete en nuestra mesa del comedor ni con la obligación de invitar a nuestros amigos a un aperitivo como buenos anfitriones.

Traidores, usurpadores, avariciosos por el poder o adoradores del trono pueden ser unos pocos de los calificativos que podemos adjudicar a los héroes de Armello, los cuales tienen en su obligación la imperiosa necesidad de derrotar al Rey corrupto antes que aniquile el reino a su antojo. Esta corrupción que posee el monarca, y todos los desvaríos que están llevando al reino a la quiebra no han llegado de manera inesperada, sino que es fruto de la Putrefacción, un mal que puede padecer cualquier persona provocando que se envuelvan en delirios, malos actos y el deseo de hacer el mal. Nosotros, como una de las cuatro casas leales al reino, deberemos parar esta Putrefacción que afecta a nuestro rey de la mejor manera posible, jugando nuestras mejores cartas (nunca mejor dicho) dependiendo de las habilidades del héroe que hayamos escogido.


El tablero

La gracia principal de Armello es la posibilidad de jugar a un juego de tablero en nuestra consola, y en ese sentido el estudio League of Geeks ha hecho un trabajo magistral. Nosotros moveremos por turnos a nuestro protagonista por las diferentes casillas hexagonales presentes en el escenario, cada una de ellas con una característica particular que deberemos tener en cuenta. Por ejemplo, si nos movemos a una casilla de montaña, tendremos mayor defensa ante el ataque de un enemigo, pero nos quitará dos puntos de acción desplazarnos hasta allí. Los pantanos por un lado, nos quitarán un punto de salud si decidimos atravesarlo, mientras que si pisamos un circulo de piedras sagradas conseguiremos al instante ese punto de salud antes perdido. Bosques para ocultarnos, aldeas que nos proporcionan dinero extra, cuevas con varios premios (o castigos), trampas por el escenario colocadas por nuestros rivales… muchas son las opciones disponibles que harán cada partida diferente. Lo único malo a achacar es la reiteración del mismo mapeado, con el rey en su fortaleza en la parte central y todo el resto de héroes esparcidos por su periferia. Entendemos que esa es la manera más justa para todos los jugadores de la partida, pero podrían haber incluido alguna fase algo distinto para aportar un poco mas de variedad.

Por las ramas de Wyld, aquí vienen los héroes.

Muchos asemejan Armello a la serie Juego de Tronos por varios motivos, entre ellos las diferentes casas que están vinculadas a la corona, pero también se habla de las traiciones o usurpaciones que podremos hacer para ser el nuevo sucesor al trono. Bajo mi punto de vista, poco o nada que ver el juego con la aclamada serie, aunque sí que es cierto que cada héroe tendrá su forma particular de ganar relevancia en el tablero y pondrá en práctica sus estrategias gracias a sus puntos fuertes. Serán cuatro las clases representadas inicialmente en Armello, cada una asociada a un animal concreto, aunque más tarde podremos desbloquear nuevos aspirantes al trono. Los cuatro contendientes principales serán el lobo Thane, especialista en ataques cuerpo a cuerpo, la rata Mercurio, cuya habilidad con las cartas le hará sortear (y generar) peligros por el tablero, la conejita Amber, habilidosa en la hechicería y en la política del reino, y por último la osa Sona, la mayor rival frente a la Putrefacción.

Como veis, cuatro tipos de personajes muy diferenciados que harán que nos desenvolvamos de manera diferente en Armello, hasta tal punto que los caminos para derrocar al rey serán distintos dependiendo a quién escojamos. Lástima que no se profundice más en ellos, puesto que tienen un dibujado y una personalidad tan buena, que apetece saber más de ellos. De hecho, todo el trasfondo narrativo que nos presenta el juego se queda relegado a un segundo plano por la falta de esos nuevos niveles que antes citamos.


Los dados

Una vez explicada la base donde se cimienta el juego, pasamos a hablar sobre otro elemento muy importante en Armello, como son los combates o toma de decisiones, que se basaran en tiradas de dados. Cada héroe tiene un poder de combate que está representado por dados de 6 caras, los cuales tiraremos en los momentos de batalla otorgándonos diferentes acciones dependiendo de lo que muestren (aunque para resumir lo podríamos traducir como puntos de ataque y defensa). El estado de nuestro héroe, su salud y por qué no, la suerte en la tirada determinará el éxito en el combate y poder proseguir la aventura o empezar de nuevo desde la casilla de inicio (por suerte, nunca moriremos, aunque este retroceso al punto de partida puede hacernos perder un tiempo muy valioso que otros aprovecharán). Los peligros y trampas también se resolverán con dados, y para no caer en ellas, tendremos que realizar una tirada y tratar de conseguir que las caras de los dados coincidan con los iconos de la propia casilla. Al final, aunque la mecánica pueda resultar sencilla, resulta ser de lo más divertido, ya que nadie nos asegura la victoria y tendremos que pensar dos veces si queremos enfrentarnos a un peligro para recibir su recompensa, o si preferimos aguardar a otra ocasión.

Las cartas

Si nuestro héroe no tiene mucho poder de ataque (o dicho de otra forma, no tiene muchos dados) es posible que tenga que recurrir al engaño y a la sucesión de poder por una vía indirecta. Nos referimos a las cartas, que nos proporcionarán equipamiento, trampas o mejoras temporales para resistir en el tablero hostil de Armello. Puede que sea lo más agobiante de todo el juego, ya que existen tantas cartas que será casi imposible conocerlas todas (incluso al principio del juego desconoceremos para qué valen) aunque esta sensación se diluirá pasadas unas horas de juego. Aparte de otorgar este tipo de ayudas, podremos “quemar la carta” convirtiendo su verdadero poder en una de las seis caras del dado, siendo una estrategia muy útil para asegurarnos el ataque, defensa o elusión de la trampa de turno.

Conociendo cómo es el tablero, las cartas y los dados ya nos podremos hacer una idea de lo que vamos a encontrar en Armello. Es cierto que hay muchos, muchísimos más factores y variables en el juego (la putrefacción y cómo nos puede afectar, los cristales de Wyld, cómo entrar en la fortaleza del rey, compañeros que nos ayudarán en nuestra aventura, etc) pero sería explicar conceptos que es mejor descubrir por nuestra cuenta con el paso de las partidas. Unas partidas, por cierto, que nos pueden durar alrededor de una hora cada una si luchamos contra la IA, pero que pueden ser más duraderas si en vez de la inteligencia artificial del juego la sustituimos por otros tres amigos en su formato cooperativo.

Bienvenidos a este mundo lleno de luz y de color

Gráficamente tenemos cosas a favor y en contra. Por un lado, las animaciones del juego son bestiales, con un resultado que nos puede recordar a cualquier película clásica de dibujos animados y que nos hace interesarnos por la historia de Armello desde el primer minuto. Por otro lado, pese a que no llega a ser mal resultado, el aspecto gráfico cuando nos ponemos a jugar baja considerablemente respecto a las secuencias animadas. Eso no quiere decir que se vea mal, ya que seguimos contando con esa buena caracterización de los personajes, un entorno super colorido y lleno de detalle (incluso aunque sea de noche). En algunos juegos por turno ocurre que la IA tiene que pensarse mucho sus próximos movimientos, haciendo los cambios de turno monótonos y algo aburridos, pero por suerte ese factor no sucede en Armello siendo todo mucho más fluido (es más, tenemos opción para saltarnos los movimientos del rival).

La banda sonora tampoco es mala, y como buen juego donde tenemos que pensar nuestros movimientos, simplemente hará la función de acompañamiento para no distraernos demasiado. Eso sí, tenemos buenas noticias y es que los textos ya están en nuestro idioma, y os aseguro que se hace casi imprescindible a la hora de leer los tutoriales que se irán sucediendo. Habrá voces en inglés, pero tan escuetas que prácticamente no notaremos que están ahí.

 

Conclusión

Armello podría ser el juego de mesa portado a consolas con mayor acierto hasta la fecha. Su equilibrio ideal entre los dados, las cartas y el mapeado hexagonal lo hacen muy completo (y algo denso al principio) pero una vez que se coge el truco, viviremos partidas de lo más interesantes. Además, gracias a la variedad de héroes y su acción por turnos, puede ser disfrutado de manera cooperativa junto con otros tres amigos. Un buen trabajo por parte de League of Geeks que vivve una segunda oportunidad gracias a su lanzamiento en físico por parte de League of Geeks.

Armello

29,95€
Armello
8

Gráficos

8.0 /10

Sonido

7.5 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Duración/Diversión

8.5 /10

Pros

  • Gráficos vistosos y coloridos
  • Mecánicas diferentes
  • Como jugar a un juego de mesa con amigos

Cons

  • Falta profundidad narrativa
  • Echamos en falta mas modos de juego
  • Complejo al principio