Claramente inspirado en los títulos de batallas aéreas de los 80, Aircraft Evolution llega a Xbox One.

Hace muchos años, los juegos 2D de desplazamiento lateral en los que manejábamos una aeronave, ya fuera espacial o un avión de todo la vida, e íbamos acabando con nuestros enemigos eran una constante. Títulos como Aerofighter o 1944: The Loop Master eran el pan de cada día en los años 80. Sin embargo, en los años 90, con la llegada de las nuevas consolas y el avance que eso supuso, se pasó del clásico estilo gráfico 2D al cada vez más popular 3D. Títulos como Falcon 4.0 o Dogfight supusieron un soplo de aire fresco para el género, abriendo el camino para juegos que vendrían después y que todos conocemos como Ace Combat o Microsoft Flight Simulator, estandartes del género en los años 2000. Sin embargo, en pleno año 2020, los chicos de Satur Entertainment quisieron revivir la dorada época del género con este Aircraft Evolution, un juego muy inspirado en los videojuegos del pasado, tanto por su estética, manejo y estilo gráfico. Por desgracia, Aircraft Evolution peca de una jugabilidad no del todo depurada y un sistema de progresión bastante mal baleanceado que nos deja a las claras que estamos ante un título que seguramente funcione bien en móviles, pero no en sistemas de sobremesa. 

Aircraft Evolution se podría definir como un Aerofighter que ha sido mejorado para poder ser lanzado en pleno año 2020. Aunque nada más ponernos a jugar nos invade una sensación de nostalgia pura, el juego cuenta con diseños y entornos totalmente renderizados y detallados, en lugar de usar los clásicos pixeles en “crudo” que hemos visto en otros juegos. No estamos ante un juego que gráficamente sea la panacea, pero es de agradecer que este apartado esté “bien”

La base del juego es bastante básica y nos recordará bastante a aquellas tardes que pasábamos en los recreativos del pueblo gastándonos la paga. Las misiones serán básicamente introducirnos con nuestro avión en un territorio enemigo y destruir todas las unidades enemigas que veamos o todos los objetivos de la zona. Podremos acabar con todos ellos lanzando bombas o disparando con la ametralladora, así como llevando la destrucción máxima con cohetes recargables. A medida que completemos los niveles, ganaremos dinero para poder para comprar nuevos modelos de aviones o mejorar las estadísticas de cualquier nave que poseamos. 

Tardaremos un buen rato en acostumbrarnos a los controles de Aircraft Evolution, sobre todo con los primeros aviones del juego. Utilizaremos el joystick izquierdo para decidir la dirección del avión por los escenarios, ya sea para arriba, para abajo o a los lados. Sin embargo, este sistema de control no siempre funciona bien y veremos como nos estrellamos por accidente contra otros aviones o contra el suelo más de lo que querríamos. Esto mejora ligeramente con la compra de aviones más avanzados tecnológicamente, pero incluso cuando controlamos estos nos da una sensación de lentitud e imprecisión que nos acompañará durante toda la aventura.

El juego nos obsequia con una gran cantidad de modelos de aviones diferentes para desbloquear mientras jugamos. Por desgracia, el sistema de progresión está bastante mal baleanceado, hasta el punto de que podremos desbloquear el último de los aviones antes de llegar a la mitad del juego. Esto puede parecer divertido al principio, pero si te paras a pensarlo aquí se acaba la progresión y el juego básicamente, ya que no habrá más contenido por desbloquear más allá de este punto. Esto le quita toda la gracia y hará que nuestras ganas de seguir jugando decaigan.

Los niveles de Aircraft Evolution también son bastante repetitivos, incluso cuando el juego ofrece a los jugadores diferentes objetivos. Esto se debe en gran medida a que apenas hay variedad en los escenarios y a que los objetivos al fin y al cabo siempre son los mismos. Al final todo se resume en disparar y destruir todo lo que veamos, sin aportar una pizca de estrategia o algo que nos mantenga queriendo jugar más. En cuanto al apartado sonoro cumple con su contenido, con los clásicos sonidos de explosiones o disparos de las 8bits, pero sin ser nada reseñable. El título está completamente en inglés.

Aircraft Evolution quiere “comernos la oreja” con su particular estilo inspirado en los juegos de los 80 y, para ser sinceros, esto funciona bien durante los primeros compases. Lamentablemente, los controles fallan más de lo que nos gustaría, los entornos y los objetivos se hacen tremendamente repetitivos y el sistema de progresión decide darse por finalizado todo a mitad del juego.

Aircraft Evolution

9,99€
5

GRÁFICOS

6.5/10

SONIDO

5.0/10

JUGABILIDAD

4.0/10

DURACIÓN/DIVERSIÓN

4.5/10

Pros

  • Gráficos pulidos
  • Los primeros compases se hace divertido
  • Buena variedad de naves

Cons

  • Mal ejecución en los controles
  • Sistema de progresión mal implementado
  • Se hace repetitivo a las pocas horas
  • Da la sensación de ser un juego para móviles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.