Akira y Las Ramblas

Aeon Drive es un juego Run & Gun de plataformas en 2D con ambientación cyberpunk desarrollado por 2Awesome Studio, un estudio noruego/español que, a modo de alegoría con su nueva obra, sabe trabajar muy bien la mezcla frío-calor. Este nuevo trabajo es un compendio de todo lo que odia (entiéndase como epíteto buenrollero) quien suscribe estas líneas: velocidad, escenarios diseñados como laberintos, saltos de precisión milimétrica y una implacable cuenta atrás. De infarto. Tal vez se deba a que me estoy haciendo mayor, pero este tipo de aventuras son las que se disfrutan mucho más, creo, cuando estás en esa edad en la que chorreas adrenalina solo con estornudar.

Historia

Neo Barcelona es una ciudad futurista en la que tendrá lugar nuestra aventura. Jackelyne es un exploradora de otra dimensión que sufre un accidente durante su viaje y viene a dar a este planeta. Claro, su vehículo quedó dañado y los cinco núcleos que portaba han quedado esparcidos por toda la ciudad, generando una serie de problemas que, de no ponerles remedio, podrían acabar afectando al mismo planeta.

El remedio, por supuesto, es Jackelyne, que solo tendrá 30 segundos para estabilizar todo el daño causado por su nave. Estabilizar viene a ser… evitar que exploten los núcleos y se líe bien gorda. Sin embargo, Jackelyne no estará sola, pues contará con la ayuda de una inteligencia artificial llamada VERI, cuya habilidad consiste en hacer retroceder el tiempo lo justo para que los núcleos no lleguen a explotar. De ahí el asunto de los 30 segundos.

Desde aquí se ven bien los Neo Guiris y la Neo Barceloneta.

Jugabilidad

La campaña de Aeon Drive cuenta con 100 niveles repartidos en 10 capítulos. Su dificultad será progresiva, y os aseguro que tiene mucha. Al menos, la suficiente para los amantes de los retos frenéticos en los que, más que pensar, hay que actuar.

Durante 30 segundos, Jackelyne deberá avanzar por escenarios en 2D y sortear numerosos peligros en forma de trampas o enemigos, directamente. Tendrá que atacar, saltar, retroceder, tomar impulso y teleportarse con su daga, uno de los accesorios más importantes de la aventura. Bostezar sin haberlo calculado con anterioridad puede costarte la vida.

Investigar un poco en los escenarios nos llevará a conseguir una especie de cápsulas temporales que, una vez reunidas cuatro de estas, nos permitirán obtener unos segundillos extra de tiempo. ¡Nada mal! Esto es muy importante, pues el verdadero reto de Aeon Drive no es terminar el juego, sino humillar a otros jugadores rompiendo sus mejores tiempos. Un factor clave a la hora de rejugar el videojuego.

Cyberbarna 2077 (Hell on Earth).

Hay niveles realmente complejos, repletos de obstáculos, y en otros encontraremos coleccionables para que nos hagamos con ellos, o no. El tiempo apremia. Sin embargo, más que ciertas trampas o paredes truculentas, uno de mis mayores problemas a la hora de sortear las plataformas y barreras ha sido la complejidad a la hora de lanzar la daga en las diagonales (las del mando, no la de Barcelona). Quizás se deba a mi falta de reflejos y precisión, o puede que no. No lo sé. El caso es que he perdido la paciencia varias veces, y esa sensación, más que producirme el cosquilleo típico de todo reto, me ha molestado sobremanera, por lo que apartaba el mando al instante y me alejaba del televisor bastante quemado. No obstante, eso no es malo. Un videojuego que provoca sensaciones es un BUEN videojuego.

En Aeon Drive podremos jugar en solitario, cooperativo o incluso en un modo competitivo de cuatro jugadores tanto de manera local como online. Esto le añade cierta sustancia desafiante que hará las delicias de los más competitivos.

Apartado artístico

El juego es precioso. Posee un diseño pixel con una fluidez de movimiento que, en un inicio, me recordó bastante a otro juego llamado Iconoclast. Los enemigos se mueven de manera muy realista, y el aroma, en general, del juego es aquel de la old school, lo cual me ha gustado a medida que pasaba las horas jugando. La música es adictiva y cañera, electrónica, y bien podrías usarla en tu lista de música para disfrutar de ella fuera del juego. Muy destacable.

A tope con el molonismo.

En resumen

Aeon Drive es una gran apuesta, no lo dudes. Engancha y está rebosante de adrenalina, a la espera de que unos nervios de acero le echen el guante. Muy buenas mecánicas de juego y un personaje carismático que hará que nos preocupemos constantemente por su seguridad durante nuestro viaje.

Sin embargo, como guionista, he echado mucho de menos profundizar narrativamente en todos los aspectos de la obra. Motivaciones, desarrollo de personajes y todo eso que parece banal en un producto, a priori, de mero entretenimiento (véase aquí mi artículo sobre ello). Es una pena, porque he perdido el hilo de la historia muy rápido. Y, en cierto modo (lo reconozco), tampoco me ha importado, porque en este juego lo que se busca es el reto y la más pura y frenética diversión.

Y lo consigue. Ya lo creo.

Aeon Drive

14,99 €
8

8.0/10

Pros

  • Frenético y desafiante
  • Apartado visual precioso

Cons

  • El control se hace difícil en ocasiones
  • Llega un momento en el que no importa mucho la historia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.