En nuestro país se die que “la abuela fuma”, pero en A Winter’s Daydream lo que sucede es que la abuela rejuvenece 60 años. ¿Estás dispuesto a ser testigo?

El enigmático mundo de las novelas visuales. He de reconocer que en muy pocas ocasiones me he introducido en estos terrenos llenos de frases e imágenes estáticas, y las veces que lo he hecho, han sido de manera indirecta con juegos que pretenden recoger parte de la esencia del género. Ejemplos como Persona 4 Arena, 999 Hours o cualquier titulo de la saga Ace Attorney son títulos que recogen la esencia de lo que hoy estamos analizando. A Winter’s Daydream es una “visual-novel” pura y dura, para bien y para mal. Las críticas se escucharon el año pasado entre los jugadores de PC alabando a un producto que sabia atrapar por su narrativa y el mensaje que transmitía ¿Merecerá la pena su adquisición en consolas?.

Cuando digo “mundo de las novelas visuales”, de verdad me quiero referir a “mundo de las novelas visuales”. Escarbando un poco en su superficie, vemos que existe un recorrido extenso y mucha gente experimentada en este tipo de propuestas. Hay incluso fans de los autores, entre ellos la persona encargada de escribir la historia de A Winter’s Daydream, cuyo alias es ebi-hime. Esta escritora (o guionista, no sé muy bien como definirla)  está especializada en el desarrollo de historias con el motor de videojuegos Ren’py, (frecuentemente usado en novelas visuales) y con una personalidad basada en tramas emotivas y sensibles. Debido a su marcado estilo, no son pocos los fans que devoran (literalmente) todas sus obras. Esta personalidad la vemos trasladada al juego que estamos analizando, y aunque todo parezca una “japonesada” que solo va enfocada al amante de las situaciones inverosímiles y lo absurdo, lo cierto es que a lo largo de sus 3 o 4 horas de lectura encontramos diferentes temas de corte más adulto y serio.

En A Winter’s Daydream encarnaremos a Yuu, un chicos de 20 años que vuelve a su pueblo natal después de pasar ocho meses estudiando en la gran ciudad. La vuelta a casa hace que se reencuentre con sus padres y su hermana Otome, con quien tiene una relación amor/odio bastante marcada. El motivo del regreso al calor de su hogar es debido a la celebración del año nuevo, festividad donde se potencia la unidad familiar y las tradiciones mas antiguas. La soledad que ha vivido Yuu durante su estancia en la ciudad hace que sienta mas empatía por la situación de su abuela, que vive sola en una aldea prácticamente incomunicada por lo que decide aprovechar uno de sus días de vacaciones navideñas para ir a visitarla. Lo que encuentra allí le deja completamente descolocado, ya que su propia abuela ha rejuvenecido por arte de magia, siendo de nuevo una chiquilla de 16 años dispuesta a comerse el mundo. Esta situación, pese a lo fantasioso que puede llegar a ser, es un hilo conductor idóneo para tratar temas muy interesantes como la vida y la muerte, el olvido a las personas mayores o los sentimientos que generan la soledad, entre otros que iréis descubriendo vosotros mismos a medida que prosigáis con la aventura.

A Winter’s Daydream es una novela visual pura y dura. No hay toma de decisiones, no hay varios arcos argumentales según lo que elijamos, no hay mini-juegos…no hay nada. Este hecho no implica que el juego sea malo, pero hay que advertir que el título es una especie de relato digital donde las palabras e ilustraciones se van sucediendo hasta llegar al final de la aventura. Cualquier atisbo de emoción, intriga o sentimientos no va ligado a nuestras acciones como jugador, sino a lo que estamos leyendo en pantalla. Aquellos jugadores que no dominen el inglés de manera escrita puede que no conecten del todo con esos sentimientos que ofrece la propuesta de ebi-hime, básicamente porque requiere un nivel moderado/alto ya no solo para entender la trama, sino para ser partícipe de todo lo que sucediendo en la historia.

Que sea una visual novel sin más pretensiones que las de leer mientras todo se decora con ilustraciones de estilo anime no quiere decir que se libre de una revisión a su apartado gráfico. Se nota que es un juego de corte independiente, muy independiente. Los dibujos de personajes se repiten, los escenarios son siempre los mismos (y desde el mismo plano), hay ilustraciones hechos por un autor y otras elaboradas por otro dibujante diferente… un lío. Al final, esa falta de dibujos corta una parte importante de diversidad, que a su vez repercute en el conjunto global de A Winter’s Daydream.

 

Conclusión
No tenemos muchas novelas visuales puras y duras en nuestra consola.  Ebi-hime se atreve a dar el salto con una de sus obras en Xbox One… pero el resultado no es el esperado. A Winter’s Daydream basa su diversión en la lectura, y si todo el juego viene en inglés, serán muchos los que no le den una oportunidad (y con razones de peso). Además, las ilustraciones que acompañan la historia tampoco brillan a buen nivel, siendo repetitivas y en ocasiones bastante genéricas dentro del estilo anime en el que se mueve. Lastima que estos factores no estén cuidados, porque la trama, personajes y descripción de los lugares brillan a muy buen nivel.

A Winter's Daydream

5.99€
5.1

Gráficos

5.5/10

Sonido

5.0/10

Jugabilidad

4.5/10

Duración/Diversión

5.5/10

Pros

  • Historia profunda y llena de matices
  • Hay pocos juegos de este estilo en nuestras consolas

Cons

  • Ilustraciones pobres y genéricas
  • Completamente en inglés
  • No hay interacción por ningún lado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.