Acompaña a dos hermanos que tendrán que aprender a entenderse, a luchar contra una plaga letal y la mismísima Inquisición

Asobo Studios al fin se ponen un gran reto por delante con este A Plague Tale: Innocence, acostumbrados a trabajar como estudio de apoyo de títulos como Recore, Zoo Tycoon y algunos más de Disney Pixar . Así pues, bajo el manto de Focus Home Interactive se trata de su proyecto más ambicioso hasta la fecha y una prueba de fuego para ver si este equipo galo tiene lo que hay que tener para entrar a lo grande en el panorama actual de grandes videojuegos.

La idea de A Plague Tale: Innocence les vino, según ellos, por una historia que aún a día de hoy sigue fascinando a historiadores y científicos, sobre el origen de la peste negra en la Francia de siglo XIV. EL núcleo de la historia transcurre en el reino de Francia, con una familia real que vive en paz pero que pronto se ve anegada por una terrible enfermedad que no tiene cura e invadida por un enjambre de proporciones catastróficas de ratas hambrientas.

Los protagonistas, Amicia y Hugo, pertenecen a la realiza, la familia De Rune, que pronto recibirá la visita inesperada de dos siniestros frentes. La Inquisición, con su líder Vitalis y su cruel ejército buscan desesperadamente a Hugo De Rune, por motivos que su hermana desconoce y dejan a su paso muerte y destrucción. Y por otro lado, una misteriosa plaga de ratas voraces que no tienen piedad de ningún ser vivo que esté a su alcance.

De pronto, la joven Amicia tendrá que hacerse cargo de su pequeño y enfermo hermano Hugo, que padece una grave enfermedad, y escapar de su casa lejos de la ahora extinta protección de su familia, de sus privilegios como aristocracia y con la única ayuda de su honda como defensa contra todo un ejército. No será fácil, pues tendrá que proteger a un pequeño con unos síntomas que se agravan por momentos, muchas preguntas y sobre todo, sobrevivir a dos ejércitos a cual más despiadado.

Una vez puestos en antecedentes y según vamos avanzado en la historia, sabemos por qué ese “Innocence” del título, pues nuestra protagonista tendrá que madurar a la fuerza, perdiendo poco a poco esa inocencia con tal de sobrevivir y proteger a Hugo. Se nota en cada acción que tomamos como Amicia se va transformando contra su voluntad en una valiente guerrera, en madre a la fuerza y sobre todo en adalid de una lucha contra la injusticia de la Inquisición.

Pero Amicia no lo tiene fácil, pues como ya hemos comentado nuestra única arma será una honda para lanzar piedras, pero eso no es todo. Nuestra joven protagonista, en la búsqueda de ayuda para la afección de su hermano, ya que su madre es la que se encargaba de él y le encomienda que encuentre a un alquimista que podría ayudarle.

El tema de la Alquimia se trata de manera excepcional por parte del estudio, pues es una práctica de la época medieval que trataba de dar solución a problemas que la ciencia o medicina no podían abarcar en dicha etapa de la historia. Así, se introducen nuevas mecánicas jugables, porque a parte de lanzar piedras para distraer a los soldados, podremos encender braseros u hogueras,extinguir fuegos, dejar K.O. a los soldados cogiéndolos por sorpresa (aunque habrá que acercarse mucho), provocar llamaradas poderosas y mucho mas. Con todas estas mecánicas se pretende dar variedad a las habilidades de Amicia, que poco a poco, y con ayuda de algunos aliados que iremos encontrando, se convertirá en una guerrera muy versátil.

En la versatilidad de las mecánicas está la clave de una jugabilidad variada, la cual nos da la oportunidad de hacer ciertas partes de los capítulos de varias maneras, ya sea optando por el sigilo, usar el entorno en nuestro favor, o acabar con los guardias nosotros mismos. Tú eliges, puedes ir en silencio usando tácticas para no ser detectado, dejando con vida a los enemigos o acabando con ellos de varias formas. En este aspecto he de reconocer que tenía un cierto miedo al ver algún que otro tráiler del juego, pues llegué a pensar que sería repetitivo y aburrido, pero gracias a todas estas habilidades he disfrutado de un juego muy divertido, que me ofreció grandes dosis de tensión, satisfacción e incluso miedo. Incluso hay partes del juego donde los desarrolladores han puesto mucho mimo y cuidado, como por ejemplo en las reacciones de Amicia al tener que matar a los soldados, ya que cuando ella se va fortaleciendo, se nota en sus propias palabras esa rabia contenida que desata cuando acabamos con varios soldados a la vez.

Hablando de los otro enemigos, la auténtica pesadilla del juego son las ratas, que, aunque no hablemos de ellas en profundidad, son una de las mecánicas mejor cuidadas del título. Auténticos enjambres de ratas voraces que devoran todo a su paso con dos únicos puntos débiles: la luz intensa y el hambre. Habrá que jugar con el fuego, la luz y esa hambre insaciable para alejarlas o distraerlas. Por ejemplo, podremos destruir o apagar ciertos focos de luz como faroles que portan los soldados para que los ataquen, dejar caer carne que hay colgadas en las paredes o sitios altos para que se distraigan con la comida y demás.

Las antorchas son muy escasas, aunque al portarlas no se podrán acercar a nosotros y no se apagan. Al contrario que ocurre como en ciertas situaciones que podremos recoger un palo (le viene al pego la frase “palos y piedras” al título) y prenderle fuego para fabricarnos una fugaz antorcha. Si, se apagará en unos segundos, así que habrá que llegar a un punto de luz para seguir el camino antes de que se extinga esa llama.

Pero todas estas habilidades, obviamente requieren de recursos, pues Amicia necesita de un inventario que gestionar para fabricar munición con las fórmulas alquímicas que va obteniendo, y aquí entra en juego la exploración de los escenarios por donde nos movemos. A Plague Tale: Innocence es una aventura lineal, pero que nos permitirá movernos por sus caminos en búsqueda de esos bienes, además de coleccionables, curiosidades y otros ítems que nos contarán la historia de los hermanos, de su familia y alguna que otra curiosidad, como por ejemplo un artilugio que servía para corregir la vista; los antecesores de las gafas actuales.

Estos objetos serán muy variados, como rocas (lo más común que encontraremos), azufre, salitre, alcohol, cordel, pieles etc. Con ellos podremos fabricar todas estas armas que usaremos según requiera la situación, pero también se utilizarán para mejorar tanto las habilidades de Amicia con la honda, como la capacidad de fabricar o acarrear objetos. Estas mejoras se harán en mesas de trabajo que estarán repartidas por los distintos enclaves del juego, y requerirán de muchos elementos para alcanzar la perfección, así que no os cortéis a la hora de explorar, pero también sed cautos a la hora de fabricar municiones, pues quizás más adelante nos pueda hacer falta.

Otra mecánica interesante, es que como vemos en los distintos videos que ha publicado Asobo Studios sobre el juego, tendremos que llevar de la mano a Hugo, el cuál se asusta con facilidad. Si lo dejamos solo, éste se asustará si nos alejamos lo suficiente y durante un tiempo determinado, empezando a gritar para que volvamos con él, así que habrá que gestionar muy bien cómo hacer esto de dejarlo solo. En cambio, si nos acompaña algún aliado podremos dejar a nuestro hermano a su cuidado. A estos acompañantes podemos dar órdenes, como activar palancas, abrir puertas o derribar enemigos, y esto está integrado en la resolución de puzzles.

Cambiando de tercio, el sistema de alerta de los soldados no difiere mucho de otros videojuegos, mostrando sobre ellos un icono con varios niveles de atención, que van desde el despiste, a la curiosidad, la búsqueda o la alerta total que les hará perseguirnos.

En cuanto al combate, tendremos varias opciones además de lanzar piedras mientras los soldados están despistados. El combate cuerpo a cuerpo no es recomendable, pero es en ocasiones inevitable, y podremos esquivar los ataques de los guardias. Dependiendo del tipo de armadura que porten,, si tienen yelmo o no, podremos acabar con ellos con más o menos facilidad, de ahí la variedad en munición para la honda. Es más, algunos enemigos que usen armaduras o armas más pesadas, si fallan su estocada pueden tardar unos segundo s en incorporarse, pudiendo así nosotros aprovechar para atacar.

Quizás aquí una de las principales pegas del juego, pues la IA no está muy conseguida en ocasiones, ya que entre que algunos se quedan dando espadazos al suelo pese a que los esquivemos, o nos vean claramente y no se alerten demasiado.

Y otra de las “pegas”, que no si serán tal, es la rejugabilidad, que únicamente podremos tener si elegimos capítulos anteriores para buscar coleccionables sobre escribiendo la partida actual. Cierto, no hay, como hoy se llama comúnmente backtracking, así será una historia con un principio y un final. Pero esto no es necesariamente malo, al menos para mí, pues me gusta disfrutar cuando me quieren contar una historia y no perder el hilo haciendo misiones secundarias de recadeo o pululando por los mapas sin ningún control, lo cual puede hacer que nos saquen de la trama principal muy fácilmente.

En cuanto a la duración, dependiendo de cómo resolvamos los puzzles, de cómo afrontemos las situaciones o bien de cuanto queramos explorar en busca de recursos o coleccionables, así nos podrá durar el juego. En términos medios, siendo algo curioso y fracasando en algunas situaciones, podemos hablar de una duración media de 10 horas, aunque si queremos lograr el 100% del juego, nos llevará alguna que otra más. A mi no se me ha hecho corto en absoluto, pues consta de 17 capítulos y no son cortos, pero no quiere decir que se me haya hecho pesado; todo lo contrario, ha sido toda una gozada. Tampoco hablamos de un juego difícil, ni en cuanto a manejo, ni en resolución de puzzles ni en el avance de la historia; e incluso podríamos hablar de que es un tanto fácil. Tan solo podríamos añadirle algo de dificultad desactivando la puntería semiautomática, la cual ayuda bastante y el HUD inmersivo, lo que no nos mostraría ayudas del juego haciendo la experiencia más realista dentro de lo que cabe.

Y por último vamos a hablar de la experiencia audiovisual que es A Plague Tale: Innocence, la cual ofrece unos gráficos preciosistas, una ambientación de la época medieval y en concreto esa región francesa. Además, se puede ver en cada rincón de los escenarios que recorremos, la mella que ha causado tanto la enfermedad como la plaga de ratas, llenando los pueblos y caminos de cadáveres de humanos y animales. Una exquisita ambientación a la que solo se le puede poner una pega en lo técnico, pues la imagen (se supone a 30 FPS) tiene algo de tearing, y aunque se ha corregido en una actualización, no tiene la suavidad necesaria cuando giramos la cámara, mostrando un rendimiento regular a ratos.

Otro protagonista del juego es el uso de la luz y la oscuridad, que está tan bien hecho que a veces hace duda de si estamos jugando y viendo una película de animación. La luz de las antorchas o faroles, el fuego la luz del día y la oscuridad tienen mucho más protagonismo del que hubiera imaginado lo que te mete de lleno en la acción del juego.

En cuanto al sonido, el titulo tiene una banda sonora excelente, que recrea fielmente la música medieval y que ambienta a la perfección cada situación de exploración, tensión, combate y oscuridad. Los sonidos y efectos especiales están muy conseguidos, imitando a la perfección lo que suena a lo que debería escucharse en la realidad.

Lamentablemente el juego solo vienen localizado al español, pues las voces solo las encontraremos en inglés, francés y alemán. El inglés, al ser Asobo un estudio francés suena algo forzado y no nativo, por lo que recomiendo el idioma natural de los desarrolladores que suena bastante mejor. Pero por lo demás se deja jugar bastante bien, pues los subtítulos son bastante grandes y duran lo suficiente para entender bien la situación.

En conclusión, A Plague Tale: Innocence es una de esas historias necesarias en los tiempos actuales de los videojuegos. Una de esas historias bien contadas, ambientadas de manera sobresaliente y con una jugabilidad muy equilibrada para disfrutar como nunca de los títulos para un solo jugador. Asobo ha debutado de manera excelente con su primer título grande y seguramente, como queremos más de uno, Microsoft se fije en este estudio francés de cara a tener gente con talento para hacer juegos propios.

A Plague Tale: Innocence

49.99€
9.1

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

8.5/10

Historia

10.0/10

Pros

  • Visualmente cautivador
  • Ambientación sobresaliente
  • La historia muy bien contada
  • Los personajes

Cons

  • La IA enemiga
  • Se puede hacer corto si vamos al grano
  • La rejugabilidad