Análisis de Chronos: Before the Ashes, una fantástica precuela con ritmo propio

Me hallo hoy aquí para hablaros de Chronos: Before the Ashes, la fantástica precuela de Remant from The Ashes. En Gunfire Games está claro que el talento deslumbra, y por eso este nuevo juego sabe brillar con luz propia mientras altera todas las reglas que nos presentó el juego original. En el siguiente texto voy a explicaros el giro de tuerca y las referencias que usa el título para construir su laberinto y aventura. Lo diré sin miedo, igual que la última vez, podríamos estar ante uno de los tapados del año.

Lo primero que nos viene a la mente con Chronos: Before de Ashes es el género Souls, debido a que Remnant from the Ashes se basaba en éste, pero con armas de fuego. Sin embargo, lejos de ser otro clon a medio gas, este título sabe desmarcarse y apostar por otras referencias igualmente potentes. Si bien estamos ante un action rpg, no tenemos una barra de estamina que limita todo movimiento. Más bien es un indicador que limita la cantidad de sprint y la resistencia con el escudo ante los ataques. Atacar o esquivar no consume energía. Sin embargo, el propio ritmo táctico del juego impide atacar de forma incesante, la victoria se alcanza observando y contrarrestando a los enemigos.

Supervivencia en tiempos aciagos

Por otra parte, las pociones son limitadas y hay que encontrarlas. Si las consumimos para curarnos no las podremos recuperar hasta morir, por lo que el factor supervivencia toma otro cariz cuando debemos decidir si curarnos o aguantar un poco más a riesgo de morir. No obstante, si subimos de nivel nos curaremos por completo, por lo que ser táctico e inteligente a la hora de asumir riesgos será la clave de nuestra supervivencia. Por suerte, no es un souls al uso, por lo que Chronos: Before the Ashes ofrece selector de dificultad desde fácil a difícil.

No hay demasiadas armas, pero si se sienten muy diferentes entre ellas. Así pues, entre hachas, lanzas, espadas y más, podremos escoger que estilo se acoge mejor a nuestra forma de jugar. Además, las armas están pensadas para funcionar con builds diferentes. Para que nuestro personaje crezca en poder, debemos subir de nivel e invertir los puntos que nos den en mejorar las estadísticas. Fuerza, agilidad, arcano y vitalidad son nuestras opciones, y su combinación genera diferentes estilos de juego. Es decir, si mejoramos la fuerza incrementará la energía para bloquear golpes y el daño con armas lentas. Mientras que si mejoramos la agilidad será nuestra capacidad para evadir y el daño con armas rápidas el que mejore.

Quizás la parte clave de todo este sistema de crecimiento se basa en que “realmente crecemos”. Al morir volvemos al último punto de control, y no solo eso, también envejecemos un año. Cada 10 años de vida transcurridos tenemos derecho a escoger una ventaja, la cual se ramifica en otras en la próxima década. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues si nos hacemos demasiado mayores se nos bloqueará la posibilidad de seguir mejorando nuestra agilidad, fuerza o vitalidad (cosas de la edad). Además, es interesante ver como nuestro protagonista se hace mayor a cada muerte. Realmente se ve una evolución física desde el inicio con 18 años hasta los 80.

Este punto limita el creador de personajes, dado que solo podemos escoger hombre o mujer. Supongo que es más sencillo diseñar un sistema de envejecimiento visual si los modelados son concretos. Este concepto del envejecimiento, sumado al apartado visual y el combate medieval con poderes me ha hecho pensar mucho en Fable. Ya sabéis, decisiones que repercuten en el tiempo, diferentes formas de construir al héroe y una gesta épica por delante. No obstante esta no es la única referencia del mundillo, pues el mapeado está diseñado como un gran laberinto que recorremos entre idas y venidas, como las aventuras de cierto héroes de ropajes verdes.

El héroe de los ropajes verdes se hace mayor

La aventura comienza en unas instalaciones como las de Remnant from the ashes. Una leyenda, un malévolo dragón y una humanidad que se desarrolla sobre las ruinas de la antigua civilización. Aun falta para que los humanos recuperen la capacidad para usar armas de fuego, pero ya se buscan la vida. La raíz aun no ha llegado a su mundo, pero otro mal acecha y hay que acabar con él. Con esta premisa reactivamos la piedra que nos permite llegar al mundo krell y recorrer el castillo de un alicaído rey.

The Legend of Zelda sale a la palestra. El castillo es como una mazmorra llena de puertas, cierres y atajos. Sin embargo no hablamos de llaves pequeñas y puertas con barrotes, en este caso estamos ante acertijos, objetos que dan acceso a otros objetos y cierres que se abren al encontrar la clave correcta. Si el combate no es suficiente reto, con el diseño de puzzles y el intrincado mapa tenemos un buen batido para alimentar nuestros cerebros. La observación, el ingenio y la creatividad van de la mano de la habilidad en combate en este juego.

Como todo action rpg, Chronos: Before the Ashes ofrece una serie de enfrentamientos contra jefes. Estos enemigos presenta un reto mayor que la media y mecánicas únicas. Cabe decir que no son tan originales o llamativos como los que teníamos en Remnant from the Ashes, aunque cumplen holgadamente en diseño y entretenimiento. Cabe decir el jefe final sabe a poco teniendo en cuenta lo que ofrecía el juego anterior. Es posible que el diseño laberíntico y el reto explorable fuesen más importantes para el estudio que el propio combate cuando diseñaron este juego. No es que el combate sea testimonial, realmente es divertido, pero no parece el atractivo principal de la aventura.

Conclusión

Chronos: Before the Ashes es una fantástica precuela que apuesta por nuevas vías jugables y otro tipo de retos. Lejos del diseño procedural, este juego tiene cada mapa hecho al dedillo para que cada pieza encaje a cada paso. Si bien el combate es dinámico y cumple, no es tan extraordinario como me esperaba. La aventura tiene una duración relativa a nuestra capacidad para resolver los acertijos, puesto que el combate tiene selector de dificultad.

Chronos: Before the Ashes

29.99
8

Nota

8.0/10

Pros

  • Diseño en forma de laberinto
  • Acertijos elaborados
  • Curioso sistema de mejora y envejecimiento del personaje
  • Buena forma de exprimir el lore y ampliar la historia en su origen

Cons

  • Los enemigos finales saben a poco
  • Se puede completar la campaña en unas pocas horas
  • Poco rejugable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.