Los crestectives están de vuelta en Clawville

The Wild Gentleman tienen el honor de haber firmado uno de los juegos independientes con más gancho de este fatídico 2020. Como si de una nueva obra de cine “noir” se tratase Chicken Police: Paint in Red llega por la puerta trasera de un garito donde el humo de los cigarros, el tintineo de los hielos y la tenue luz de las velas se ven envueltas en las dulces estructuras del jazz que embriaga todo el ambiente dándole ese cuerpo fuerte más clásico, como el bourbon.

Sonny “Santino” Featherland, el gran detective y narrador de esta historia.

Chicken Police: Paint in Red es ,para todos los amantes de este tipo de cine y ambientación donde los chascarrillos y ataques verbales son más frecuentes de lo habitual y donde el alto contraste predomina ante todo, uno de los imprescindibles. Con una trama que atrapa desde el primer momento no podréis dejar de seguir a estos magníficos detectives. La acción del juego ocurre en Natura, un mundo donde los habitantes son animales antropomorfos. ¿Qué es esto?. Pues que nuestros protagonistas son los famosos “Crestectives”, dos pollos bien creciditos ya que se han labrado su gran reputación durante años atrapando a los peores malhechores de toda Clawville.

Los Crestectives están de vuelta para un nuevo caso pero, ¿a qué precio?

La propia narración de los hechos a través de nuestro personaje principal Sonny Featherland que, junto a su antiguo compañero Marty MacChicken, se verán de nuevo envueltos en un caso extraoficial de la policía. Un soplo les lleva hasta una de las mayores redes criminales organizadas de toda la ciudad donde tendrán que verse las crestas con un gran número de personajes muy interesantes. Esto es algo que Chicken Police deja muy claro desde el principio: cada uno de sus personajes es único, con una personalidad muy marcada y tiene sus propios intereses. Tendremos que utilizar toda la astucia de Sonny (alias Santino) para conseguir la información necesaria y salir vivos del encuentro.

La vida en Clawville nunca fue fácil y los insectos lo saben bien

Con una trama muy bien pensada y unas líneas de diálogo que no te dejan despegar los ojos de la pantalla Chicken Police ya se gana nuestra atención. Pero es que aún hay más porque, aunque sea pocas veces, varían las mecánicas jugables que suelen ser simplemente “apunta aquí con el cursor para interactuar”. También hay que destacar el genial apartado técnico, lo bien que están construidos todos los escenarios con mucho lujo de detalles y, por supuesto, nuestros seres antropomórficos que tienen más de humanos que incluso nosotros mismos.

Si no hacemos las preguntas correctas nuestros interrogatorios no servirán de mucho

La maestría con la que combinan los animales con los humanos está muy bien recreada. Por ejemplo, un cocodrilo tiene su cabeza de cocodrilo pero también su cuerpo humano con los detalles como la piel fusionada, una fina capa de escamas. Un ciervo con sus pelillos por todo el cuerpo o nuestros crestectives, fuertes y rudos, llenos de plumas claro. Chicken Police inventa un magnifico mundo oscuro con una ambientación envidiable. Para que os hagais una idea, el blanco y negro que, en algunos momentos se rompe por algún detalle de un color impactante, recuerda mucho a la película de Sin City.

Las escenas son realmente buenas

Dentro de la jugabilidad de Chicken Police nos vamos a encontrar con una aventura conversacional donde la clave estará en investigar a fondo todos los escenarios y personajes. Una vez llegados al punto correcto podremos tanto preguntar como interrogar a los más relevantes e intentar recabar toda la información posible siendo sutiles, directos pero también discretos. De nada vale ir a saco pues el interrogado perderá la confianza y al final fallaremos en nuestro trabajo.

Conclusión

Chicken Police: Paint in Red es una gran aventura conversacional con unos personajes magníficos llenos de personalidad y matices. Las voces son maravillosas aunque no hay versión en castellano (no me cuesta imaginarme algunas voces con los más grandes del doblaje español la verdad) pero si está subtitulado con gran acierto. Es un gusto leer todo lo que nos tiene que contar. Una gran historia de cine “noir” que queda empaquetada casi a la perfección por un apartado artístico sencillamente magnífico. Por ponerle alguna pega más se hecha en falta algo más de exploración pero estoy seguro que, durante las más o menos ocho horas de duración, quedaréis más que encantados con todo lo que ofrece.

Chicken Police: Paint in Red

19,99 €
7.8

Historia

7.0/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Duración

8.5/10

Pros

  • Una historia auténtica de cine "noir"
  • Los personajes tienen una gran personalidad
  • Las escenas están mimadas al máximo
  • Viene con subtítulos al español...

Cons

  • ...pero que no tengamos un doblaje al castellano es una lástima
  • Que ya quiero otra entrega

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.