Treyarch regresa a sus origines de una de la sub-saga más querida de Call of Duty: Black Ops está de vuelta

Antes de nada quería confesar mi amor por esta saga desde sus comienzos, con esas épicas campañas de la Segunda Guerra Mundial que tantas buenas horas nos han hecho pasar en Call Of Duty. De hecho, la primera acción que he llevado a cabo cuando he puesto uno de estos títulos de Activision en cualquier consola es iniciar el modo historia.

Cada año, tras los exitosos Modern Warfare que tenían una campaña espectacular y con la llegada del futurismo a la saga, el modo individual ha perdido tanto en relevancia como trascendencia entrega tras entrega. Si digo que la última historia que me llenó de Call of Duty fue la del odiado Infinite Warfare, no estoy exagerando, incluyendo batallas espaciales y algo de mimo en el argumento, salvando la débil aparición de Kit Harington.

Dicho esto, la sub-saga Black Ops obra de Treyarch, es de las más queridas en el universo Call of Duty, la cual popularizó el modo zombies tras su aparición en World at War. En esta ocasión, Treyarch tomó una arriesgada decisión: prescindir del modo campaña o modo historia individual; algo que muchos usuarios (entre los que me encuentro yo) criticaron duramente. En su lugar, ya que han vuelto a utilizar los Especialistas que debutaron en Black Ops 3, han creado una especie de cuartel general de Especialistas a modo de tutorial de los mismos, a la vez que “intentan” contarnos sus historias por medio de cinemáticas muy escuetas, narrando los acontecimientos ocurridos antes de Black Ops 3.

El resultado, por lo que a mí se refiere es, además de soso muy aburrido, pues para aprender las habilidades de los especialistas está bien, pero debería haber sido algo más ágil y dinámico, ya que aburren a cualquier amante de la saga. Pasado el trámite de entrenar para el multijugador, este modo tutorial no tiene mucho más que combatir en todos los modos del competitivo online contra bots para habituarnos al manejo de las habilidades y algunas armas del juego.

Black Ops 4

Un motor gráfico actualizado pero que da la misma sensación de los anteriores

Activision es, gracias a esta saga, una de las editoras más poderosas de la industria, ya que las ventas de las entregas anuales de Call of Duty y las ganancias gracias a las microtransacciones, que se pusieron de moda con Advanced Warfare son millonarias. Cuenta con 3 desarrolladoras que tras un ciclo de 3 años cada una trae una nueva entrega a la franquicia.

Pero pese a sus ingresos gigantescos, no ha sido capaz de introducir un motor gráfico que sorprenda a los fans, tal y como hace EA Dice con su Battlefield 1, y ha ido estirando el chicle hasta que se rompa definitivamente. Eso sí, siempre se han caracterizado por ofrecer una experiencia fluida en el multijugador, adaptando visualmente cada entrega para conseguir los 60 FPS.

Sin duda es fundamental que este tipo de shooters sean fluidos, ya que su acción frenética es marca característica, pero se echa en falta (y ya no valen excusas) un renovado motor que ofrezca muchos más detalles, mejores físicas, destrucción de escenarios y otros elementos que sorprendan haciendo la experiencia mucho más inmersiva y acorde a las tecnologías que existen hoy día.

Pero la calidad de las texturas y el tiempo que tarda el juego en cargarlas es cuanto menos muy mejorable, además tratándose de una super producción gigante con una editora como Activision detrás. Infinity Ward se está encargando de la próxima entrega, de la que se rumorea que puede ser Modern Warfare 4, y estamos expectantes por ver si siguen en la línea de las últimas entregas o profundizarán en ofrecernos algo más avanzado y acorde a la calidad que se le presupone.

Black Ops 4
Mapa Hacienda de la Fiesta del Vino con Sancho Panza en la plaza

Black Ops 4 suena como los ángeles

Como contrapunto a su escaso detalle visual tenemos los efectos de sonido, que han sido cariñosamente cuidados en esta nueva entrega. Por fin se escuchan a la perfección los pasos de los enemigos y que podamos ubicarlos en el mapa, siempre que dispongamos de un sistema de sonido decente o unos auriculares de gama media.

El sonido de las armas al disparar es para mí el mejor en años, desechando esos ruidos extraños que últimamente nos “colaban” en cada entrega. Me pasaba en estos años atrás que al disparar armas diferentes, se podían parecer demasiado unas a otras o bien sonar bastante raro, hasta tal punto que estuviéramos disparando cachivaches o “armas de juguete”, pero Treyarch ha hecho aquí un trabajo excelente, tanto en sonido como en GunPlay.

En cuanto a la banda sonora me ha parecido que hemos vuelto a los orígenes de Black Ops, ya que al escucharla nos sentimos como que oímos algo familiar, como si su esencia no se hubiera ido nunca. Esto es un acierto sin duda, porque introducir algo más techno o futurista de manera exagerada hubiera matado la ambientación que tanto nos gustaba de esta franquicia.

black ops 4

 

Treyarch se ha centrado en el modo multijugador y eso se nota

Prescindir del modo historia parece que ha centrado los esfuerzos en la vertiente multijugador, con la vuelta de los especialistas y uno de los PvPs más tácticos de los últimos tiempos. En esta ocasión, estos agentes especiales juegan un papel muy estratégico en cada partida, pero la individualidad sumada al tono arcade y frenético de la franquicia puede opacar la intención de Treyarch en su planteamiento. Esto será muy diferente a nivel competitivo, donde la elección de personaje será fundamental para ganar las partidas. Treyarch ha pensado en todo, y como bien pedían los fans cansados de los jetpack y parkour por las paredes, impone el “las botas en el suelo”, aunque con movimientos muy fluidos y un especialista con gancho para llegar a zonas altas rápidamente (¿dónde habré visto yo eso…?).

Otra novedad es que ya no se regenera la vida automáticamente si nos hieren, si no que podemos equiparnos con una inyección especial para curarnos. Ésta no se gasta nunca, aunque tarda unos segundos en hacer efecto y otros tantos en estar disponible para volver a aplicárnosla. Ahí tenemos otro punto estratégico del juego, pues tras eliminar a un enemigo, y éste nos hiere debemos plantearnos en qué momento curarnos, ya que podría haber otro jugador acechándonos. Hay que dar el 120% en cada partida si no queremos caer fácilmente, lo que le da un punto diferente al juego que si que me ha gustado bastante.

En cuanto a las armas, en esta ocasión podemos ver algunos cambios sustanciales con respecto a otras entregas, como por ejemplo la inclusión de las escopetas como armas secundarias, o la importancia de algunos accesorios a la hora de ganar un cara a cara. Esto es algo peligroso en este tipo de juegos, ya que nos puede poner en mucha desventaja frente a cualquier jugador que tenga una arma potentemente equipada. Digo esto porque en las primeras partidas me he encontrado muy indefenso frente a jugadores con más nivel de prestigio, lo que me hacía desesperar en el inicio.

Otra novedad, volviendo al tema accesorios es que cada arma puede tener equipamiento diferente, a diferencia de otras entregas de la saga donde casi todos los elementos que podíamos equipar valían para casi cualquier arma. Por poner un ejemplo, no a todos los fusiles de asalto les puedes acoplar una empuñadura o un silenciador. Algunas armas incluso tendrán accesorios con diferentes niveles haciendo el arma más estable o bien más poderosa en cuanto a daño, alcance o cadencia.

Black Ops 4

El Gunplay se siente muy bien en combinación con un excelente sistema de sonido, haciendo el armamento algo más “realista” si lo comparamos con otras entregas. Ahora en cambio saldremos a la batalla con menos munición en cada reaparición, por lo que tendremos que equiparnos con la ventaja carroñero o depender del Especialista Crash.

Esta entrega incluye un cambio importante en cuanto a la vida que tenemos en las partidas, pues normalmente sería de unos 100, convirtiéndose en esta ocasión en 150; aunque si alguien del equipo maneja al especialista médico puede incrementarlo hasta 200 con su habilidad especial. Cada jugador lleva encima de su personaje la cantidad de vitalidad y unos recuadros que indican cuánta vida le resta para caer. Cuando disparamos al enemigo o disparan a nuestros compañeros podemos observar cómo se va reduciendo la vida, con lo que nos hacemos una idea del daño que hacemos con nuestras armas. Esto, en mi opinión ha sido un error, pues se pierde algo el frenetismo. Quizás alguno digáis que lo preferís así, ya que en Ghosts se “moría muy rápido” según algunos. Sin embargo os puedo decir que me he sentido muy torpe jugando a Black Ops 4, ya sea por mi conexión a Internet que aún es ADSL y con mal cableado, o bien por el sistema de Time To Kill de esta entrega. Quizás en esta ocasión sí que haya mucha diferencia según tu conexión a Internet, y en mi caso puedo asegurarlo al 100%. Me planteé que “podría estar mayor para estas cosas”, así que hice una prueba:  volví a jugar a Ghosts, Warface o Battlefield 1 en Xbox One y Modern Warfare 3 en Xbox 360. No he perdido habilidades por el camino queridos lectores.

Dejando de un lado el gunplay que pese a todo es bastante divertido, los mapas me han decepcionado solo un poquito, no por su calidad, sino por su escasez y por tirar de reciclaje. ¿En serio Treyarch no tiene algo más de imaginación? Me he encontrado un par de mapas muy parecidos entre sí entre las novedades, aunque son 10 mapas con temáticas como un paisaje helado, las emblemáticas calles de Marruecos o Hacienda (inspirado en La Fiesta del vino en España). Entre los mapas, otros 4 más que son los clásicos Firing Range, Militia, Jungle o Slums. Están bien, pues son mapas muy queridos por la comunidad, pero los podrían haber dejado para actualizaciones mensuales y como ya he comentado, ni se han molestado en incluir algo de destrucción para hacer las partidas más interesantes. ¿Será pedirle peras al olmo?

Por lo demás se nota que han mimado el multijugador, pues han introducido mucha variedad en modos de juego para que el juego dure horas horas y más horas. Además han prometido actualizaciones de contenido mensuales, que suponemos que serán mapas y nuevas armas, dándole mucha más vida a esta vertiente.

Black Ops 4

Treyarch se une a la moda de Battle Royale de una manera excelente

Si te va la supervivencia, Blackout es tu modo de juego, pues te ofrece que lo que hizo en su día PlayerUnknown’s Battlegrounds: un mapa enorme, hasta 88 jugadores, muchas armas y equipo desperdigado por todas las instalaciones del escenario, además de tensión, mucha tensión. Habrá varios vehículos que podremos utilizar para desplazarnos, desde camiones, quads y otros vehículos, hasta helicópteros, pero cuidado, ya que entre las armas escondidas hay lanzacohetes que pueden arruinarnos la partida.

A diferencia del multijugador, el equipo de creativos de Treyarch ha incluido caída de bala, lo que da más realismo al juego e incentiva que disparemos con mucho cuidado. Ahora más que nunca hay que asegurar la posición de disparo y efectuar nuestro ataque en el momento justo.

Por lo demás se parece mucho a PUBG, bien diseñado y con todos los accesorios repartidos por las instalaciones, viviendas y demás repartidas por el mapa. Mirillas, munición, botiquines (no nos curamos como en el multijugador, si no que las inyecciones sólo restauran una pequeña parte de la vitalidad), accesorios, equipamiento opcional como granadas, alambre de espino y otros útiles están ahí para que los encuentren. Depende ya de nosotros que los usemos con inteligencia, porque se trata de supervivencia, no de ir como locos por el mapa disparando a todo lo que se mueva. También hay una zona de juego que se va reduciendo con el tiempo, obligando a los jugadores a encontrarse en el centro de la acción con el tiempo para hacerlo más frenético. Ya cada uno puede usar la estrategia que le parezca oportuna, pues yendo con cuidado podemos ganar la partida matando a un solo enemigo al final de esta.

Una cosa que me ha encantado del modo BlackOut ha sido el sonido, pues si nos metemos en una casa podemos escuchar a los enemigos que merodean fuera y tenderles una emboscada, o bien saber en qué posición los encontraremos. La estrategia es un valor importante aquí, y si jugamos bien nuestras cartas sin precipitarnos saldremos victoriosos de estos enfrentamientos. Además, escuchar los tiroteos a lo lejos o el silbido de la munición de francotirador es una sensación espectacular con una mezcla de pánico e instinto de supervivencia.

Black Ops 4

Los zombies de Treyarch con una nueva vuelta de tuerca

No os voy a engañar, no soy un fanático de los zombies en Call of Duty salvo en contadas ocasiones para jugar con amigos, que es donde de verdad te puedes divertir y echar unas buenas risas. También está el aliciente de descubrir la historia tras tanta oleada zombie, por lo que averiguar qué pasos hay que dar y qué mecanismos activar será, como siempre todo un reto tanto para novatos como para los más veteranos.

Muchas cosas no cambian, como empezar con un arma básica con la que acabar fácilmente a los primeros muertos vivientes de manera muy fácil, consiguiendo así dinero para ir abriendo puertas, comprando armas y mejorando nuestro equipamiento y habilidades. Hasta ahí como siempre, pero Treyarch ha querido ir un poco más, tirando de habilidades y consumibles adicionales.

Black Ops 4

Antes de cada partida podemos personalizar nuestro personaje con talismanes y elixires. Los talismanes equivalen a una habilidad pasiva de la que nos beneficiemos durante toda la partida, mientras que los elixires podemos configurarlos en la cruceta proporcionándonos una ventaja durante un corto periodo de tiempo y son recargables. Los consumibles son más potentes, dándonos una ventaja bastante notable en la par y en el laboratorio podemos experimentar con ellos para mejorarlos gastando puntos del juego.  Cada personaje tiene una habilidad y según tu manera de jugar deberás escoger sabiamente, aunque siempre tendrás la opción de ir probando todo para ver que es lo mejor para tu forma de jugar.

3 mapas y 3 historias apasionantes que van desde un barco lleno de muertos vivientes hasta un coliseo romano en el que seremos los gladiadores del ultramundo. Aunque Treyarch promete más historias en futuras actualizaciones pasa hacer las delicias de los fanáticos de los zombies.

Black Ops 4

Conclusiones

Call of Duty va a seguir siendo uno de los títulos más vendidos del año pase lo que pase, pero si además Treyarch pone todo su tesón en mejorar lo que más atrae a los jugadores, dar una pequeña vuelta de tuerca a su modo zombies y hacer frente a PUBG y sobre todo a Fortnite en el campo de los Battle Royale, tenemos a la vista un éxito asegurado.

Tras el escepticismo inicial con la no inclusión de un modo historia, los jugadores que buscan una profund experiencia multijugador van a encontrar una de las mejores entregas desde Black Ops 2. La vuelta de los especialistas pero en esta ocasión con los pies en la tierra hará las delicias de los fans que tendrán a su disposición una propuesta online llena de lo que mejor hace Call of Duty: frenetismo, velocidad y acción con un toque importante de estrategia que podría revolucionar el competitivo.

En definitiva un más de lo mismo pero en más cantidad y con la calidad que suele acostumbrar la franquicia en cada entrega anual. ¿Conseguirá Black Ops 4 destronar a los reyes del Battle Royale y amargar el estreno al rey del shooter el año pasado Battlefield?

Call of Duty: Black Ops 4

69,99€
8.4

Gráficos

7.5/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

8.5/10

Pros

  • El rendimiento proporciona un juego muy fluido
  • Muchos modos de juego
  • El sonido del juego es excelente
  • Muchísimas horas de diversión

Cons

  • Ausencia de modo campaña
  • La conexión vuelve a ser su punto débil
  • Demasiados mapas reciclados
  • Gráficamente algo desfasado
  • Las texturas tardan en cargar