Acción directa, cervezas y peleas encarnizadas se dan cita en el Bush Hockey League

El pasado 28 de marzo de 2017, V7 Entertainment publicó Bush Hockey League en Steam y PlayStation 4. Lo que en un principio fue llamado Old Hockey League también llega a Xbox One. El proyecto intentaba reflejar tanto el espíritu arcade de hace años en el mundo de los videojuegos deportivos.

Con títulos en su haber cómo Esotérica America para Xbox Live, Glimpse para PC o English Pup para dispositivos móviles, V7 Entertainment había tocado variedad de géneros y se plantearon hacer un título deportivo de hockey exageradamente desenfadado.

bush hockey league

Qué podemos encontrar en Bush Hockey League

Bush Hockey League refleja a la perfección el estilo de hockey y forma de vivir en la época de los años 70. Por este motivo, un banquillo lleno de cervezas vacías, revistas porno y manchas de sangre, muestran fielmente una manera de ver las cosas que poco tiene que ver con la táctica y profesionalidad que existe actualmente.

Un banquillo enturbiado por el humo del tabaco entre tiempos o ánimos caldeados con ganas permanentes de bronca, son los argumentos para viajar en el tiempo en un título sin más pretensiones que sentarnos en el sofá con amigos y divertirnos.

bush hockey league

Un estilo visual que no le hace ningún favor

Si bien el ambiente de los 70’s está fielmente plasmado, contrasta con el intento de crear una apariencia despreocupada y cómica usando la técnica de Cell-Shadding, la cual se queda realmente corta. Trajes de poliéster, peinados afro y bigotes muy abundantes hacen buenas ligas con la ambientación grosera reflejada en el público del estadio. Sin embargo, estéticamente la técnica grafía usada es bastante pobre y no aprovecha lo que pueden ofrecer las nuevas plataformas, lo cual si vemos en títulos de presupuesto similar que están mejor ejecutados.

Podríamos echar en falta algo más de minuciosidad en los detalles del entorno, que siempre parece lo mismo aunque cambiemos de ubicación. Algunos efectos de luces recuerdan épocas de la industria más modestas, lo que resta atractivo visual al título.

bush hockey league

Tristes y monótonos efectos de sonido tan solo salvados por una estupenda banda sonora

Teniendo en cuenta de antemano que el juego está totalmente en inglés, no quita que nos adormilemos con lo repetitivo y simple que resulta el comentarista. Los efectos de sonido son bastante planos, llegando incluso a niveles de registro muy pobres, y perdiendo la oportunidad de sacarle brillo técnicamente al título. Algunos El elementos de animación cumplen con un aprobado raspado, aunque es insuficiente para salvar su pobre repertorio.

Por otra parte, algo a destacar es la banda sonora que está perfectamente seleccionada y que cuenta con títulos como Stomping de Tom Connors o The Hockey Song. En este aspecto si es bastante inmersivo y que al poco rato nos hará tararear sus temas.

Jugabilidad arcade de la vieja escuela

Uno de los objetivos de V7 Entertainment era otorgar a Bush Hockey un espíritu arcade en su jugabilidad y planteamiento. Para conseguirlo, sus desarrolladores optaron por implementar varias configuraciones de botones en el control, que van desde el modo clásico a un sistema avanzado algo más complejo. Por si esto fuera poco, nos topamos con un peculiar “modo cerveza”, el cual simplifica al máximo los controles para una acción directa y sencilla para retar a tus amigos.

Una de la sensación más molesta que encontramos, es la casi obligación de pelearnos constantemente con los rivales, llegando incluso a sacarnos de la experiencia a la vez que vaciamos los banquillos. Lo que se supone que era uno de los puntos fuertes del juego y muy representativo de la época, puede llegar a ser frustrante cuando vas solo encaminado a la portería rival y la acción se interrumpe de forma constante. Estos combates representativos del mundo del hockey, cambian por un momento el juego, participando de un intercambio de golpes con medidores de vida cual Street Fighter muy simplificado.

Por lo demás, el modo exhibición sirve como toma de contacto con el gameplay, pero sobre todo para divertirnos con amigos y romper algunos huesos. Con todo este cocktail, quedan muchos goles y poca variedad de movimientos que alejan al título de un simulador de hockey y que lo acercan más a un mero entretenimiento de sofá, cerveza y la compañía de los amiguetes.

bush hockey league

Un modo historia que alarga la vida útil del juego

El modo historia está bien pensado en el tiempo, con multitud de eventos en la temporada, aunque mal ejecutado por el equipo de desarrollo, el cual tomó decisiones equivocadas que expondremos adelante. Tomaremos el rol de entrenador del Schuykill Hinto Brews, un equipo de ligas inferiores donde sus tres estrellas se han visto envueltas en peleas de bar y sucios asuntos. Asumiendo el control del equipo a mitad de temporada, intentaremos retomar el rumbo del equipo sacándolo del pozo de mal juego y resultados donde se haya metido. Para conseguir introducirnos en el mundo del hockey de la época, durante las largas pantallas de carga se nos pretende narrar la patética historia del equipo y sus jugadores con textos e imágenes superpuestas.

El fallo de los chicos de V7 ha sido implementar un absurdo sistema de progreso mediante locos objetivos, los cuales hacen las veces de tutorial. Si queremos que nuestro equipo suba de nivel, deberemos completar las misiones que nos encomiendan en cada partido. Peticiones como recibir o marcar un determinado número de goles, ganar todas las peleas o cabrear al portero rival, hacen que se nos ponga muy cuesta arriba mejorar la habilidad de esa banda de patanes. Esta característica hace que el modo historia se nos atragante en el camino, pues no solo tendremos que dominar el hielo, sino que tendremos que cumplir con los tutoriales y objetivos para avanzar más fácilmente.

bush hockey league

Conclusiones

A pesar de intentar traernos el género deportivo arcade de vuelta, Bush Hockey League falla en su planteamiento. Lo que debería ser su punto fuerte encarnado en el modo historia, se convierte en un pequeño tormento. Sin embargo, la mejor manera de disfrutar el título es hacerlo de manera informal con hasta 3 amigos donde las risas están aseguradas.

Un juego feo estéticamente pero que representa bien una época de los 70 muy desfasada, acompañada por una banda sonora impresionante. El estilo arcade y el humor lo hacen una propuesta divertida e interesante, pero los problemas técnicos y su diseño empañan mucho el resultado final.

Bush Hockey League está ya disponible para Xbox One por tan solo 11,99€, precio muy tentador para quien quiera acción directa sin muchas complicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here