Volvemos a los laboratorios de Aperture, aunque en esta ocasión será de una manera totalmente diferente.

Originalmente lanzado como parte de The Orange Box en 2007, Portal se encuentra fácilmente entre esos títulos revolucionarios del que todo el mundo ha oído hablar. La original mecánica que introducía Portal consistía en usar una pistola, gracias a la cual podías crear portales azules de “entrada” y portales naranjas de “salida”, alrededor de una serie de “cámaras de prueba”. Habría sido un gran juego de puzles por sí mismo, pero la creación de uno de los mejores enemigos vistos, la IA GLADOS, lo elevó al cielo de los videojuegos. A raíz del éxito de la primera entrega, Portal 2 se lanzó en 2011 y se construyó sobre la base de los cimientos ya establecidos en el original, con el añadido de un modo cooperativo y nuevas mecánicas.

Ahora bien, ¿quién podría haber visto venir una alianza entre la saga Bridge Constructor y Portal?. Pues sí, nos encontramos con una mezcla del popular título de físicas y puentes, junto al prestigioso rompecabezas en primera persona de Valve. Puede sonar como una pareja inusual, pero cuando comienzas a jugar te das cuenta de que la fórmula funciona. La encargada de llevar el título a buen puerto es ClockStone, que ha fusionado con éxito su juego de construcción de puentes para crear un título inesperado en formas, cuanto menos.

Si ya has jugado al Bridge Constructor original, la estructura y mecánica del juego es básicamente la misma, sólo que esta vez se juega en un escenario familiar para el aficionado de Portal: los Laboratorios Aperture. El título comienza después de una breve entrevista de trabajo, en la cual se nos contrata como nuevo empleado de Aperture Science para completar pruebas científicas con la ayuda de un vehículo, el cual deberemos llevar del punto A hasta el punto B. Para terminar cada nivel deberemos usar la construcción de puentes sobre pozos, trampas y la inestimable ayuda de los famosos portales.

La estética de Portal es lo que dota al título de un punto diferente respecto a sus predecesores. El diseño y los sonidos característicos de Portal se mantienen intactos, dando sensación en ocasiones de estar en un título de la saga Portal, más que de Bridge Constructor. Tenemos, por ejemplo, la voz original de GLADOS, ofreciéndonos como siempre sus comentarios hirientes y despectivos sobre nuestros esfuerzos para pasar las fases. Cabe destacar que el título está totalmente localizado al castellano en los textos, pero las voces están en inglés. Es cierto que el argumento nada tiene que ver con los Portal principales, pero el sentido del humor está presente, y si no te hace reír, al menos te hará sonreír sólo por el hecho de volver a estar en ese mundo siniestro, cínico y extraño.

Construir puentes es una tarea simple, ya que los controles son sencillos (aunque en ocasiones no son intuitivos), así como el número de tareas a realizar, que además se nos explican en un divertido tutorial dedicado a enseñarte lo básico. Una vez que nuestra construcción esté terminada y el vehículo esté en movimiento, la física hará acto de presencia, lo que significa que tendremos que haber construido de manera inteligente para asegurarnos de que no se derrumbe todo. A diferencia del Bridge Constructor original, aquí no hay restricciones de presupuesto a las que adherirse, por lo que podremos gastar el dinero que queramos en la construcción para asegurarnos de que la prueba se lleva a cabo según lo planeado. Del mismo modo, no hay que preocuparse de tener materiales, ya que solo tendremos dos tipos de recursos que serán infinitos.

Esto puede parecer un paso atrás para los fans de la licencia Bridge Constructor en cuanto a dificultad, pero las cosas se complican rápidamente de maneras totalmente nuevas. Además de colocar carreteras y apoyarlas con vigas y cables de suspensión como en el original, aquí tendremos toda la parafernalia de Portal que hará las cosas más interesantes. Obviamente, tendremos que lanzar los vehículos a través de portales, pero aquí son ligeramente diferentes; los pares correlativos coinciden en color, lo que permitirá un número de portales máximo en cada nivel de cada uno de ellos. Botones, cubos de Aperture, torretas centinela, bolas de energía y mucho más visto en la saga Portal, serán introducidos gradualmente en el juego y en este momento es cuando éste se convierte en un verdadero quebradero de cabeza.

Sin embargo, ninguna cámara de prueba es insuperable y a menudo la solución es menos compleja de lo que en un principio creemos. Hay algunos picos de dificultad notables, pero una vez que se resuelve un nivel es muy satisfactorio ver el vehículo de prueba deslizarse a través de sus puentes y en la salida.

Los gráficos del juego son sencillos, pero eficaces, y como ya hemos dicho, la estética de Portal se mantiene 1:1. Sin embargo, hemos notado problemas de rendimiento durante los niveles que tienen más objetos en pantalla (el título se ha jugado en Xbox One X). Esto sucede en el momento que hay muchos portales, torretas, láseres y vehículos causando el caos gracias a las físicas, y aquí es cuando  el framerate se reduce de manera muy considerable, pegando numerosos tirones. También se ven diversos problemas de físicas, como el caso de vehículos que se enganchaban en tramos del camino cuando no deberían haberlo hecho, movimientos extraños al caer, entre otros. Afortunadamente, estos problemas no son muy frecuentes y no repercuten negativamente en la partida.

Para terminar, podemos decir que Bridge Constructor Portal combina exitosamente la saga Portal con el famoso gestor de construcción de puentes. Hay un claro homenaje a la serie de Valve que hará las delicias de los fans, con una gran presentación que te lleva a Aperture Science desde una perspectiva diferente. Aunque no es tan divertido como cualquiera de los dos juegos principales, es un acercamiento diferente que también gustará a los fans de Bridge Constructor. Los controles en ocasiones hacen cosas raras, y la naturaleza de ensayo y error del juego no es para todos, pero esta es una buena propuesta simple y divertida que los fans de Portal y los desafíos basados en la física apreciarán.

El título ya se encuentra disponible en Xbox One y podéis encontrarlo a un precio de 14,99€.

Bridge Constructor Portal

7.3

Gráficos

7.5/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • La estética Portal le sienta de miedo
  • Accesible gracias a su divertido tutorial
  • Curva de dificultad acertada

Cons

  • Problemas gráficos y de framerate
  • Las físicas a veces juegan malas pasadas
  • Puede frustar a los que no estén acostumbrados a este tipo de juegos