Big Rumble Boxing: Creed Champions reúne a casi todas las leyendas de la saga Rocky en un juego arcade de escaso pero buen contenido

Hoy traemos a la palestra el análisis de uno de los pocos títulos que se atreven con el deporte de boxeo hoy en día. Big Rumble Boxing: Creed Champions es un homenaje a la famosa saga de películas basadas en el carismático personaje creado por Sylvertser Stallone, Rocky. Bueno, perdonad por la licencia que me he tomado, ya que Creed es la actual saga protagonizada por el hijo del amigo y rival de Rocky, Apollo Creed, y da nombre a este título desarrollado por Survios.

Un título de corte totalmente arcade en el que podremos hacer realidad las delicias de enfrentar a los personajes más icónicos de la saga. Rocky Balboa, Apollo Creed, Ivan Drago, Clubber Lang, Adonis Creed o Viktor Drago no han querido perderse la oportunidad de subirse al cuadrilátero de un juego que resulta divertido y bastante resultón en muchas de sus facetas, pero flaquea y mucho en otras.

¡Ding, ding!

A nivel jugable Big Rumble Boxing: Creed Champions nos ofrece una experiencia arcade destinada a un público mayoritario. Lejos de buscar el realismo, nos encontramos con una gameplay de mecánicas básicas pero eficientes a corto plazo.

Sus controles mezclan dos tipos de golpes para atacar a nuestro enemigo, jabs rápidos y golpes fuertes que pueden cargarse para realizar ganchos o uppercuts. Estos ataques pueden combinarse en sencillos combos o modificarse si pulsamos alguna tecla de dirección mientras los ejecutamos. Si a nuestro rival le gusta mucho defenderse también tendremos disponible un agarre con el que abrir su defensa y poder mandarlo a la lona. Además, tendremos una barra de super que se irá cargando a medida que acertemos golpes y nos permitirá realizar un ataque especial bastante poderoso con una pequeña cinemática.

En cuánto a opciones defensiva el título nos ofrece también un par de herramientas con las que evadir los ataques de nuestro rival. La guardia nos cubrirá de todo tipo de golpes, excepto de los agarres, a costa de una barra de energía que si se vacía nos dejará aturdidos y totalmente vulnerables durante unos segundos. Si pulsamos botón en el momento justo de recibir un impacto, realizaremos una contraataque, un riesgo-recompensa que nos dejará a merced de recibir un combo si fallamos. Por último, un botón de esquiva que podremos realizar en 4 direcciones.

Unas mecánicas no demasiado complicadas de dominar, que son divertidas, pero que no ofrecen mucha profundidad. Hay 3 tipos de luchadores que varían un poco entre rapidez y potencia, no es lo mismo pegar con Ivan Drago qué con Adonis Creed. Aunque la diferencias jugables entre ellos son escasas más allá de eso.

Besando la lona de la nostalgia

Dónde sin duda nos gana este Big Rumble Boxing: Creed Champions es en el apartado visual y sonoro. Los diseños de los personajes están muy bien conseguidos, con un toque cartoon pero dentro del apartado realista. Aunque cabe decir, que muchos de los personajes inventados que completan la plantilla jugable, no destacan tanto. La iluminación, el sudor de los luchadores sobre el ring y la animaciones también son bastante buenas, dejando algunos momentos épicos para los fans de la saga. Todo eso, coronado con una banda sonora que recoge varias de las más emblemáticas canciones de Rocky, cómo The eye of the tiger, o de las nuevas películas de Creed. Regalándonos muy buenos momentos.

Por otro lado, dónde el juego flaquea y bastante es en la cantidad de modos de juego. En el modo Arcade podremos disfrutar de la historia de cada protagonista a través de cinemáticas estáticas que se desarrollan entre combates y fases de entrenamientos. Las fases de entrenamientos consisten en realizar las típicas rutinas de Rocky con pequeños QTE en diferentes zonas memorables de la saga. Tras completar la historia de los primeros jugadores iremos desbloqueando el resto del plantel, aunque tras completar la de los míticos personajes oficiales, el resto carece de tanto interés.

A parte de este, apenas disponemos de un modo versus local y un modo entrenamiento con el que practicar nuestros combos. La falta de modo online lastra mucho a este título, ya que si no dispones de alguien con quién jugar en casa, se queda corto de contenido en muy poco tiempo.

Conclusiones de Big Rumble Boxing: Creed Champions

En términos generales creo que me he encontrado ante un título que me hecho vivir buenos momentos recordando las películas de la saga mientras también me divertía jugando. El problema es que esas buenas sensaciones han durado poco tiempo debido a su escasez de contenido y, sobre todo, su falta de modo online.

Una vez en el combate, realmente se siente bien tanto su control cómo su aspecto visual. Cualquier cosa es mejor con The eye of the tiger sonando de fondo. Si sois fans de la saga y pretendéis pasar un buen rato rememorando a sus queridos personajes, seguramente os gustará.

Big Rumble Boxing: Creed Champions

39,99€
6

NOTA

6.0/10

Pros

  • Recrear las clásicas peleas de la saga con sus protagonistas siempre regala buenas estampas
  • La banda sonora contiene temas épicos y el aspecto visual está bien cuidado
  • Gameplay amigable y divertido

Cons

  • La poca profundidad de sus mecánicas consiguen que pierda la magia en poco tiempo
  • Su poca variedad de modos y su falta de online pesan demasiado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.