Únete a Ben y su familia en una nueva y trepidante aventura en 3D

Ben 10 es una de las propiedades intelectuales más relevantes de Cartoon Network actualmente, pues esta no ha parado de crecer y crecer en adeptos con cada producto desde que se estrenará por primera vez en televisión hace más de 15 años. De esta forma, existen diversas etapas o adaptaciones de estas historietas, así como diversos videojuegos que se han realizado a partir de estas.

Ante toda esta amalgama de ofertas dentro de esta licencia, es normal ver a defensores de la primera etapa de Ben 10 o de la actual más moderna. Por ello, no es de extrañar que la orientación o el estilo de la franquicia hayan cambiado bastante, aun así podríamos decir que sigue manteniendo su identidad inalterable. A pesar de que el público al que esta licencia va dirigido actualmente sea mayoritariamente infantil.

Sin querer dar más vueltas en todo el recorrido de Ben 10 a lo largo de estos años, ni querer aburrir más de lo debido, vamos a ir al kit de la cuestión. El motivo principal de este texto es el de brindaros unas impresiones de la última incursión de esta serie en el sector del videojuego, así que vamos allá.

Ben 10: Power Trip es la nueva entrega de la licencia de Cartoon Network en el sector del videojuego, la cual ha sido desarrollada por PHL Collective junto con la colaboración de Outright Games y Bandai Namco como distribuidoras. En esta ocasión, se nos presenta una nueva aventura en la que Ben y su familia están disfrutando de unas merecidas vacaciones por Europa. Todo parecía ir según lo previsto hasta que el malvado Hex hace acto de presencia para fastidiar ese idílico viaje. De este modo, nuestro héroe se ve amenazado por este villano que va en busca de cuatro cristales misteriosos. Esos cristales albergan un poder inconmensurable, el cual es capaz incluso de bloquear los poderes de nuestro querido Ben. Así pues, tras este encontronazo, nuestro protagonista pierde gran parte de sus transformaciones cuando el Omnitrix se ve afectado por el poder de los cristales.

Tomando esta premisa como punto de partida, Ben irá de un punto a otro ayudando a todo aquél que se lo pida en una especie de simulador de recados. Las misiones u objetivos de esta aventura son un tanto insulsos y como hemos indicado tenemos la sensación que más que un héroe somos una especie de recadero a sueldo. No obstante, el escenario o mapeado está bastante bien diseñado con un enfoque de mundo semi-abierto, el cual nos permite tener cierta libertad para explorar. Y para poder recorrer todos esos recovecos o distancias que nos ofrecen, tenemos la posibilidad de utilizar las habilidades de nuestras transformaciones, ir a pie o bien usar un patinete que nos ayudará mucho a lo largo de la aventura.

En cuanto a la jugabilidad se refiere, esta es demasiado simple y sencilla. Esto seguramente se deba a que el producto ha sido concebido plenamente para los más pequeños de la casa. De esta forma, la aventura nos propone afrontar una serie de desafíos, rompecabezas o combates que no supondrán ningún tipo de reto y que bien se pueden dejar cierta sensación de monotonía. No obstante, a lo largo de la historia podremos ir desbloqueando nuevas transformaciones (recordad que Hex nos arrebata casi todas al principio) y así ir ganando nuevas acciones, habilidades y movimientos con los que poder combatir o resolver nuevas situaciones interactivas.

Así pues, habiendo dicho todo esto, el combate no es nada profundo y los enemigos tampoco gozan de una inteligencia artificial muy trabajada. De hecho, tampoco es que haya mucha variedad de estos, quitando claro está los distintos “mini-bosses o bosses”. Por otro lado, cada alienígena atesora sus propias habilidades, las cuales nos permiten ejecutar un ataque ligero o fuerte, así como combinar estos mismos para lograr combos un tanto más elaborados. Como veis, este apartado puede ser poco atractivo para aquellas personas que busquen algo más exigente en una aventura, pero esto se puede atenuar un poco gracias a la posibilidad de compartir esta experiencia con otra persona en cooperativo local.

La duración aproximada de este Ben 10: Power Trip es de unas 5 o 6 horas, aunque esta puede alargarse un tanto más si nos hacemos con todos los coleccionables. Así pues, la diversión y el entretenimiento están asegurados para los más peques de la casa durante un buen puñado de horas.

En lo referente al apartado audiovisual, el videojuego cuenta con estilo artístico similar al de la serie en la que se basa. De esta forma, los usuarios podrán reconocer fácilmente a sus personajes favoritos e incluso poder controlarlos en esta aventura en 3D. No obstante, el acabado general del juego no está a la altura. Es decir, si cuenta con unos modelados bastante correctos para los personajes, pero el resto se nos antoja un tanto genérico. El audio en contrapartida sí que está mejor tratado, pues los personajes tienen un buen doblaje, a pesar de estar en inglés, y la música que acompaña no está del todo mal. Por último, los textos están completamente en castellano.

Conclusiones

Ben 10: Power Trip es un producto correcto que seguramente gustará al público joven al cual va dirigido, pues es entretenido y muy accesible en todos sus apartados. La historia no es nada del otro mundo, pero supone un aliciente suficiente como para explorar todos los entornos que nos ofrece el título con nuestros personajes favoritos. Así pues, los amantes de la serie seguramente disfrutarán de esta nueva entrega de Ben 10, aunque si se quedan con ganas de más también pueden probar con la otra entrega lanzada en 2017 llamada Ben 10.

Ben 10: Power Trip

39.99€
5.6

Gráficos

6.0/10

Jugabilidad

5.0/10

Sonido

5.5/10

Duración

6.0/10

Pros

  • El modelado de los personajes está bastante bien, pero...
  • Se mantiene la esencia de la serie, así como la personalidad de los personajes

Cons

  • ... el diseño de los entornos es bastante genérico
  • La jugabilidad es demasiado sencilla y simple

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.