La exdirectora de Uncharted comparte su opinión sobre la narración en los juegos actuales

Normalmente lo que buscamos en un videojuego, es diversión y entretenimiento por encima de todo. Sin embargo, últimamente demandamos muchos otros aspectos asociados a esos dos rasgos, como: duración, versatilidad, online y un largo etcétera que abruman a muchos desarrolladores.

Por ello, Amy Henning, la exdirectora de la saga Uncharted ha compartido en una entrevista para VentureBeat su opinión acerca de todo este tema, así como el rumbo de la industria y la narrativa tradicional. De esta forma, Hennig declaró que la narrativa tradicional lo tiene difícil con los títulos de larga duración, porque mantener una historia bien estructura en un universo abierto y amplio genera muchos problemas.

Asimismo, también comentaba que juegos como el primer Uncharted serían difíciles de concebir a día de hoy por los patrones actuales de juego, ya que ahora hay que ofrecer muchas horas de juego, un online e incluso un modo Battle Royale en la misma fórmula e incluso menciona los videojuegos como servicio en constante actualización.

De esta forma, es complicado calificar y trabajar en títulos tan grandes, poniendo como ejemplos claros el último God of War, Spider-Man o incluso Red Dead Redemption 2. Estos videojuegos son claramente para un solo jugador y están orientados a un solo jugador, pero también presuponemos que pocas personas acabaran estas historias por su complejidad y longitud. Por ello, no quiere decir que no deberían existir, sino que es más complejo enfocar este tipo de propuesta de un jugador enfocados en la narrativa.

Por último, concluía que cada historia tiene su autor, lo cual conlleva un fin intencionado o un objetivo final. Es decir, un arco argumental que trata de guiarnos y contarnos unos sucesos deliberados, y para nada podemos hacer eso con un montón de eventos o sucesiones de cinemáticas aleatorias, pues no se obtiene el mismo resultado.

Y con ello, viene a decir que el concepto actual de videojuego amplio, grande y abierto no acaba de encajar de forma orgánica con la narrativa. Sí, son juegos maravillosos. Pero son otro tipo de experiencias a las que de verdad saben hacer uso de una narración y duración más acotadas.