Los altos cargos de Ubisoft de todo el mundo están siendo investigados por conductas ilícitas. Os contamos todo lo que está ocurriendo.

Las cabezas están empezando a rodar dentro de las oficinas de Ubisoft. Después de salir a la luz las investigaciones que se están llevando sobre las acciones de ciertos ejecutivos de Ubisoft, varios empleados han dimitido, un miembro importante de Ubisoft Toronto ha sido despedido y Maxim Béland ha dimitido. Pero, al mismo tiempo, siguen llegando testimonios de todas partes. Ahora, varios medios como Kotaku han publicado nueva información sobre sus investigaciones: y sí, son escalofriantes. Avisamos de que en las siguientes líneas se van a representar conductas impropias de miembros de Ubisoft con detalles y se va a utilizar vocabulario bastante “fuerte”. Así pues, os dejamos con una entrada: ¿Ubisoft es lo mismo a cultura del sexismo y la humillación?

“Los altos directivos de Ubisoft se creían Reyes como los de la Edad Media”

Todo comenzó hace unas semanas. En Twitter, exactamente, varios empleados de Ubisoft denunciaron el acoso y las agresiones sexuales que habían sufrido en los estudios de la editora francesa. París, Toronto, Charlotte, no se salva ningún lugar del mundo y los testimonios siguen creciendo. Tanto es así que, el 29 de junio, un sindicato de Ubisoft tomó la palabra y denunció prácticas conocidas por todos, algo que parece una práctica común en toda la industria. En la carta compartida también se denuncian casos organizados, más que aislados, realizados en todos los niveles de la jerarquía interna.

El 1 de julio, un medio muy importante en Francia publicó una importante investigación con una veintena de testimonios escalofriantes. Todos apuntan en la misma dirección y establecen un marco en el que los miembros del departamento editorial son como reyes de la Edad Media y los tipos de Recursos Humanos son como sus mayordomos, es decir, cómplices. Burlas, gestos inapropiados, palabras repugnantes y un acoso casi constante parecen reinar dentro de las entrañas de Ubisoft. Todo esto con la gente de Recursos, conscientes de ciertas acciones, y actuando de una manera vomitiva: calmando a las víctimas para que nada salga a la luz y eche por tierra el negocio.

En la misma fecha, Gamasutra también publicó un informe con testimonios que señala las mismas prácticas y añade un tema candente ahora mismo: el del racismo y la homofobia. Ubisoft Massive, Ubisoft Sofia, Toronto, Paris, e incluso Ubisoft North Carolina en EEUU, destacan entre los testimonios recogidos. La revista habla de una verdadera pandilla de crimen organizado donde cada uno cubre al otro y todo es pasado por alto por la gente de Recursos Humanos, los que se ocupan de “salvaguardar” la seguridad de los empleados.

El 3 de julio, Ubisoft toma la palabra en una carta abierta dirigida a los empleados y publicada en su web, de la que ya os hablamos en Comunidad Xbox. Yves Guillemot pone el foco en los recientes acontecimientos y promete desvelar la verdad sobre los casos aparecidos. Se están iniciando investigaciones a nivel interno y la dirección de Ubisoft tiene la seguridad de que se tomarán todas las “medidas disciplinarias necesarias” una vez que se conozcan los resultados de las investigaciones. También garantizan que la empresa se aferre a sus valores de tolerancia, apertura y respeto, y que no se tolerará ningún comportamiento que no se ajuste a estos valores. En pocas palabras: Yves Guillemot da la sensación de querer descubrir la verdad y limpiar todo el polvo que se ha levantado.

Trabajadores de Ubisoft Sofia

El número 2 de Ubisoft, preocupado por las acusaciones

Ayer lunes 6 de julio, salió a la luz nueva información relativa al caso. En Francia, un medio publicó un artículo en dos partes. Una treintena de empleados o antiguos empleados describen a este medio el horror, el infierno que han vivido cuando han estado en contacto con los ejecutivos de la empresa. Más concretamente, casi todos los testimonios se refieren a Serge Hascoet, un hombre en la sombra, pero un verdadero genio creativo de Ubisoft. Un tipo con una actitud singular hacia sus colaboradores, que regularmente exceden los límites, según comentan en esta publicación. Para ellos, él es el gran responsable de la atmósfera sexista que reina en Ubisoft.

En más de una ocasión, Hascoet se permite hacer comentarios degradantes y sin ninguna clase sobre las mujeres con las que trabaja. En un seminario le dijo a una de ellas que estaba “muy follable” delante del resto de sus colegas y que se ofreció a “mostrarle cómo se hace de verdad”. En otra ocasión, a otra le preguntó si sabía qué es la oxitocina, una de las hormonas producidas durante el orgasmo femenino. Totalmente repugnante. Sin embargo este tipo no ha sido el único que ha realizado este tipo de cosas, ya que sus ayudantes y mano derecha parecen querer parecerse a él lo más posible y se dice que ellos también se comportan de forma inapropiada en muchos aspectos.

Serge Hascoet en el lado derecho de la imagen

El primero de ellos es su asistente personal. Los testimonios relatados a este medio francés lo presentan como un “irresponsable” y un consumidor habitual de drogas. Y naturalmente, su comportamiento con las mujeres no es más tolerable según los testigos. A una de ellas le dijo que subiera las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, ya que estaba “demasiado gorda”. A otra le propuso una cita con su jefe a cambio de sexo. Cuando se le preguntaba por esto, el siempre decía que “era broma”. Menos “divertida” habría sido la amenaza que habría dirigido a una empleada, cuchillo en mano, “ofreciéndole” reunirse con él a la entrada de la empresa para “ajustar cuentas”.

“Todos sabían lo que estaba pasando y nadie hacía nada”

A Tommy Francois también se le menciona en esta investigación. El vicepresidente de Ubisoft, ahora bajo investigación y despedido mientras las pesquisas legales se llevan a cabo, es descrito como un autentico depredador sexual. Según el testimonio, supuestamente intentó besar a una de las trabajadores delante de otros testigos. No es un caso aislado, ya que otra empleada dice que la empujaron contra la pared para que le besara. A diario, le gustaba ir tocando el culo a todos y diciendo que la mejor parte de su trabajo es acosar a la gente.

Tommy Francois

Otros testimonios coincidían en las mismas acciones, con frases repugnantes como “tú, sé que quieres comerte mi polla”. Viendo la cantidad de los testimonios, parece imposible que la dirección estuviera ajena a ello. Al parecer Recursos Humanos estaba haciendo lo posible porque esto no saliera a la luz, trasladando a la gente a nuevos equipos.

Maxime Béland, el estrangulador de Ubisoft Toronto

También en el día de ayer, Kotaku publicó nueva información sobre este caso. Esta se centra más específicamente en los comportamientos que tienen lugar en Toronto. El artículo también recurre a varios testimonios realizados por las autoridades policiales. También en este caso, se dice que los casos de acoso son numerosos. En las oficinas de Toronto se describe un ambiente festivo, donde el consumo de alcohol es lo normal en los eventos organizados cada mes. Y, por supuesto, el comportamiento de los trabajadores va a más. Maxime Béland parece estar en el centro de todo: un tipo familiar, cercano y algo torpe, pero que escondía algo más. Al parecer Maxime Béland supuestamente estranguló a uno de sus trabajadores en público. El incidente ocurrió en 2014, durante una fiesta organizada para el lanzamiento de Far Cry 4 en un bar de Toronto. Esto es lo que relata la afectada en el artículo: 

“Estaba en la parte de atrás del bar, ya que le estaba enviando un mensaje a una amiga. En un momento dado, Béland llega y mira mi teléfono para ver con quién estaba hablando. Inesperadamente me dice: “¿Sabes qué es lo que te gusta a ti?” y yo le respondí: “¿De qué estás hablando?”. Béland puso sus manos alrededor de mi cuello y lo apretó. No reaccioné de inmediato, porque me preguntaba: ‘¿Qué coño está pasando aquí?’ y cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, se detuvo. Lo miré, estaba completamente aturdido, y dijo: “¿No ha sido la hostia?”, a lo que respondí le dije: “No, no lo ha sido”. Recuerdo que inmediatamente me acerqué a unos amigos que estaban cerca y les pregunté si habían visto lo que acababa de pasar, pero estos no lo habían visto. Me quedé en la fiesta pero evité a Béland el resto de la noche.”

Desde la aparición de estas informaciones, Maxime Béland ha sido despedido por Ubisoft. Recientemente, anunció su renuncia a su puesto y sigue siendo investigado por las autoridades. Por su parte, Ubisoft, lógicamente, no desea comentar nada de estas acusaciones hasta que no se conozcan los resultados de la investigación. Sería sorprendente, sin embargo, que la empresa no se expresara de nuevo sobre este tema el 12 de julio, en el Ubisoft Forward.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.