El adaptador de Kinect ha dejado de fabricarse y ya no es posible adquirirlo a través de la tienda de Microsoft.

Es bien sabido que tanto Xbox One S como Xbox One X no cuentan con un puerto para Kinect, teniéndose que utilizar un adaptador para poder hacer uso de este sensor de movimiento en dichas consolas. Si el pasado mes de octubre os informabamos que Kinect había pasado a mejor vida, ahora gracias a Polygon nos hemos enterado de que Microsoft también ha decidido dejar de fabricar el adaptador para este controlador.

Lo que el portavoz de Microsoft dijo a Polygon fue lo siguiente:

“Después de una cuidadosa consideración, decidimos dejar de fabricar el Adaptador de Kinect para Xbox One para centrar nuestra atención en el lanzamiento de nuevos accesorios de juego para Xbox One y Windows 10 que han sido solicitados por un mayor número de fans”.

El portavoz no comentó si Microsoft planea traer de vuelta este adaptador en un futuro y se limitó a comentar que “ya no estará disponible”. El hecho de que este adaptador haya dejado de fabricarse como lo señalan desde Polygon es otra muestra de que Microsoft no tiene intención de dar soporte a Kinect.

Si te preguntas qué sucederá con las funciones que realizaba Kinect no hay nada de qué preocuparse, puesto que cualquier casco que cuente con micrófono permite que utilices los comandos de voz, con excepción de “hey Cortana” y “Xbox on”. Xbox One también cuenta con soporte para webcams USB, lo que permite funciones que ya hacia Kinect como las videollamadas por Skype o los directos a través de Mixer.