La última actualización por fin trae bajo el brazo algo que muchos llevan pidiendo a gritos demasiado tiempo

Esta últimas generaciones de consolas están marcadas por las cientos de actualizaciones que reciben a cada poco con ciertas mejoras que normalmente actúan sobre la estabilidad del propio sistema y arreglan ciertos problemas. Pero también recibimos actualizaciones que incluyen nuevas funcionalidades las cuales hacen de Xbox One un gran centro de juego y multimedia con muchas opciones para cubrir todo tipo de necesidades.

Xbox One con teclado y ratón

Pues bien, en noviembre llega la esperada actualización que incluye el soporte para teclado y ratón, el cuál estará de mano de los desarrolladores si incluirlo o no en sus juegos ya que, si no se hace bien, puede causar más dolores de cabeza que otra cosa. Algunos títulos como Warframe o Fortnite ya se habían sumado a la fiesta pero, tras la llegada de la actualización, hemos sabido de otros muchos juegos que se han querido apuntar a la “revolución frente al gamepad” y otros tantos que llegarán un poco más tarde. Bomber Crew, Deep Rock Galactic, Strange Brigade, Warhammer: Vermintide 2, War Thunder y X-Morph Defense ya tienen el soporte para teclado y ratón pero otros como Moonligther, Vigor o Warface lo recibirán pronto.

A parte de este gran añadido, la actualización de noviembre también trae consigo otro tipo de aportes como más controles de voz para dispositivos con Alexa y Cortana. Ahora podremos salir de los juegos con un simple “salir” aunque la que más me llama de este apartado es la característica de poder “pulsar” los botones con tan solo decírselo a la consola. En el campo de la movilidad reducida ninguna ayuda es poca y seguramente muchas personas lo usen más por necesidad que por comodidad. Hay que pensar en todo y en este sentido Microsoft están dando en el clavo.