Según ellos, Destiny no cumplió con las expectativas financieras.

Activision ha comentado sobre la decisión de separarse de Bungie, desarrolladora de Destiny, diciendo que fue un acuerdo “mutuo y amistoso” entre ambas compañías y que, en última instancia, fue la decisión correcta para el futuro.

“Bungie se centra en la IP [Destiny] que han creado y nosotros nos centramos en ver las oportunidades con nuestras franquicias más grandes y ofrecerles nuestros mejores recursos”, dijo Coddy Johnson, Presidenta y Directora de Operaciones de Activision Blizzard. “Nuestra decisión fue tomada de común acuerdo con Bungie para vender los derechos comerciales. Y para nosotros, al menos, estaba dentro nuestra estrategia general”.

“Destiny es una franquicia muy aclamada por la crítica y jugadores, con contenido de alta calidad, pero que no satisfacía nuestras expectativas financieras”, añadió.

“Activision y Bungie firmaron originalmente un acuerdo de 10 años para la franquicia Destiny en 2010, con varios otros estudios bajo su supervisión, incluyendo High Moon y Vicarious Visions, que ayudaban a la franquicia. Ambos continuarán ayudando a Bungie en este período de “transición”, confirmó Activision.

El primer Destiny se lanzó en 2014 y fue apoyado por cuatro grandes expansiones, mientras que la secuela apareció tres años más tarde. Bungie seguirá apoyando a Destiny 2, con nuevos contenidos hasta el verano de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.