El auge las microtransacciones es un hecho, incluidas las compras para juegos móviles.

Las microtransacciones son un gran negocio para Activision Blizzard. La compañía confirmó ayer en un informe de ganancias, que los ingresos por “compras en el juego”, que incluyen las ventas de DLC, cajas de botín y compras en juegos móviles, alcanzaron los 4 mil millones en 2017. Sólo durante el cuarto trimestre, Activision Blizzard consiguió más de 1.000 millones de dólares. Estas cifras representan los registros trimestrales y anuales de Activision Blizzard.

Es importante destacar que, como explicó el analista Daniel Ahmad en Twitter, alrededor de 2.000 millones de dólares de los ingresos anuales de Activision Blizzard provienen de la empresa subsidiaria móvil, King, que se encarga de Candy Crush. Los otros 2.000 millones de dólares provienen de compras en juegos de consola y PC.

Call of Duty: WWII ofrece microtransacciones en forma de Call of Duty Points, que se pueden utilizar para desbloquear cajas de botín que contienen artículos cosméticos. En Overwatch, los jugadores pueden gastar dinero en cajas de botín que contienen cosas como skins.