Parece que no se vislumbra el fin de los problemas de stock de Xbox Series X|S.

2021 parece que seguirá siendo un año difícil para Microsoft (y resto de empresas del mundo), debido en gran medida a la pandemia global que sigue asolando y a diversos problemas derivados del lanzamiento en noviembre de 2020 de sus nuevas consolas. El principal problema, y el cual parece no tener una solución a corto plazo, reside en los problemas de stock que están teniendo Xbox Series X|S. Así pues, os contamos cinco razones por las que parece que tardaremos en ver gran stock en las tiendas durante los primeros meses de 2021.

1. La alta demanda de Xbox Series X deja las existencias reducidas

El problema que ha perseguido el lanzamiento de Xbox Series X y Series S muestra pocos signos de desaparecer. Desde el lanzamiento en noviembre de 2020, la demanda ha superado con creces a la oferta, ya que el primer lote se agotó en pocas horas. Y la situación sigue siendo la misma unos meses después, pese a los cantos de sirena.

Los consumidores se encuentran con que cada reposición se agota en un día, dejando a muchos jugadores ansiosos con las manos vacías y tremendamente frustrados por no poder hacerse con una. Los que todavía esperan con ansia la última consola Xbox de nueva generación van tener que ocupar sus manos ociosas en otro lugar por ahora, puesto que Microsoft ha anunciado recientemente que se espera que los problemas de abastecimiento continúen hasta finales de marzo o más allá.

La imagen que más se repite en los ordenadores de todos los xboxers.

2. Un lanzamiento que bate récords (pese a lo que digan algunos)

Sin duda, en Microsoft están satisfechos con el rendimiento de las ventas de la Xbox Series X|S, ya que su director general, Satya Nadella, ha confirmado que el lanzamiento ha sido el más exitoso de su historia. El aumento del 17% de los ingresos de la compañía en el primer trimestre de 2021 se debe en gran medida al impulso de la división de juegos por la pandemia.

Además de que las últimas consolas se vendieron más que cualquier otro lanzamiento de Xbox en la historia, hubo buenas noticias para el servicio de suscripción Xbox Game Pass. El número de usuarios supera ya los 18 millones, lo que sugiere que su fuerte inversión en el servicio ha dado sus frutos. A pesar de la escasez de hardware, las ventas también han aumentado un 86%.

3. Los revendedores del demonio

Uno de los factores que contribuyen a la escasez de suministros se debe a los malditos revendedores (lo siento, no puedo ser correcto con esta panda de hijos de *$&%) que se aprovechan de la gran demanda actual. Mediante el uso de bots para comprobar las existencias y realizar compras automáticas, los revendedores son capaces de hacerse con las existencias de los clientes honestos y revenderlas con un margen de beneficio desorbitado.

El típico listo de Wallapop.

La situación era aún más grave antes de Navidad, ya que muchos estaban tan desesperados por hacerse con una consola que estaban dispuestos a pagar dos o tres veces el precio de venta. Los mercados en línea como Wallapop todavía están llenos de anuncios de Xbox Series X|S a precios ridículos. Como referencia, el precio correcto de Series X es de 499€ y de 299€ el de Series S.

Y no, esto no solo pasa en España, ya que como os comenté anteriormente, en Japón también es imposible hacerse con ninguna consola y solo se pueden encontrar yendo a páginas de segunda mano. Y como podéis ver en vuestros países, aquí también se intentan aprovechar de la coyuntura, vendiendo las consolas a doble de su precio.

Xbox Series X al doble de precio en una web de compraventa japonesa.

4. Los problemas de producción agravan los problemas de suministro

Mientras tanto, los retrasos en la producción agravan los problemas provocados por el aumento de la demanda. AMD, el famoso fabricante de procesadores, ha anunciado recientemente que las dos consolas Xbox de nueva generación se verán afectadas por la escasez de producción.

Se espera que estos problemas continúen al menos hasta la segunda mitad del año. No está del todo claro si los problemas se deben a una ralentización de la producción debido a la pandemia o a un retraso en el embalaje y la distribución. En cualquier caso, parece que los fans de Xbox tendremos que mantenernos ocupados con otra cosa hasta entonces.

5. Se insta a los compradores a esperar

Aunque somos muchos los jugadores que están deseando hacerse con las nuevas consolas, los expertos del sector aconsejan a los clientes impacientes que esperen hasta poder comprar de manera legítima. Ceder a la tentación de comprar a los revendedores no hace más que incentivar a esta panda de miserables.

Más de un jugador ha señalado que en estos momentos no hay tanta urgencia por jubilar a nuestras queridas Xbox One. Durante los próximos dos años, todos los lanzamientos de Xbox Game Studios serán también compatibles con Xbox One. Puede que los gráficos sean mejores en Xbox Series X o S, pero de momento no hay ningún juego que no pueda jugarse igual de bien con la Xbox One (excepto The Medium, que sí fue desarrollado al 100% para estas consolas).

Por supuesto, lo único que podemos hacer es seguir comprobando los sitios de venta oficiales en busca de esa esperada unidad que nos haga disfrutar como nunca. Si no es así, nuestra querida Xbox One puede seguir dándonos amor hasta que todo vuelva a la normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.