2064 – Read Only Memories nos da un pasaje de visita a la fascinante ciudad de Neo-San Francisco.

Tras su lanzamiento en PS4 y PC, MidBoss también ha decidido traer 2064 – Read Only Memories a Xbox One, una aventura cyberpunk de tipo point-and-click que llevará al jugador a la ciudad de Neo-San Francisco en el año 2064. De antemano aclaro que el análisis no contiene ningún spoiler que pueda arruinar vuestra experiencia.

Al ser un point-and-click hay que empezar hablando por el elemento fundamental dentro de los videojuegos de este estilo, su historia. 2064 – Read Only Memories nos pondrá en la piel de un/una periodista (el género lo elegiremos nosotros) que se topa con Turing, un simpático robot que nos advertirá del secuestro de un viejo amigo nuestro, Hayden. Pocos minutos después de haber empezado el videojuego ya tenemos un misterio que resolver y durante toda la aventura si bien hay momentos en los que se puede perder un poco el ritmo, la Neo-San Francisco creada por MidBoss es rica en detalles e invita a ser explorada y descubrir lo que nos tiene por ofrecer.

En 2064 – Read Only Memories tendrás que ser cuidados@ a la hora de revelar información a ciertos personajes.

En el 2064 al que nos lleva el videojuego la humanidad se encuentra en una lucha entre las personas que poseen aumentos tecnológicos y  quienes los rechazan, efectivamente algo así ya lo hemos visto antes pero la forma en la que se maneja es un tanto distinta. Este conflicto de ideologías se nos presenta a través de los personajes, se nos muestra como los que parecen ser los malos no lo son tanto, cada bando tienes sus motivaciones para apoyar o ir en contra de los aumentos tecnológicos. Desafortunadamente esta crítica social se queda en un comentario que no termina de tener el peso en la trama que se desearía, y si bien es de resaltar que 2064 – Read Only Memories vaya un poco más allá y a parte de divertir intente generar una reflexión dentro del jugador, presentándonos temas maduros siento que se queda a medio camino y se podría haber hecho más.

Lo que sí hace muy bien esta ventura es hacernos sentir como si de verdad estuviéramos en el año 2064, hay una gran variedad de personajes y cada uno tiene algo que decir, el videojuego no cae dentro de tópicos como que el asesino siempre sea el mayordomo, el hecho de no saber qué esperar de los habitantes de Neo-San Francisco nos hace querer saber más sobre su pasado y que les motiva. MidBoss ha sabido jugar bien sus cartas y si bien en el tramo final nos encontramos con un giro de trama que personalmente no me termina de convencer, el viaje hacia ese punto, el conocer a los habitantes de este futuro cyberpunk y el empatizar o rivalizar con sus personalidades se hace bastante divertido.

El personaje más carismático de la aventura es nuestro acompañante, Turing, un robot que a diferencia del resto de ROMs (Gerentes de relaciones y organización) es la primer máquina sapiente del mundo. La característica especial de nuestro simpático amigo azul nos pondrá en peligro y queda en nuestras manos el contarle a otros personajes sobre Turing y sobre nuestra búsqueda de Hayden. Durante la aventura al igual que con el dilema de saber en quien confiar, será nuestra forma de actuar la que marque nuestra relación con Turing, desde regañarle y ser malo con él o gastarle bromas y confiar en sus sugerencias, la decisión será nuestra.

Turing será nuestro acompañante en 2064 – Read Only Memories.

A la hora de interactuar con el escenario y seleccionar las opciones de diálogo tendremos el stick derecho para mover el cursor y el botón A para seleccionar lo que deseamos realizar. Si bien es algo que puede variar, con la mayoría de objetos y personajes tendremos la opción de hablarles, interactuar con ellos, observarlos o entregarles un objeto de nuestro inventario. Para recorrer Neo-San Francisco tendremos un mapa que nos señala los puntos de interés a los cuales podemos viajar, para hacernos las cosas un poco más fáciles el lugar al que debemos ir para seguir avanzando en la historia siempre nos aparece resaltado. A parte de lo destines obligatorios Neo-San Francisco nos ofrece otros puntos de interés que nos dan la oportunidad de obtener un poco más de trasfondo sobre la historia e interactuar un poco más con algunos personajes secundarios.

Nuestra aventura puede tomar diferentes rumbos, todos con un final bastante similar, pero a lo largo de su desarrollo si que habrá ligeras variaciones, un personaje puede confiar en nosotros y hacernos las cosas un poco más fáciles o si por el contrario no logramos conectar con este se puede llegar a entorpecer nuestra misión. Si queremos probar cómo habría reaccionado un  persoane ante un comportamiento distinto el videojuego nos ofrece la oportunidad de guardar partida cuando lo deseemos. Algo muy importante es que no hay guardado automático así que debes recordar guardar tu progreso.

El estilo pixel art de 2064 – Read Only Memories se combina a la perfección con su ambientación futurista, siendo un viaje al pasado para los jugadores de la vieja escuela y gracias a los creativos diseños de personajes y entornos se siente bastante único este universo cyberpunk al que MidBoss nos propone viajar. Lo que se combina a la perfección con su estilo visual y es uno de los aspectos más destacables de 2064 – Read Only Memories es su increíble banda sonora, una mezcla entre la música ochentera y los ritmos electrónicos que nos encontramos en la actualidad.

En 2064 – Read Only Memories las apariencias pueden llegar a engañarnos.

Es el trabajo de 2Mello como compositor de esta espectacular banda sonora el que nos transporta a un 2064 de ritmos pegadizos pero también de un toque misterioso y que a cada personaje le da su propio tema, que lo hace diferenciarse del resto. La mera en la que mejor puedo describir la banda sonora de 2064 – Read Only Memories es que se siente como algo completamente nuevo pero que a la transmite cierta familiaridad. Soy consciente de que puede ser difícil de entender pero una vez pruebes el videojuego espero que me des la razón.

También en cuanto a apartado sonoro sonoro hay unas cuantas voces bastante reconocibles dentro del sector de los videojuegos en el reparto de 2064 – Read Only Memories pero la que más destaca es la de nuestro carismático acompañante, Turing, que gracias a la interpretación de la talentosa Melissa Hutchison (Clementine, The Walking Dead) al igual que en la popular serie epsidica de Telltale Games se roba el show y queda como anillo al dedo para nuestro compañero robótico, dándole un toque de sabelotodo y de inocencia, pero también un tanto enternecedor. La única pega que encuentro es que hay ocasiones en las que a ciertos personajes principales se les corta la voz y tenemos que recurrir a los subtítulos que aparecen en pantalla, siendo esto lo más seguro un tema de presupuesto, que si bien no empaña la obra si que puede resultar un poco molesto.

Con una duración aproximada de 10 horas si te tomas el videojuego con calma y disfrutas de todo lo que tiene por ofrecer, 2064 – Read Only Memories es una ventura que vale completamente la pena pero que presenta un elemento que desafortunadamente alejará a un buen número de jugadores, el videojuego no cuenta con traducción al español. Hay títulos en los que lo más importante es su gameplay así que el hecho de estar únicamente en inglés no representa un gran problema, en 2064 – Read Only Memories  esto no es así y necesitarás un nivel intermedio de inglés, además de un poco de conocimiento en terminos de informatica para disfrutar plenamente de la obra.

Si el idioma no representa un problema para tí, 2064 – Read Only Memories es un tipo de videojuego al que n estamos muy acostumbrados en consolas y que durante sus seis capítulos nos hará viajar por una Neo-San Francisco en la que sus misterios nos harán querer saber un poco más sobre lo que allí sucede pero lo que verdaderamente nos atrapará es el encanto de sus habitantes y una banda sonora que será dificil de olvidar.