Entre estos países, se incluyen reguladores de España, Francia, Inglaterra y EE.UU.

El Foro Europeo de Regulación de apuestas y juegos de azar celebrado recientemente, ha dado lugar a que se proponga crear una comisión de investigación formada por 16 países, incluidos Reino Unido y los Estados Unidos, para unir sus recursos y abordar el problema actual de las loot boxes en los videojuegos.

Surgida a raíz de que Electronic Arts se enfrentara a una investigación penal en Bélgica después de negarse a retirar cajas de botín de FIFA, la iniciativa contará con el apoyo de todos estos países, que se unen para hacer frente a “los riesgos creados por la difuminación de las líneas entre los videojuegos y los juegos de azar”.

Se hará especial hincapié en la lucha contra las apuestas ilegales vinculadas a los videojuegos desde sitios web de terceros sin licencia, muchos de los cuales fueron creados por YouTubers para títulos populares como FIFA Ultimate Team.

Se buscará también que los proveedores de juegos se aseguren de que las características de los juegos, tales como las cajas de botín, no constituyan una ilegalidad. Además, también se hace mucho hincapié en la protección de los niños.

Recientemente, varias grandes empresas de videojuegos se han visto obligadas a modificar el contenido de sus juegos para eliminar las loot boxes de acuerdo con las normas de juego belgas.