Microsoft está introduciendo nuevas características en su familia de consolas y una de las más notorias será FreeSync.

Microsoft ha revelado durante su programa especial “Inside Xbox”, que planea introducir la compatibilidad con FreeSync para Xbox One S y Xbox One X. Para aquellos que no lo sepan, FreeSync elimina el tearing, sincronía de la pantalla y soporta la velocidad de actualización dinámica. Sin embargo, los usuarios deben tener un televisor o monitor compatible con FreeSync.

“La tecnología Freesync ayuda a deshacerse del tearing mientras jugamos, lo que permite a la pantalla y a Xbox One trabajar juntas para crear una experiencia de juego suave y sin errores de sincronía. Freesync permite que un televisor o monitor compatible sincronice su frecuencia de actualización con la consola.”

Dado que Xbox usa APU AMD, tiene sentido que Microsoft pueda soportar FreeSync y esta sería la primera vez que una consola soporta esta característica. Uno de los primeros títulos en utilizar esta tecnología será State of Decay 2.