La pelea de Microsoft y Motorola continúa. Desde que empezaron la batalla por la supuesta infracción de Microsoft usando cuatro patentes de Motorola en Xbox 360. Estas patentes estaban vinculadas a sistema de codificación de vídeo.

Pues el juez James Robart ha decidido no prohibir la venta de la consola de Microsoft en los Estados Unidos, pero la compañía americana deberá pagar 2,5 millones de libras por la explotación de derechos de autor de estas patentes, pago que pidió Motorola en otro proceso legal.

Esperemos que este sea el fin de la guerra entre Microsoft y Motorola.

¡COMENTA LA NOTICIA EN NUESTRO FORO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here