Microsoft está buscando a “miles” de testeadores para una actualización de sistema para Xbox 360 que traerá consigo una serie de elementos físicos que serán enviados a los participantes y que permitirán a Microsoft conocer de primera mano el feedback de estos aficionados y prepararse para “una actualización del formato de disco de Xbox 360”.

De momento no hay detalles sobre en qué consistirá este nuevo formato, aunque a buen seguro las informaciones surgirán en los próximos días puesto que la maniobra de testeo se pone en marcha en sólo un par de semanas.

Los usuarios interesados en testear esta actualización llevada, de momento, en el más absoluto de los secretosdeben residir en Estados Unidos.

Dejar respuesta