Seamus Blackley, uno de los creadores e impulsores de la primera consola Xbox, vuelve al desarrollo de juegos, y está fundando su propio estudio, según informa el medio americano Variety.

Tras dejar Microsoft en 2002, pasó a trabajar en Creative Artists Agency, liderando su división de juegos, pero ahora ha abandonado esta empresa para fundar su propio estudio de desarrollo, aunque todavía no se sabe nada del mismo.

Tras formar parte Dreamworks, Blackley entró en Microsoft en 1999, trabajando primero en el equipo encargado de la tecnología gráfica DirectX. Poco después, fue uno de los encargados de concebir la primera Xbox, y ayudó a formar el equipo que diseñó la primera consola.

Aparte de participar en la creación, Blackley también ejerció de intermediarioentre Microsoft y las empresas de videojuegos, convenciéndoles de desarrollar para Xbox.

Dejar respuesta