La nueva actualización se llamará Dropshot

Rocket League nos sedujo desde el primer momento al mezclar dos cosas que nos encantan: fútbol y coches veloces. Por si fuera poco,  Psyonix ha anunciado en el día de hoy la actualización Dropshot que nos trae un nuevo modo de juego que se basa principalmente en la destrucción.

Dropshot podrá jugarse exclusivamente en “Core 707”, una nueva arena Hexagonal, según lo cuentan en la página oficial del vídeo juego. Este nuevo modo de juego introduce pisos dinámicos que pueden romperse y una bola electrificada. En lugar de empujar la pelota hacia la portería de tu oponente, el objetivo del jugador será destruir paneles en el piso del equipo contrario y marcar goles a través de esos espacios.

Cuantos más paneles se rompen, más fácil será marcar un gol. Los paneles pueden ser golpeados por una pelota hasta dos veces. El primer golpe activa el panel, mientras que el segundo rompe el panel, a medida que se van destruyendo los paneles tendremos más posibilidades de marcar un gol.

La nueva bola electrificada también contará con distintas intensidades. Esta se volverá más poderosa cuanto más tiempo se encuentre en el aire. En lugar de dañar tan solo 1 panel puede llegar a dañar una cantidad mayor.

La actualización Dropshot llegará el 22 de marzo, los desarrolladores también introducirán otros elementos con esta actualización como: nuevos trofeos y logros, un botón de contenido eSports, pinturas para los coches y el final de la tercera temporada competitiva, entre otras cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here