Analizamos uno de los juegos más frenéticos y rápidos que podemos encontrar en el catálogo de la Xbox original. Si tienes buenos reflejos y te gusta soltar adrenalina, no debes perderte nuestras impresiones.

bo2_box1

Título: Burnout 2: Point of Impact

Plataforma original: PS2

Otras plataformas: Xbox, Game Cube

Desarrollador: Criterion Games

Distribuidor: Acclaim

Idioma: Inglés

Duración: 10 horas aprox.

Disponible Xbox Live: No (Formato físico retro-compatible)

Género: Conducción

Nº de jugadores: 2

Año: 2002 en PS2, 2003 en Xbox

Si tenemos que nombrar una saga donde se premie la velocidad en las carreras, esa tiene que ser Burnout. De la mano de Acclaim y desarollado por los chicos de Criterion, Burnout nació para convertirse en una de los mejores arcades de conducción que pudieron jugarse en la era de los 128 bits. Y, aunque su planteamiento no es para nada profundo, no le hace falta nada más. Si el primer título de la franquicia nos dejó un buen sabor de boca, fue la segunda parte la que trajo mayor cantidad de opciones y de mejoras jugables.

Burnout2 02

Si alguien sabe mezclar carreras con velocidad esos son Criterion Games (actualmente desarrollando los  juegos de Need for Speed). En la piel de uno de los muchos vehículos  que tendremos a nuestra disposición, nuestro objetivo será llegar el primero a la línea de meta, intentando por el camino no colisionar ni con nuestros adversarios ni con el tráfico que tendremos en ambos sentidos. Pese que hasta aquí parece una mecánica ya muy manida, los grandes rasgos y virtudes vienen a continuación.

Para empezar, la sensación de velocidad es inmejorable. Pocos estudios han sido capaces de recrear la sensación de conducir un coche a 200 kilómetros por hora, hasta tal punto que necesitarás toda tu atención en la carretera para evitar “comerte” los demás vehículos que por ella circulan. Para conseguir esta sensación, Burnout 2 se centra en dos pilares fundamentales: el primero,  60 fps que transmiten una fluidez totalmente imprescindible en este tipo de juegos. El segundo punto, ausencia total de popping, lo que se traduce en poder ver todos los vehículos que aparecen en pantalla. Con esto podemos ver el mimo que los chicos de Criterion desarrollan su saga fetiche de conducción.

Burnout2 09

Tenemos que recordar que Burnout se trata de un arcade puro y duro, y eso en algunos aspectos se nota. Los vehículos que tenemos a nuestra disposición no dejan de ser coches sin marca conocida (aunque eso importa poco), con la posibilidad de escoger entre utilitarios, pick-ups, o coches deportivos. A medida que vayamos ganando carreras, empezaremos a desbloquear otra serie de coches más especiales, como  automóviles clásicos, coches de policía o incluso un fórmula 1. Como buen arcade que se precie, y donde lo que prima es la velocidad, los circuitos tampoco son muy enrevesados. La mayoría de ellos contienen líneas rectas, sin curvas demasiado difíciles, en pos de ofrecer una experiencia lo más rápida y alocada posible. Dentro de los escenarios, encontraremos los paisajes “estándar”: ciudades, montañas y autopistas con varios carriles no faltarán a la cita.

Burnout2 07

Para llegar el primero en cada carrera, deberemos rellenar nuestra barra de nitro para conseguir un empuje extra de nuestro coche. La parte divertida del título viene a continuación: para conseguir rellenar la barra deberemos realizar todo tipo de virguerías en la carrera. Derrapes, pasar cerca del tráfico, ir por el carril contrario, realizar saltos o lo más espectacular, realizar derribos (takedowns) a nuestros rivales será una experiencia espectacular a la par de divertida. Pese a esto, deberemos tener cuidado, ya que el turbo será un arma de doble filo, ya que al alcanzar una velocidad endiablada, tenemos una mayor probabilidad de estrellarte contra un vehículo.

Los accidentes serán visualmente el elemento más impactante de Burnout 2. En el momento del choque, dará paso una cámara lenta donde veremos cómo nuestro vehículo en cuestión va haciéndose trizas con cada impacto. Cristales rotos, chasis doblado, ruedas volando, vueltas de campana, y las consiguientes colisiones que ese accidente puede ocasionar. Espectáculo puro.

Burnout2 04

Aparte del modo carrera estándar donde iremos desbloqueando diferentes circuitos a medida que vayamos obteniendo medallas, existe el modo persecución, donde nuestro objetivo será dar caza a nuestro rival en una serie de escenarios. Además, el juego nos brinda un modo para dos jugadores a pantalla dividida, manteniéndose los 60 fps, aunque poco aconsejable debido a que necesitaremos la pantalla completa para estar atento de todos los peligros que nos acecharán a lo largo de la carrera. Lo mismo podemos decir de las dos cámaras que tenemos a nuestra disposición (dentro y fuera del vehículo).Lo más recomendable será jugar con la cámara interior, puesto que nos ofrecerá una mejor visión de los obstáculos a esquivar, aparte de que nos ofrecerá una mayor sensación de velocidad.

Burnout2 03

En el apartado musical, nos encontraremos una música electrónica creada para la ocasión, bastante discreta, pero que cumple su función. Cuando suframos un accidente, escucharemos unos sonidos FX muy conseguidos, así como los efectos del motor o ruidos externos, como el de un avión que sobrevuela recreados con bastante fidelidad.

Conclusión

Aunque ya estamos bastante acostumbrados a los juegos de conducción basados en derribar a nuestros rivales, no debemos olvidar las raíces, y Burnout 2 es el máximo exponente en este tipo de carreras. Una velocidad como pocas veces hemos podido experimentar, en un arcade donde deberás estar concentrado de principio a fin, y todo ello con una fluidez pocas veces vista en un juego de la Xbox original. Si eres amante de los últimos Need for Speed, no podemos dejar de recomendarte que pruebes cualquier juego de la saga Burnout. Si lo tuyo son los choques y colisiones, Burnout 3: Takedown te ofrece un completo modo en el que tenemos que  lograr el mayor daño posible en una intersección, que te enganchará de principio a fin. Para los poseedores de una Xbox 360, tenéis a vuestra disposición Burnout Revenge, que pese a no ser el mejor de la saga, nos permite saborear las virtudes de ésta gran franquicia. Lo que no debemos olvidar es de agradecer a los chicos de Criterion, por dar una vuelta de tuerca al género de la conducción arcade, tan asentada a día de hoy.

¿Cuál es tu juego de conducción arcade favorito?

¡Coméntalo en nuestro foro!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here