Microsoft enseña a los desarrolladores en aprovechar el rendimiento de Xbox One X

Xbox One X no solo es la consola más potente del momento, sino también una táctica de Microsoft para ofrecer a los desarrolladores una forma de programar sus juegos de una forma mucho más sencilla y con mejores resultados.

Y es que Microsoft está trabajando de forma muy estrecha con los desarrolladores para mostrarles “trucos” o formas de trabajar con el kit de desarrollo de Xbox One X para tener el mejor resultado posible con el menor esfuerzo, una de las grandes ventajas de esta nueva plataforma que engloba el mundo Xbox.

Sobre las recomendaciones que están recibiendo los desarrolladores podemos destacar el hincapié que hace Microsoft en gestionar correctamente la memoria RAM de la Xbox One X y optar en ocasiones en jugar con resolución dinámica para obtener el mejor equilibrio, uno de los ejemplos en utilizar esta técnica está visible en Assassin´s Creed Origins.

Por otra parte, también animan a los desarrolladores en trabajar con texturas 4K para que el salto y conversión del juego de 1080p a la resolución nativa 4K sea de forma rápida y sin problemas, hemos visto ejemplos como han pasado de resoluciones 4 veces superior en tan solo unos pocos días de trabajo.

Parece que Microsoft no solo quiere tener la mejor consola del mercado, Xbox One X, sino en crear un entorno idóneo para su desarrollo y obtener el mejor resultado en todos los juegos. ¿Crees que es una buena técnica?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here