Ya son cinco años consecutivos lo que la industria del videojuego lleva de cuesta abajo. Según los datos de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe), en 2012 se vendieron en España 12.743.000 unidades de videojuegos, 1.492.000 consolas y 5.031.000 periféricos.

Estas ventas suponen en total un 16 por ciento menos que los datos de 2011. Carlos Iglesias, secretario de aDeSe, ha señalado en la rueda de prensa de presentación de resultados que, pese a estos malos resultados, España seguramente siga manteniendo su puesto como cuarto mercado europeo, en dura lucha con Italia.

De hecho, los países que van por delante de nosotros han visto también cómo disminuía el sector de los videojuegos. Hasta un 22 por ciento ha caído el entretenimiento interactivo en Reino Unido respecto a 2011, un 9’2 por ciento en Alemania –el segundo mercado europeo-, y un 14’7 por ciento en Francia.

En total, la venta del sector de videojuegos movió en España 822 millones de euros, el 52 por ciento de los cuales corresponde al software, el 36 por ciento al hardware y el 12 por ciento a los periféricos. La industria vuelve así en nuestro país a niveles de 2005.

Si trasladamos estas cifras a la cantidad de unidades comercializadas, se vendieron 1’49 millones de consolas (un 22 por ciento menos que en 2011), 12’74 millones de juegos (físicos, ya que aDeSe no recoge datos de descargas digitales), y algo más de cinco millones de periféricos, muy ligeramente más que el año anterior.

Iglesias ha achacado la caída del sector a dos factores: la crisis económica internacional que en España se plasma en un decrecimiento del consumo privado, y a la coyuntura de un cambio generacional de consolas que estamos viviendo. No hay que olvidar que, en las consolas de sobremesa, Wii U llegó a finales de año y se espera que antes de que acabe el año haya hardware nuevo de Sony (PlayStation 4) y de Microsoft (que aún no ha anunciado nada).

Aunque Alberto González Lorca, presidente de aDeSe, ha señadao que 2013 va a ser un año “complicado”, se ha mostrado confiado en que estas nuevas consolas reactiven el mercado, los resultados no se verían inmediatamente. De hecho, en los resultados de 2012 no afecta Wii U, que llegó a finales de año, de forma que hasta el año que viene no se verían los resultados de la renovación total de las consolas.

González Lorca se ha mostrado confiado en que dentro de unos tres o cinco años se hayan duplicado las ventas de videojuegos. Esta esperanza no sólo se sustenta en el cambio generacional de hardware; también se apoya en la incorporación de nuevos modelos de comercialización “que a nosotros nos suponen una adaptación natural”, ha dicho el presidente de aDeSe.

Los datos constatan también que el PC sigue siendo una plataforma de juego, aunque el mercado del software para consola suponía el 93 por ciento del total a 31 de diciembre de 2012.

Avalan la teoría de González Lorca la comparación del valor del software en las consolas de 2011 y 2012. De PS Vita y Wii U no hay evidentemente referencias, pero WiiU bajó un 32 por ciento, cuando ya se sabía que iba a salir su sucesora, y algo similar le sucedió a PSP, con un descenso del 46 por ciento ya con PSVita en la calle. Mientras que 3DS subió un 57 por ciento y su antecesora, DS, bajó un 42 por ciento. PS2, toda una superviviente, descendió un 60 por ciento.

En número de juegos vendidos por consolas el liderazgo es para PS3, con 3.925.000 juegos, seguida de Wii (1.977.000), Xbox 360 (1.448.000), PSP (1.310.000), DS (989.000), 3DS (871.000), PSVita (308.000), PS2 (288.000) y Wii U (52.000) cerrando la tabla.

aDeSe pide que la Comisión de Piratería actúe en los videojuegos

Como es habitual, aDeSe ha hablado de los daños de las descargas ilegales en el sector, remitiendo a los datos del Observatorio de la Piratería, que recientemente afirmó que los contenidos bajados de forma ilegal suponían unos 168 millones de unidades, por una valor de 4.332 millones de euros, aunque si se busca el lucro cesante (la cantidad real de dinero que se deja de ingresar por las descargas teniendo en cuenta que muchas veces no se comprarían los contenidos descargados de manera ilegal) la cantidad es de 270 millones de euros.

Según González Lorca, el 55 por ciento de este consumo se podría evitar con una legislación eficaz. El presidente de aDeSe ha mostrado su decepción por el funcionamiento de la Comisión de la Propiedad Intelectual encargada de velar por la “ley Sinde”: “Teníamos grandes expectativas, pero no hay ni una resolución sobre videojuegos. Nos parece un retraso inaceptable y queremos instar al Gobierno a que la comisión funcione de manera más efectiva”, ha reclamado.

aDeSe va a intentar potenciar el desarrollo de videojuegos en España. Aunque los responsables de la Asociación no han adelantado medidas concretas, sí han indicado que en los próximos meses se van a dar algunos pasos que incorporen a distintos sectores de la industria del videojuego. Es una declaración de intenciones, pero parece que la declaración de los videojuegos como industria cultural ha dado la suficiente seguridad al sector como para que, poco a poco, se vayan dando pasos para avanzar en la misma dirección.

Además de los resultados económicos, aDeSe ha facilitado otros datos sobre el consumo de videojuegos, como el tiempo invertido en jugar, según el estudio Videogames in Europe, elaborado por ISFE (Interactive Software Federation of Europe) en colaboración con Ipsos, el juego con soporte físico supone el 46 por ciento, el juego online es el 38 por ciento y el dedicado a las apps de smartphones y tablets, el 16 por ciento.

tabla ventas

¡COMENTAD LA NOTICIA EN NUESTRO FORO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here