Beth, una chica de trece años condujo durante al menos trece horas desde Houston, donde ella viva, camino a Hodgenville, en Kentucky, en su periplo por encontrarse con Dylan, un joven de 12 que conoció a través de Xbox Live y consideraba su novio.

Al parecer, el padre de la joven se entrometió en la relación porque no le gustaba que hablase tanto con este chico, por lo que ella, en un acto de rebeldía, cogió el coche y partió para reunirse con su ciberamor.

Al llegar a Henseville, Tennessee, un agente de tráfico detuvo a la pequeña y procedió a reunirla con su familia, tras las trece horas de viaje que antes mencionábamos.

Por suerte, la habilidosa conductora (quizá tras practicar con varios simuladores de conducción en Xbox 360) no sufrió ni causó ningún daño, y todo se quedó en un susto para la familia y amigos, que esperaron pancartas en mano el ansiado reencuentro.

Siento no tener traducción para el video pero se entiende bastante bien todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here