Nuestras impresiones de la beta de Call of Duty WWII, lo nuevo de Activision y Sledgehammer Games.

Probamos la Beta cerrada de Call Of Duty WW2 fusil en mano y os trasladamos las impresiones, así como las sensaciones que nos ha dejado de cara a su lanzamiento.

Se acerca el final del verano y con ello la vuelta al trabajo para muchos de nosotros, además de una buena ristra de juegos que están por llegar de aquí a final de año. Muchos de estos títulos, entre los cuales se encuentra el que hemos probado, se esperan como agua de mayo para ayudarnos a afrontar las arduas jornadas laborales que nos esperan.

Estos meses venideros se antojan muy suculentos, grandes lanzamientos de juegos, nueva Xbox One X en camino; todo hace presagiar un final de temporada 2017 muy bueno, atreviéndome a decir que es el mejor en años, pero este es otro asunto que debatiremos cuando llegue el momento.

Lo que nos concierne ahora es uno de los lanzamientos más esperados por una gran multitud de usuarios. Se trata de Call Of Duty: WWII, la nueva entrega de la saga COD que pretende volver a ofrecer a sus aficionados una buena ensalada de tiros.

Activision junto con Sledgehammer dan forma a esta nueva entrega ambientada en la segunda guerra mundial, dejando aparcado el futuro tan dispar al que nos tenía acostumbrados. De esta forma, intenta volver al origen de todo, llevar nuestro soldado a tierra firme, otorgando en nuestras manos armas reales comunes sin tanto diseño extravagante y balas especiales, sin drones, sin radares térmicos o visión a través de las paredes.

Muchos somos los que pedíamos a gritos un cambio radical en el rumbo de este transatlántico, que viajaba a la deriva, donde muchos de sus pasajeros íbamos bajando en el puerto más cercano sin mirar atrás.

Cuando se presentó Call Of Duty WW2, notamos que escuchaban al usuario  harto de saltos y futuros muy lejanos, los cuales vieron un gran atractivo en la llegada de Battlefield 1. La competencia había sacado ventaja en el sector del shooter bélico, representando una guerra con 100 años y atrayendo a un gran público.

Por ello, hacía falta volver atrás y hacer las cosas bien, escuchar al usuario y darle ese poquito de esperanza que aún tenía en la saga COD.

¿Lo conseguirá? ¿Logra esta nueva entrega COD gustar al seguidor más purista?

Son preguntas que uno se hace a falta de poco menos de 2 meses para el estallido de esta gran guerra, y si os soy sincero, bajo mi punto de vista y como opinión personal a día de hoy, os diría que no.

En primer lugar vamos a empezar por el apartado gráfico, el cual no destaca demasiado por diversos factores, aunque aún tienen tiempo de mejora ya que lo jugado es una Beta, que aún estando cerca a la versión final, espero que le falte por pulir ciertas puntos mejorables.

La verdad es que luce bien, los personajes son bastante grandes en comparación con otras entregas, y esto hace que notemos una “distancia” diferente a la hora de visualizar al enemigo. No es que sea negativo este detalle, más bien “diferente” a lo acostumbrado.

Los escenarios a los que se podía jugar eran cuatro en concreto; Gibraltar, Pointe du Hoc, Aachen y Ardennes Forest. Cada cual con diversas características en el que encaramos la batalla de formas distintas; mientras que en Gibraltar, por ejemplo, es algo más “pasillero”, Pointe Du Hoc es más versátil y nos da más posibilidad de afrontar con refriegas a larga distancia,aunque sus trincheras pueden llevar al combate más carnicero y cercano, dejando al jugador elegir que tipo de juego quiere: agresivo o comedido.

El diseño de mapas es algo que si me ha gustado mucho, tiene numerosos entresijos por los que mover a nuestro soldado para llegar a nuestro objetivo, pero siempre da sensación de encontronazo constante con el enemigo, ya sea por el mal respawn que sigue existiendo, o por lo “pequeño” que estos resultan, aunque yo opto por la primera opción. Como digo, el diseño es bueno, donde la cobertura es primordial para salir victorioso, su sensación de deterioro tras las luchas llevadas a sus espaldas, dan sensación de realismo, pero limitado, ya que no cuenta con destrucción de ningún tipo de mobiliario, ya sea edificado o del entorno. No es una cosa que haya caracterizado a la saga, pero en los tiempos que corren es de agradecer que hubieran incorporado este tipo de físicas aún siendo encriptadas.

Los efectos de partículas y explosiones tras detonar granadas o bombas son de lo mejor que podemos apreciar a niveles gráficos durante el combate, aunque las físicas no están a la altura de lo que exige una generación bastante consolidada ya a niveles técnicos, flojeando en este apartado a mi parecer crucial en los tiempos que corren. Recalco una vez más que son exigencias que veo deberían ser algo más pulidas bajo mi punto de vista y que me gusta recalcar en estas impresiones personales tras jugar a la Beta, que igualmente pueden ser subsanables en el juego final, aunque el control de físicas y detalles de efectos, dudo que sea algo que mejore.

El apartado sonoro es otra cosa que llega a chocarme. El sonido del arma en cuestión que llevemos si se nota rugir cómo si un arma de verdad se tratara, aún no pareciéndome en absoluto todo lo real que cabe esperar, pero el sonido del arma de los enemigos y aliados que escuchamos mediante la partida suenan cómo si fuesen armas de fogueo, muy enlatado y metálico. Sin embargo, los efectos de sonido para las explosiones y la detonación de artefactos si están bastante bien logrados, zumbando delante de nosotros y dejando la pantalla tambaleante y turbia tras su fuerte estallido. Las voces que nos indican la bajas, posición enemiga, racha de punto, etc… son correctas sin más. Poco aporta nuevo el sistema sonoro que haga sentir verdadera fascinación, esperaba algo más fuerte en este apartado, pero me doy cuenta que está muy en la línea del resto de apartados.

Pero, pasemos a lo que todos queremos, que al fin y al cabo es verlo en movimiento, saber que tal es su jugabilidad, que cambios sufre con entregas anteriores. Aquí es donde COD WW2 debe demostrar que aún no siendo un referente gráfico, puede despuntar y sacar el curso con notable.

Pues esta vez tocamos suelo firme, nada de saltos o jetpack que conlleven enfrentamientos verticales. Coberturas, escaleras por la que subir para tomar zonas más altas, tener que flanquear al enemigo desde una posición más ventajosa sin poder abatirles desde arriba…detalles que perdimos desde Advance Warfare y que costaba asimilar que volvieran.

El personaje se siente bien, se mueve con soltura, con ese característico “toque Arcade” que tiene la saga, que parece ser siempre el mismo, llevemos lo que llevemos,no se nota pesado al armar una Lewis, al igual que si llevamos una M1 Garand. Esto siempre ha sido parte de la saga y no creo que cambien algo que funciona tan bien, pero podrían haber mejorado este punto, ya que daría más sensación de realismo. Es cómo si la evolución propia de la saga solo pase por aspectos de modelados, armas y/o escenarios.

En la beta se pudo probar varios modos de juego: dominio, duelo por equipos, punto caliente y la vuelta del modo baja confirmada. Estos son modos de juego muy conocidos que hacen presagiar numerosas horas de juego.

Por otra parte, el modo Guerra es uno de los nuevos modos que podemos encontrar, en él debemos escoltar un tanque tras la línea de fuego enemiga, mientras que adelantamos posiciones, avanzamos en el mapa y el equipo que en ataque más avance gana la partida. Bastante similar al frente de Battlefield 1 pero con menos jugadores.

Pasando a otro apartado,nos topamos con la elección de nuestro personaje y su división.En la beta solo se podía alcanzar el nivel 40, pero suponemos que habrán mucho más niveles, tanto de jugador como de división. En esta ocasión, tenemos a elegir entre cinco divisiones con las cuales podremos ir desbloqueando diferentes mejoras y subirlas de nivel.

Entre las distintas divisiones tenemos las siguientes, con sus respectivos roles o armamentos:

  • La División de Infantería con rifles de tiro o semiautomáticos.
  • La División Expedicionaria la cual posee escopetas con cartuchos de fuego y granadas incendiarias, ideales para las trincheras
  • La División Aerotransportada son más ágiles en el uso de ametralladoras ligeras de corto alcance, quizás los más versátiles.
  • La División de Montaña, usa las sombras y el entorno para camuflarse del enemigo y atacar con francotirador.
  • La División Blindada son los más poderosos en fuego, equipando ametralladoras ligeras de gran capacidad y variedad de explosivos.

Una de estas divisiones se nos dará a elegir desde el principio y a medida que consigamos fichas y subamos nuestro nivel, podremos desbloquear más para alternar nuestro arsenal e incluso mezclar armas en las distintas divisiones.

En este Call of Duty: WWII no faltarán las típicas rachas de bajas; entre ellas podemos encontrar el avión de reconocimiento, de asalto, de bombardeo, etc… Esta es una característica típica de la saga, que aún siendo rara en la ambientación en la que estamos ha sido implementada de todas formas, y gracias a ella podemos sacar ventaja al enemigo.

Como podéis apreciar, el contenido básicamente es el mismo de otros años, sólo que la estética hace que resulte “diferente”, pero nada más.

En las partidas hemos notado cierto “lag” con otros usuarios y resulta cuanto menos curioso ver la cámara de muerte para apreciar que realmente el contrincante iba dando botes de aquí para allá y te ha eliminado con una soltura que ni Rambo en sus mejores momentos. No siempre ha sucedido, pero bastantes más veces de las que me hubiera gustado. Cierto que están ajustando servidores y haciendo pruebas (para algo es una Beta) pero sigue muy en la línea de muerte/desquicio.

Aún así, divierte cuando empiezas a coger forma, conocer el mapa y las armas. La experiencia de juego lleva un tiempo de adaptación, puesto que debemos de aprender la cadencia de cada arma, el retroceso y demás parámetros para ajustar nuestro arsenal a nuestro estilo de juego propio, o porque no la propia situación de la partida, ya que una mira o una empuñadura puede equilibrar mucho la balanza a nuestro favor.

Sensaciones encontradas tras probar este nuevo multijugador de COD WW2, divierte pero no sorprende. Como he dicho antes esto es una impresión personal tras probar la beta que ha tenido lugar del 1 al 4 de septiembre, objetivamente y comparada con la carta de FPS que actualmente están a nuestra disposición en varias plataformas.

En primer lugar COD WW2 es un shooter bélico y como tal, la ambientación y las físicas del producto deben llevar al jugador a meterse en la piel de lo que allí  sucedía, básicamente creo que un producto que se desarrolla en un marco histórico con tanta información detrás (dígase: películas, libros, documentales, imágenes reales históricas) que reflejan tan estupendamente lo acontecido, debe de saber transmitir. A mi COD WW2 tras horas de juego a su multijugador, no me pone en antecedentes de lo que sucedía en aquellos campos de batalla, no me aporta nada bélico que no sea superado por otro título del “mismo” calibre.

Algo que valoro mucho de un juego es que me trasmita, que más allá de pegar unos disparos virtuales con amigos o desconocidos, sepa crear un marco único a través de su aspecto general.

Esperamos la versión final sepa transmitir algo más intensamente y que nos quite el mal sabor de boca que esta Beta nos ha dejado.

2 Comentarios

  1. Marboz si puedes usa un poco las letras en negrita para que el lector identifique más fácil por donde estaba leyendo. El resto está para ponerte un monumento. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here