1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Veinte años del airbag en Volvo

Tema en 'Motor' iniciado por 4DR!4N, 26 May 2007.

  1. 4DR!4N

    4DR!4N Nuevo Miembro

    [​IMG]

    Fue en 1987 cuando el primer Volvo equipado con airbag salió de la fábrica, por entonces equipamiento opcional y solo para conductor; montaron su primer airbag de pasajero en el 92. El Volvo 850 adoptó el airbag como equipamiento de serie en los años 90 y se fue extendiendo por la gama con el tiempo. Aunque no fueron los primeros, si investigaron lo suficiente para ser pioneros con los airbags laterales de asiento y el de cortina. Esto supuso a Volvo cierta ventaja en la protección de ocupantes durante algún tiempo.

    La tecnología del airbag empezó a gestarse en los años 50, cuando salió una patente para una bolsa hinchable protectora, pero con la salvedad de que el conductor debía sacarla manualmente con un botón, y milagritos los justos. Los sistemas pirotécnicos para inflar las bolsas (explosivos) también provocaron debates no sólo por la manipulación en fábrica, también por los posibles riesgos en caso de accidente por tener explosivos a bordo (aunque en muy pequeña cuantía). Se determinó en EEUU que los sistemas de seguridad pasiva no debían requerir la intervención humana y debían ser automáticos.

    Muchos visionarios pensaron que el airbag reemplazaría al cinturón de seguridad de 3 puntos (introducido por Volvo en 1959), pero se equivocaron de pleno. El airbag sin el cinturón de seguridad no solo no es más seguro, además añade un riesgo adicional por que la bolsa se hincha muy rápido y puede herirnos gravemente si estamos en su espacio de apertura. El airbag con el cinturón, siempre, y si te pica la curiosidad, escribí algo relacionado hace unos meses, enfocado fundamentalmente al copiloto y algunos cuidados que conviene tener para que el airbag sea realmente seguro.

    Airbags delanteros

    [​IMG]

    Actualmente casi todos los turismos tienen airbags, por lo menos cuatro. Este invento ha salvado la vida a muchísima gente, y la seguirá salvando, pero no es un remedio mágico. No impide la muerte cuando la colisión es muy fuerte por velocidad, ya que nada evita que los órganos internos puedan “estrellarse” contra los huesos por la deceleración o que sin el cinturón de seguridad puede ser una trampa mortal.

    Fuente | Volvo
     

Compartir esta página