1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Novela MASS EFFECT

Tema en 'Xbox 360' iniciado por fullmonty, 26 Jul 2007.

  1. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    Viendo la expectación creada por este juego y las ganas que le tenemos todos os traigo una traducción de la novela (copiada de meristation). Por cierto me gusta más el universo de halo.


    Novela de imprescindible lectura para todo aquel que espere disfrutar de Mass Effect a todos los niveles, ya que es evidente que su distribución por nuestras tierras es y seguramente será inexistente me animo a comentárosla para que podáis disfrutar del juego en todo su esplendor, conociendo de antemano los entresijos de su universo y el origen de la historia.



    MASS EFFECT: Revelation
    comentado por Wasenshi85

    [​IMG]
    Nota: Sí, el de la portada parece ser Saren, el recientemente descubierto como malo malísimo del juego.
    [​IMG]

    » PROLOGO
    Éste ya lo comenté en su día muy a grosso modo, lo he corregido, ampliado y aplicado un estilo algo más formal, no deja de ser lo mismo que conté la otra vez, pero un poco más apañado.

    La historia comienza con una breve descripción del Almirante Jon Grisson, el que posiblemente sea uno de los hombres más famosos de la tierra. Entre los detalles que se describen se destaca que las naves de la flota terrestre no necesitan referencia visual alguna para su pilotaje pero que en honor a los ideales románticos del viaje espacial aun tienen pequeños ojos de buey y una gran ventana en el puente de mando, para Grisson esto no es más que un punto débil en la integridad del casco, pero es un gran ayuda de cara al reclutamiento de marines, aun hay gente que al contrario que él, ven fascinante el universo.

    Más datos,
    - En el 2148 (9 años antes de lo que acontece en éste punto de la historia) la humanidad descubre bajo la superficie de Marte un antigua estación de investigación alienigena, se considera como el descubrimiento más importante de la historia de la humanidad hasta el momento y cambia el devenir de la raza para siempre...
    - La humanidad se enfrenta a importante crisis en todos su valores de concepción del universo, es un duro palo para las religiones que ven como sus pilares se desploman ante la evidencia de que hay vida más allá de nuestro planeta, multitud de ellas aparecen de la noche a la mañana, se suceden debates entre filósofos, científicos y expertos de todo tipo durante meses por todo el globo, llegando a situaciones violentas en multitud de ocasiones. Aun hoy en día, hay gente que no ha podido recuperarse del shock del descubrimiento.
    - Si bien en el aspecto religioso el descubrimiento ha sido demoledor no tanto ha sido así en el aspecto poltico, consiguiendo por fin que la humanidad tomé una conciencia global y olvide sus múltiples disputas territoriales, tanto es así que la década posterior al descubriendo se denomina como la era de oro de la humanidad y culminando con la creación de la Alianza de Sistemas Humanos (Human Systems alliance) que componen los 8 países más poderosos del planeta (Nota: el G8 actual si las cosas han seguido su curso normal), realmente hay más naciones en el sistema, pero solo los poderosos contribuyen monetariamente y dirigen la alianza.
    - Hay sospechas de que la unificación en un gobierno único fue bastante interesada y demasiado rápida, así como que el bunker fue descubierto mucho antes de lo que se dijo en un principio.

    Volviendo a la historia, Grisson se encuentra en SSV Nueva Delhi, comandado por el Capitán Eissenhorn en dirección a una estación espacial en Arcturus, la más alejada del planeta tierra.

    Datos,
    - La flota de la alianza alcanza las 2000 naves, desde pequeñas naves de ataque tripuladas por una veintena de hombres hasta estaciones de combate de varios cientos de tripulantes.
    - La raza alienigena de la que se supone toda ésta tecnología ha sido bautizada como los Protheans, además de eso se sospecha que se extinguieron hace por lo menos medio siglo y un así, aun quedan miles de tretabytes de información encriptada en un idioma desconocido que no han podido ser descifrados por la humanidad por el momento, lo que se denomina como el santo grial de la tecnología, supuestamente.
    - Uno de los descubrimientos más importantes son los campos de efecto de masa (Mass Effect Camps) que permiten viajar a una velocidad más rápida que la luz. También destacan la terraformación de planetas y las energias limpias y renovables.
    - La luna hoy en día es habitable gracias a la terraformación.

    De vuelta en el puente del Nueva Delhi, Eissenhorn y Grisson discuten sobre su presencia allí, no es normal que alguien como el almirante se digne a aparecer en el puente de mando, teniendo en cuenta que lo considera como un punto flaco en su defensa, sin embargo, Grisson desea motivar a al tripulación en estos momentos, pese a que realmente son otras sus inquietudes. Considera la flota como escasa ante la bastedaz del espacio, verla reunida en torno a Arcturus es un espectáculo impresionante, pero una vez se diseminen por la galaxia inexplorada estarán solas ante el peligro.

    Más datos,
    - En el 2149 (un año después del descubrimiento de Marte) la humanidad se topa con que Charon, un satélite de Plutón no es lo que parecía ser, se ve que se trata de una gigantesca pieza de tecnología Prothean que lleva allí abandonada durante sabe Dios cuanto, con la ayuda de la base de datos marciana concluyen que se trata de un Mass Relay, una especie de Stargate capaz de transportar naves de un lanzador a otro instantáneamente el problema es que la única forma de saber que hay al otro lado es mandando a alguien que después pueda regresar de vuelta, ya que tanto puede llevar a un destino valido como al corazón de una estrella o la boca de un agujero negro.

    Es en ese momento donde se explica el motivo de la fama de Jon Grisson, ya que fue el hombre que dirigió la primera misión suicida a través del Mass Relay, regresando con éxito y siendo considerado como un autentico héroe para toda la humanidad.

    Una vez la nave llega a su destino Grisson se prepara para recibir la visita de una serie de reclutas destacados a los que le han ordenado evaluar. El libro se centra en la entrevista que comparte con el Sargento de Segunda David Edward Anderson, el joven soldado es londinense, aunque eso es algo poco significativo tras la mezcolanza cultural, hoy por hoy apenas es distinguible el acento de los lugares más recónditos, ya que la enseñanza es global y a través de internet.

    Durante la entrevista Grisson rebela el verdadero motivo de su estancia en Arcturus, hace escasas semanas, en uno de los viajes a los territorios inexplorados (uncharted worlds) una raza alienigena se topó con el equipo de reconocimiento de la alianza, tan solo una de las naves pudo regresar a duras penas, aun así el nivel tecnológico de la desconocida raza se encuentra bastante parejo al humano, ya que al día siguiente un equipo mejor preparado pudo derrotarles. Desgraciadamente eso no fue suficiente para derribar a los refuerzos alienigenas, que finalmente capturaron una estación de combate, la Shanxi.

    Tras una acalorada discusión con Anderson sobre moralidad se da una situación muy propia de BioWare:
    - Abandonar la estación de combate ahora que estamos a tiempo de pasar desapercibidos?
    - Atacar y rescatar a la estación de combate, pese a exponernos a ser diezmados por una fuerza, que recordemos es desconocida por el momento y condenar a la humanidad a la destrucción?
    - Rendirnos y ser esclavizados?

    Sea como sea, la suerte está echada y Grisson concluye que solo se puede hacer una cosa, atacar, los alienigenas tienen una nave humana, pueden encontrarles fácilmente si lo desean, si no se defienden antes de que desplieguen todo su potencial, el resultado será posiblemente nefasto, no hay una salida buena a estas alturas, la guerra es inexorable.

    [​IMG]
    Rumor: Por la descripción que se da de Anderson en el libro y la diferencia temporal entre la precuela y el juego, sospecho que éste personaje que sale hablando con Sheppard podría ser el mismo Anderson, más viejo y con un rango superior.
     
  2. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 1
    Se desarrolla 8 años despues del Prologo y centra su punto de vista en el sargento Anderson.

    Anderson es un oficial ejecutivo de la SSV Hastings en la actualidad, se encuentra durmiendo cuando súbitamente suenan las alarmas de la nave que patrulla los cielos de la Skyllian Verge, un sistema planetario de la alianza el cual deben proteger de naves no-autorizadas como la que acaba de ser detectada.

    Según llega al puente de mando, Anderson observa que los mapas indican que se dirigen hacia el Mass Relay más cercano, ese es el modus operandi normal cuando se trata de llamadas de socorro.

    Tras la Primera Guerra de Contacto (el ataque inminente que se narra en el prologo) la humanidad ha optado por extenderse por toda la galaxia, zonas como la de la Skyllian Verge son demasiado amplias para cubrirlas y a menudo es necesario dejar a los habitantes abandonados para no perder excesivos recursos en la batalla, hay pocas naves y y mucho terreno que cubrir, los temores de Grisson no iban desencaminados.

    Datos,
    - Los alienigenas que se encuentran en el prologo son los Turians.
    - La guerra se desarrolla básicamente de nave a nave, sin apenas confrontaciones cara a cara.
    - La Skyillian Verge ya ha sido atacada con éxito en varias ocasiones.
    - Por fortuna, para los Turians los humanos eran algo tan raro e inesperado como para estos los alienigenas, la guerra nunca llegó a un nivel interplanetario, tan solo a una disputa por delimitar los territorios de cada especie, aun así, la escalada de violencia llamó la atención de la comunidad galáctica a la cual los Turians pertenecen y que comprenden unas 12 razas más, independientes pero colaborativas, el concilio de Citadel (Citadel Council).
    - Los Turians salieron peor parados en el recuento de muertos.
    - Tras un tratado de paz, la humanidad pasó a formar parte del concilio de forma que la guerra terminó, aun así, hay gente que no la da por finalizada... (Nota: Como ya se sabe, Saren odia a los humanos, y sí, es un Turian)

    La llamada de socorro proviene de Sidon, planeta donde la alianza tiene una pequeña planta de investigación con poco personal pero fuertemente defendida. Lo normal suele ser que los ataques se realicen a lugares indefensos y que no ofrezcan resistencia, para poder huir sin problemas antes de que lleguen las naves de la alianza, Anderson considera que podría tratarse de una acción de guerra.

    Actualmente los Turians son aliados de los humanos, oficialmente. Existen pequeños conflictos con los Batarians, pero nada que haga justificar algo así. Cae en la cuenta de los numerosos grupos paramilitares y terroristas que han surgido a lo largo de los años, conseguir naves y armamento no es tan difícil como antes, pero no llega a ninguna conclusión.

    Tras varios saltos, llegan a Sidon, desgraciadamente la Hastings es la única nave que ha llegado por el momento, dado su reducido tamaño podrán entrar en la atmósfera y aterrizar, de lo contrario tendrían que descender en pequeñas naves de asalto a la superficie. Anderson elije un grupo de 4 soldados y se prepara para el reconocimiento terrestre.

    El armamento de la alianza es muy sofisticado, describen el rifle de asalto Hahne-Kedar G-912, por lo visto la munición es microscópica, lo cual la convierte en prácticamente infinita (Nota: de ahí que haya munición infinita en el juego) siendo masivamente letal. El problema viene con el tema de la protección, el ambiente entre los soldados no es bueno ya que la alianza destina demasiado dinero en crear nuevas armas pero poco en protegerles, siempre están un paso por detrás de sus enemigos en esta materia y eso afecta profundamente en su moral.

    Entre los soldados se encuentra la Jefa de Armas Jill Dah, una antigua amiga de Anderson, una mujer poco diplomática y bastante burra, el Soldado de segunda Indigo Lee y el PFC Dan Shay, dos tipos callados y algo novatos.

    No hay señal alguna en ninguna de las frecuencias, mal asunto.

    Cuando llegan a la base ya es demasiado tarde, una evaluación del terreno informa de que al menos 3 naves llegaron y desplegaron una importante fuerza de asalto, nada queda de ellos, el ataque fue quirúrgico y preciso, Sidon ha sido diezmado y no por 4 aficionados precisamente...

    [​IMG]
    Posible aspecto del rifle de asalto homologado por la alianza, aunque es posible que en el tiempo pasado entre el libro y el juego sea diferente.

    » CAPITULO 2
    De como Anderson y su equipo se introducen en el centro de investigación de Sidon en busca de supervivientes.

    Una vez que todo el equipo de reconocimiento está en tierra comienza lo que posiblemente pudiera llamarse descripción de misión arquetípica en Mass Effect, vamos, la acción de éste capitulo se describe como si fuese una misión del juego.

    El exterior de la base parece normal, lo único anormal que detecta Anderson es la presencia de 5 o 6 cráteres en uno de los extremos de la zona de aterrizaje, seguramente la batalla empezase ahí, según el tamaño de la explanada que precede a la base hay espacio para unas 3 fragatas o 2 cargueros como mucho.

    Una vez ha dirigido a su equipo hacia una de las entradas de la base llama la atención que las puertas blindadas no solo estén intactas sino que además están cerradas a cal y canto, en toda la pista de aterrizaje no se han topado con ningún cadáver, la situación es muy atípica, pero su deber es seguir adelante.

    Anderson ordena al especialista en seguridad que compruebe el estado de la puerta, éste desmonta su arma pulsando un botón y se la cuelga a la espalda, saca una especie de aparato sensor de nombre Omnitool y analiza la zona en busca de irregularidades, la puerta lleva una mina de proximidad oculta que le hubiera volado los brazos al incauto que la hubiera intentado abrir, el propio aparato sensor es usado para desactivarla de forma inalambrica.

    Tras poner una carga suya ésta vez, el equipo realiza el clásico entrar-despejar con granada Flash, sin embargo dentro de no hay nadie, lo único que puede verse son enormes manchas de sangre en paredes, techo y suelo, pero una vez más no hay cuerpos.

    Inspeccionan toda la base siguiendo rastros de sangre por doquier pero no encuentran nada ni nadie que indique que o como han sucedido las cosas, finalmente, cuando ya han evaluado todo el perímetro dan con algo que se suponía que no estaba ahí, un ascensor que desciende varios kilómetros hacia el interior del planeta, las opiniones son dispares:
    - Jill Dah aconseja no bajar por el ascensor, la cabina está abajo, lo cual quiere decir que quien sea que haya bajado, bien sea buscando algo o para resguardarse del ataque, no ha vuelto a subir, lo más posible es que vuelva a subir una vez haya conseguido lo que busca o se cercione que el enemigo ha abandonado la base, ellos deberían estar esperándoles para tenderles una emboscada.
    - Indigo sostiene que aunque subiese alguien, también podrían saber que están esperándoles y estar preparados.
    - Anderson comenta que sea como sea, ahí abajo aun podría quedar personal de la alianza con vida y su deber es salvarles aunque sea sacrificando un beneficio estratégico notable.

    El resto del equipo hacen caso a su líder llenos de orgullo y se disponen a bajar por el ascensor, uno de ellos está bastante impactado con la idea de que sean quienes sean los enemigos que han realizado el ataque han dejado a hombres suyos a su suerte, cosa que un militar de la alianza jamás haría.

    Según desciende el ascensor la atmósfera de recrudece, gases del interior del planeta y distintos olores nublan la mente y los visores de los soldados, no es un marco de combat ideal, pero tienen que hacer frente a lo que haga falta.

    Una vez llegan se dan cuenta de que si bien se nota que no sabían que el equipo de la alianza estaba en camino, han visto llegar el ascensor y se han preparado para el ataque, hay una docena de mercenarios dando gritos y graznando apostados tras una serie de parapetos rocosos, en pocos segundos el equipo de Anderson se despliega como buenamente puede y comienza el fuego.

    Consiguen derribar a 3 mercenarios solo con la maniobra para salir del ascensor, el resto se ha puesto más serio y no va a ser tan fácil la cosa, Anderson se ve perturbado cuando casi al empezar el tiroteo ya tiene sus escudos kinéticos al 20% (Nota: Son como el escudo del Halo pero no se recargan tan fácilmente), rápidamente consulta el estado de su equipo y no es nada alentador, todos siguen en pie, pero sus escudos están practicamente agotados.

    Recuerda episodios de su entrenamiento como N7 en el Arcturus, a los marines se les enseña a plantear el combate como una partida de ajedrez, pronto, Anderson recupera la moral y manda flanquear al enemigo en orden de a 1, mientras un componente del equipo va desplazándose hacia la derecha el resto hace fuego de supresión, después, otro de los apostados se desplaza más a la derecha que el anterior y así hasta rodear al blanco, derribandolos en orden, es la mejor forma de evitar ser un blanco fácil de granadas y misiles.

    Tras unos interminables e intensos segundos los enemigos que restan emprenden retirada, Anderson estaba esperando ese momento ya que era la mejor forma de derribar a los mercenarios sin miedo al fuego y el agotamiento de las defensas, un enemigo disparando de espaldas no le daría ni una fragata interestelar...

    A duras penas 2 mercenarios consiguen escapar y perderse entre corredores, el equipo se reagrupa y prosigue la persecución...
     
  3. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 3
    Anderson y su equipo han conseguido repeler el ataque enemigo, pronto descubrirán las oscuras intenciones del asalto y el motivo por el cual han desaparecido los cadáveres del personal de la alianza...

    ...No sin antes detenerse a inspeccionar los cadáveres de los mercenarios caídos, han conseguido matar a 10, 5 Baratarians, 3 Humanos y 2 Turians. La identificación en estos casos suele ser imposible, éste tipo de soldados de fortuna borran con potentes oxiacidos todo rasgo o seña que pueda identificarles. Anderson repara en que los 2 supervivientes no han regresado con refuerzos, es posible que estén solos o les estén esperando, una vez más, vidas inocentes podrían estar en peligro, con lo que prosiguen la marcha siguiendo sus rastros de sangre.

    El camino es rudo y pedregoso, sorprende que siga en pie por su estado.

    Sin embargo al final de éste encuentran algo francamente inesperado, una fuerte puerta de seguridad, tras hackearla lo que le sucede es aun más sorprendente.

    Han pasado de estar en un agujero putrefacto a pisar una instalación de investigación avanzada, inspeccionando las oficinas y demás los rastros de la batalla son evidentes, sangre por doquier, estructuras destruidas, cráteres y trazas de bala inundan toda la estancia, una vez más, no hay rastro de cadáveres ni mercenarios,

    Anderson comienza a divagar, llega a la conclusión de que si los mercenarios están cerrando sendas puertas de seguridad a su paso es porque conocen los códigos, además de eso pudieron llegar con sus naves sin que saltaran las alarmas hasta que fue demasiado tarde, eso no es cuestión de azar, alguien de dentro tuvo que estar conchabado con ellos para darles vía libre.

    Tras abrir un par de puertas más dan con un rastro de sangre fresco, reciente y que apunta en una dirección concreta, cautamente lo siguen hasta dar con el cuerpo tendido boca abajo de un Turian, es sin duda uno de los mercenarios que escaparon de la anterior escaramuza, parecía estar a punto de llegar a una puerta de seguridad cuando las fuerzas le fallaron y cayó desfallecido, no hay rastro de su compañero.

    Tras una breve reflexión, Anderson ordena entrar en la siguiente habitación, granada flash y despejar, por una vez, encuentran algo...

    La habitación contiene los cadáveres de las 30 personas que trabajaban en la estación de investigación, un espectáculo dantesco que revuelve el estomago a más de uno, nada parece tener sentido, porque se iban a molestar en llevar todos los cadáveres aquí precisamente? Que intenciones encierra todo esto?

    Súbitamente un 'bip' estremece a Anderson, ahora empieza a entender todo, la habitación entera está plagada de explosivos, no son simples minas de proximidad, ese material podría hacer volar toda una montaña.

    Rápidamente evalúa la situación, intentamos desactivar los explosivos o corremos como alma que trae el diablo? Es evidente lo que empieza a pasar, sea quien fuera el infiltrado quería que las autoridades pensasen que había muerto en el ataque, si no quedaba ni rastro de los supervivientes les darían a todos por calcinados, los mercenarios al ver la intromisión de los marines les tendieron una trampa dirigiéndoles hacia la boca del lobo de modo que no sobreviviera nadie para contar lo que habían visto, la bomba por tanto no podría ser un trabajo de aficionados, si la intentaban desactivar y estaba protegida contra manipulación todo habría acabado, algo gordo se escondía detrás de esta trama y no podía enterrarse así como así, Anderson tomó una decisión en consecuencia: CORRED!

    El equipo se había separado previamente, 2 de ellos se habían quedado en retaguardia para repeler una posible huida de los mercenarios, Anderson les ordeno marcharse sin esperarles, ellos ya conseguirían hacer bajar de nuevo el ascensor.

    Jill Dah iba la primera en la frenética marcha, era una mujer atlética y podía correr más rápido que el resto, las prisas le hicieron no tener en cuenta que aun quedaba un mercenario vivo y al cruzar una esquina fue abatida violentamente, Anderson pudo reaccionar a tiempo y derribar al mercenario antes de que éste reparara en que Jill no iba sola, pero era demasiado tarde para ella, su escudo kinético estaba casi agotado y había recibido una fuerte ráfaga, por suerte el blindaje de su torso era más fuerte que el de sus extremidades con lo que sus heridas no eran mortales, por desgracia, tenia la pierna derecha destrozada y no podría correr así...

    Una vez más, Mass Effect nos plantea un dilema moral, ayudar a Jill y frenar la marcha considerablemente o dejar atrás a un compañero y salvar al resto del grupo.

    Anderson es un hombre de bien (al contrario que muchos de los que jugaremos el juego xD) y decide ayudar a Jill, ordena al resto de su equipo marcharse cuanto antes, ellos ya llegarán.

    A duras penas recorren los corredores, compensando el conseguir la mayor velocidad posible con paliar el dolor que le supone a Jill el continuo movimiento de la carrera, cuando apenas están a 100 metros de la meta la bomba explota en la distancia, tras breves instantes la onda expansiva les derriba dejando a Anderson desorientado y a Jill inconsciente, por suerte para ellos sus compañeros habían desoído las ordenes de Anderson y habían decidido esperarles, desesperadamente recorren los últimos metros y caen rendidos en el ascensor, ahora depende de éste aguantar todo el ascenso los embites de la roca, ellos están demasiado cansados como para preocuparse, una vez Anderson recupera el aliento se debate entre castigar a sus hombres o felicitarles, le han desobedecido, pero también han salvado su vida.
     
  4. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 4
    Sobre la Sargento Kahlee Sanders y el mayor error de su vida.

    La Sargento Kahlee Sanders es una mujer inteligente y atractiva, apenas tiene 26 años y en condiciones normales aun le quedaría medio siglo de servicio como marine en algú planeta exótico, sin embargo...

    Se tambalea nerviosa en un oscuro bar, no le gustan las multitudes pero en estos momentos necesita de un lugar donde sienta que pasará desapercibida, el Black Hole es el lugar idóneo para ello, se trata de uno de los locales más populares del planeta Elyseum, un antro donde se reúnen desde Humanos hasta Batarians, Turians y algún que otro Krogan.

    Kahlee intenta no quedarse en el mismo sitio durante mucho rato, un torrente de pensamientos inunda su confundida y embriagada mente a una velocidad mayor de la que puede asimilar, intenta beber más para ralentizar sus pensamientos pero resulta inútil, la paranoia le invade y empieza a desvariar hacia sus adentros...

    Se dice a si misma que ha hecho lo correcto, no podía dejar que siguieran realizando investigaciones ilegales, ella solo cumple con su deber, no es una traidora, no ha traicionado a sus amigos, puede que ellos no supieran nada de lo que pasa, o puede que si y todo fuese una farsa, que pretendían conseguir? Tiene que contactar con un superior, sí, eso es lo correcto, para ello la han adiestrado, debe hacer honor a los ideales de rectitud y honradez de la alianza, pero... Y si denuncia la situación a la persona equivocada? Y si va a parar con la persona que está dirigiendo todo el proyecto en secreto? Podría ir a la cárcel, o aun peor, desaparecer...

    Datos,
    - Las rubias naturales se han extinguido en el universo de Mass Effect, Kahlee es de las pocas que quedan por un aleatorio capricho genético. (xD)
    - Los Batarians tienen 4 ojos.

    Algo rescata a Kahlee de su ensimismamiento, en uno de los televisores del bar están dando un noticiario, no puede oir lo que dice pero las imagenes que salen han captado su atención hasta tal punto de que casi no siente los efectos del alcohol, los titulares rezan lo siguiente:

    "...CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LA ALIANZA ATACADO EN SIDON..."

    En ese momento su vaso cae al suelo rompiendose en mil pedazos, Kahlee trabaja en Sidon, apenas hace unas horas que escapó de allí con intención de denunciar a sus superiores por realizar investigaciones criminales, llegó incluso a piratear la base de datos para cubrir su escapada y no crear sospechas. La noticia prosigue:

    "...SE SOSPECHA DE GRUPOS TERRORISTAS. NO HAY SUPERVIVIENTES..."

    El shock que sufre la muchacha es considerable, todos sus amigos han muerto, ella podría estar muerta, ha escapado antes de un ataque terrorista violando la seguridad de la base y aun no ha justificado tal acto, mucha gnte debe estar buscandola y lo más posible es que no entiendan sus intenciones...

    Kahlee se apresura a salir del Black Hole, se acabaron los sitios públicos, debe intentar salir de la Elyseum cuanto antes, conseguir una falsa identificación y escapar en algún crucero o fragata.

    Poco tiempo tarda en recorrer las desiertas calles de la estación espacial cuando alguien la sorprende por la espalda:

    "...SARGENTO KAHLEE SANDERS..."

    Ya conocen su nombre, como puede haber ocurrido tan rápido?

    Kahlee se gira y descubre su perseguidor, un agente de la allianza, pronto ve truncados sus planes y afronta la cruda realidad, que esperaba? apenas tiene experiencia de campo, no iba a salirle bien. Kahlee intenta justificarse inutilmente mientras el agente le pide que se de la vuelta y ponga las menos detras de la cabeza, saca unas esposas y las coloca con firmeza. Los nervios de Kahlee le hacen levantar la voz más de la cuenta, el agente le recomienda que guarde silencio y no intente nada, está autorizado a usar fuerza letal.

    En ese momento Kahlee echa un rapido viztazo a la cadera del guardia, hay algo raro en la escena pero aun no ha podido procesar el que, un momento... su captor lleva una pistola Striker, el modelo homologado para las fuerzas de la alianza es el Hahne-Kedar P7! La paranoia de Kahlee regresa, debe hacer algo, esto no es bueno, puede ser un cazarecompensas o un asesino, pero quien lo ha mandado?

    Antes de que su mente se aclare Kahlee incrusta su cabeza en la nariz del supuesto agente de la alianza, éste sorprendido retrocede chorreando sangre a borbotones, Kahlee está esposada pero aun puede usar sus piernas para noquear a su debilitado rival, con la ayuda de su adiestramiento y grandes dosis de adrenalina consigue dejarle fuera de combate, acto seguido le roba su arma y se deshace de las esposas, debe huir, ésta vez en serio, solo se le ocurre acudir a una persona, alguien a quien no quiere ver, alguien a quien prometió a su madre no ver, pero debe hacerlo...
     
  5. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 5
    Sobre el Batarian Edan Had'dah y su reunión con un misterioso Krogan, y la vida de Jon Grisson una vez retirado.

    Datos,
    - El capitulo se desarrolla en Camala, uno de los planeta más importantes de la Skyllian Verge.
    - Fue descubierto inicialmente por los Batarians, a ellos pertenece su control actualmente.
    - Al contrario que la mayoria de las colonias, en Camala no hay una, sino dos ciudades importantes, Ujon y Hatre.
    - Camala es la fuente de combustible (element zero) más valiosa de la actualidad.
    - Es el planeta más rico de la comunidad Batarian.

    Y tan rico como el planeta es el protagonista de éste capitulo, un estirado Batarian de nombre Edad Had'dah, un tipo que normalmente estaría disfrutando de sus muchos bienes y sobretodo luciendolos sin pudor por cada local de moda de Hatre, pero que en el día que acontece se encuentra sumergido en algo más oscuro de lo que cualquiera pudiese imaginar.

    Edan se encuentra esperando la visita de alguien en una finca privada a las afueras de la ciudad, no está solo, al menos una docena de hombres se encuentran con el, todos miembros del Blue Sun, una afamada organización mercenaria, 6 de ellos son compatriotas suyos, otros 2 son Turians y el resto Humanos.

    Datos,
    - Los Batarians detestan a los humanos, como casi todas las especies binoculares les resultan tontos y carentes de caracter.
    - Les resultan especialmente molestas las formas de los labios y la nariz.
    - Por lo que se comenta, los Humanos no son muy diferentes de otra raza del Citadel, los Asari.

    Normalmente, Edan no se encontraría personalmente con los mercenarios a los cuales contrata, suele usar intermediarios para mantener las apariencias, sin embargo, ha entrado en contacto con un afamado caza-recompensas Krogan que insiste en realizar el encuentro en persona, Edan no va a arriesgarse a ir desprotegido ante tan primitivo ser, y para colmo, la bestia llega tarde...

    Una vez ésta llegó Edan pensó que 12 mercenarios quizas eran pocos... Era el krogan más impresionante que habia visto en su vida, es una raza capaz de vivir durante muchos siglos y según envejecen su aspecto se torna más fiero y temible, dejando atras los tonos verdosos y amarillos de su juventud por los marrones oscuros y negros profundos de su madurez, el cuerpo recubierto de heridas de batalla se adivinaba parcialmente bajo su armadura ligera, no iba armado, pero aun así, su sola respiración cortaba el aliento, Edan no subo distinguir entre una sonrisa o una amenaza cuando el caza-recompensar abrió la boca, pero le daba igual, si algo sabian hacer bien los Batarians, era negociar.

    El Krogan se presento con su nombre, Skarr, su gutural y grave voz hizo temblar el suelo, se encontraba flanqueado por 4 mercenarios de Edan por lo que pudiese ocurrir, aun así, tenían ordenes de no matarle, necesitaba al Krogan para el trabajo.

    Edan iba vestido de forma que no llamase la atención, cosa que chocó al Krogan, cuando éste pregunto si podría reunir el suficiente dinero para pagarle Edan se sintió profundamente ofendido, para un Batarian, dudar de su posición económica es poco menos que un desafío, aun así, tenia que aguantar, necesitaba al cazador.

    Las reacciones de Edan parecían divertir al Krogan, su siguiente pregunta no fue menos incomoda:

    "...TIENE ESTO ALGO QUE VER CON SIDON?..."

    El rostro de Edan dejó patente que tenia que haber alguna relación, éste sin embargo lo negó en un vano intento de convencer a la bestia, el Krogan haciendo caso omiso manifestó:

    "...MI PRECIO ACABA DE SUBIR..."

    Sea como fuere Edan queria terminar con esto cuanto antes, le comentó al Krogan que su objetivo era una mujer, éste casi suelta un carcajada al oirlo, quería contratarle a él para cazar a una hembra humana? Estaba en compañia de los Blue Suns, porque no iba a usarlos a ellos? Pronto llegó a una conclusión...

    "...TUS MERCENARIOS LA HAN CAGADO, NO? VALE, MI PRECIO HA VUELTO A..."

    Súbitamente uno de los mercenarios enfurecido ante la ofensa golpeo a Skarr con su arma, fue un reflejo, nadie le habia dado ordenes pero era un tipo impulsivo y salvaje, el Krogan apenas moviose del sitio ante la embestida, rapidamente alargo su brazo y levantando varios pies del suelo al mercenario rompió su cuello como si de una ramita se tratase. Otros 2 saltaron sobre él con intención de reducirle, el Krogan les derroto sin problemas con la ayuda de una espada que llevaba escondida en algun corpartimento secreto, el cuarto restante se quedó lejos apuntando con su arma a la bestia y gritando que no se moviese.

    Edan atento vió una oportunidad para ganar la negociación:

    "...QUIZÁS AHORA DEBERÍA ORDENAR QUE TE MATASEN KROGAN..."

    Una vez más habia subestimado la inteligencia de Skarr:

    "...AH, SI? TAL Y COMO LO VEO DEBERIA ESTAR MUERTO HACE UN BUEN RATO, SIN EMBARGO TUS HOMBRES NO ME HAN DISPARADO, HAN INTENTADO REDUCIR A UN SER QUE LES TRIPLICA EN MASA PORQUE TIENEN ORDENES DE NO MATARME, ME NECESITAS VIVO Y NO TIENES MÁS OPCIONES. SÍ, MI PRECIO HA VUELTO A SUBIR..."

    Edan sabia que el Krogan tenia razón y estaba dispuesto a seguir cediendo, le comentó que juntos podrían hacer mucho dinero, sin embargo, el mercenario que restaba estaba contemplando los cadaveres maltratados de sus 3 compañeros y no daba credito a lo que oia, ese Krogan debía morir, gritó que no se moviese aun más fuerte, el Krogan calmado aconsejo al chico no hacer tonterias, pero era evidente que no iba a hacerle caso.

    Edan apreció que algo en el ambiente se enrrarecia, el Krogan desprendia una especie de aura invisible para un ser binocular, pero que los Batarians podian de algun modo adivinar con sus 4 ojos, dios mio, era un biotico! Por eso no lleva armas de fuego!

    Apenas un gesto valió para que el mercenario saliese despedido tras una onda de fuerza del Krogan, tal revelación no suponia otra cosa que, un aumento de precio...

    Datos,
    - Los bioticos manipulan la energía oscura, son muy raros de encontrar.
    - Skarr domina el poder de los Krogan Battlemaster.
    - Ningún humano es biótico hoy por hoy.

    ----------------------------------------------

    Jon Grisson se encontraba en su cama, era de noche, llevaba ya unos meses retirado, habia elegido la pensión militar para oficiales de Elysium para su jubilación anticipada, apenas tenia 50 años, podría seguir trabajando, pero estaba quemado, ya no era un militar, era una pancarta publicitaria, discursos, inauguraciones, homenajes, allá donde fuese era un icono y el estaba harto de todo eso, con frecuencia le llamaban para que regresase de algun modo u otro, pero tenia claro que estaba harto.

    La puerta sonó impaciente, Grisson se levantó apesadumbrado y medio dormido a ver quien era, si se trataba de algún mensajero que le pedia volver al mando ahora que las cosas se estaban revolviendo pensaba mandarle al carajo, si era un periodista no descartaba agredirle fisicamente...

    Al abrir la puerta el desenlace no podia ser más inesperado para él, una mujer cubierta de sangre aguardaba en el portal:

    "...KAHLEE?..."

    "...PAPÁ, NECESITO AYUDA..."

    [​IMG]
    Aqui tenemos un impresionante Krogan, en ésta ocasión se trata de Wrex, un compañero de equipo en el juego.
     
  6. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 6
    De vuelta con el Sargento Anderson nos disponemos a visitar un escenario de confirmada aparición en el juego, la estación espacial de Citadel, hogar del concilio.

    Y no solo eso, el numero de habitantes de la estación es de 40 millones, es considerada como el centro político, social y cultural de la galaxia. Está compuesta por un anillo central de unos 10 kilometros de diametro y 5 brazos de hasta 25 kilometros de longitud formando una especie de estrella de metal, autenticas ciudades pueblan los diversos niveles de la megalopolis, no hay estación espacial comparable a ésta.

    Está situada estrategicamente en el interior de una nebulosa, dificultando el acceso a la misma de todo aquel que no use un mass relay, de modo que un ataque sea extremadamente dificil de coordinar y se puedan tener refuerzos en pocos minutos pese a tener naves desperdigadas en diferentes sistemas planetarios, independientemente de eso tiene un sistema de defensa que prácticamente la blinda por completo pasando de ser la mencionada estrella a una especie de cilindro herméticamente sellado (la descripción es algo vaga al respecto), además de eso, un contingente de flotas Asaris, Turians y Salarians patrullan la estación ante cualquier eventualidad a régimen continuo, la joya de la corona de dicha flota es la Destiny Ascension, una nave Asari 5 veces más grande que la más grande de las naves humanas, con una tripulación de 5000 personas, el orgullo del concilio de Citadel.

    Al igual que en la antigua Roma, todos los caminos llevan a Citadel, esto no es casual, es una simple cuestión de ordenación de los mass relays, el trafico en torno a la estación suele ser denso y en ocasiones caótico.

    Anderson ha visto la Citadel en multitud de ocasiones, pero aun le sigue pareciendo impresionante, su nave esperaba pacientemente el turno para atracar en el puerto reservado a las naves de la alianza cuando notó una presencia tras de sí... Era Jill Dah, parecía tener buen aspecto, tras una breve conversación Anderson se sintió aliviado de saber que su jefa de armas se recuperaría totalmente.

    Para sorpresa del Sargento Citadel había ampliado su personal de seguridad incluyendo por primera vez a humanos en el complejo, es algo que alegró a Anderson sobremanera ya que ayudaba a integrar a su especie, además, se había librado de los antipáticos Salarians de siempre.

    Una vez pasó los portones del recinto de ahislamiento se sintió tremendamente aliviado, apenas pasa 1 de cada 4 semanas en lo más parecido que tiene a un hogar, una habitación en la Citadel, pero le gusta tener un lugar propio donde pueda desconectar de la dura labor diaria.

    Tras un breve viaje en ascensor llegó a un amplio corredor de varios niveles repleto de ciudadanos yendo de un lado a otro, sobre su cabeza un fugaz monorail recorría la avenida estacionando no muy lejos de su localización, bajo sus pies, podía ver una carretera repleta de vehículos de transporte, caminar era complicado, en Citadel parece ser hora punta siempre.

    Anderson tenía una caminata de 20 minutos hasta su apartamento, aun así le apetecía andar y mezclarse entre la muchedumbre, según recorría las calles se veía asaltado por multitud de anuncios holográficos de todo tipo de productos y servicios en una innumerable cantidad de planetas y localizaciones de lo más dispares, solo una minoría de ellos estaban enfocados para los humanos aun así, no dejan de ser el grupo minoritario por el momento.

    El "barrio" de Anderson era para colmo el menos transitado por humanos, para Anderson la integración de su raza es importante y sostiene que la mejor forma de entender a las otras especies es convivir con ellas.

    Una vez llegó a su edificio el sistema de reconocimiento de voz hizo el resto, tras subir en ascensor al segundo piso recorrió su apartamento sin apenas encender las luces y cayó desfallecido en su cama, agotado pero feliz de encontrarse en casa.

    Anderson se despertó a las 17 horas, en Citadel el concepto de día/noche es puramente romántico, así como el sistema de 24 humano, el día tiene 20 horas según el decreto universal del concilio, cada hora tiene 100 minutos y cada minuto 100 segundos, sin embargo cada segundo es algo más largo que un segundo humano, con lo que en realidad la medición de un día según Citadel es un 15% más larga que la de la Tierra.

    Tras unas horas de sueño Anderson despertó empapado en sudor, una ducha después se dispuso a chequear su agenda en busca de algún mensaje nuevo, la comunicación entre planetas es algo complicado, si bien viajar con los mass relays resulta una facilidad tremenda las señales de toda la vida siguen tardando cientos de años en viajar por la inmensidad, existe un método para agilizárlo, aunque es muy caro, básicamente se trata de hacer viajar los satélites de comunicaciones por los mass relays para cubrir todo el terreno, no es tiempo real, pero de años se pasa a horas en el retraso...

    No es que el futuro no haya traído progreso en el campo de las comunicaciones, existe un extranet que permite la comunicación casi instantánea de un punto al otro de la galaxia, el problema es que actualmente se encuentra casi siempre sobrecargada, cientos de millones de personas en cientos de mundos la usan, eso crea un lag considerable.

    Entre toneladas de publicidad y mensajes de informes de la alianza hubo algo que llamó su atención, pensó ignorarlo, pero le parecía infantil hacerlo, tras descargarlo un vídeo se abrió en el terminal, era su abogado informándole de que su mujer ya había firmado los papeles del divorcio, Anderson detestaba a ese tío, mucha publicidad, buen precio, pero un incompetente, tras borrar el mensaje sin apenas terminar de oírlo se vistió de civil y se dispuso a hacer honor a la tercera gran tradición de la humanidad (la primera y la segunda son casarse y divorciarse), irse a emborracharse al bar.

    [​IMG]
    Turians, Asaris y Salarians, las 3 razas encargadas de patrullar la Citadel..
     
  7. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 7
    Capitulo entretenido, Anderson llega al bar y conocemos algo más sobre los Asari, Volus y Turian mientras se toma una copas.

    Chora's Den, la taberna favorita del Sargento, no queda muy lejos de su casa y si bien siempre tiene buen ambiente, nunca está lleno hasta los topes.

    En sitios como éste el alienigena es él, nada más entrar las miradas de todos los parroquianos se giran en su dirección, aun era poco habitual ver a un humano deambulando por la zona, ni siquiera los Hanar (que no son ni humanoides) destacaban tanto como él ahora mismo.

    Cabe destacar las similitudes que existen entre la mayoría de las especies del concilio aun así, todas ellas llegaron a donde están gracias al descubrimiento de tecnologia Prothean en sus propios sistemas solares, lo cual siempre ha hecho pensar que los Prothean de algún modo u otro hayan sido responsables de una evolución selectiva de las especies en función de su potencial, la gran mayoría son bipedas, sus planetas son similares y su base es de carbono, respiran oxigeno y sus años duran un tiempo similar al de los humanos, algunos como los Asari y los Humanos son francamente parecidos fisicamente, un analisis más profundo revelan una fisionomia completamente distinta claro, además de la diferente pigmentación de la piel y la ausencia de pelo los Asari son seres asexuados, pese a tener un aspecto femenino a los ojos de un humano, el concepto de mujer/hombre no se aplica a ellos, simplemente son así.

    De entre todas las miradas de curiosidad del bar dos de ellas revelaban algo más que simple morbo, Anderson resignado intentó ignorarlas pero no iba resultarle sencillo. Se trataba de una pareja de Turians mirandole con rencor, no les conocia, pero las asperezas entre Turians y Humanos aun no habían sido del todo limadas tras la reciente guerra, se creaban a menudo situaciones conflictivas como ésta.

    En un esfuerzo por no crear problemas (tanto para el como para su raza) Anderson intento ignorar toda provocación para centrar su mirada en la bailarina Asari que dominaba el escenario.

    Los Asari siempre le han parecido paradojicos, por una parte no es raro verles protagonizando todo tipo de espectaculos erotico-festivos, por la otra, son la raza más poderosa y avanzada del concilio, sus dominios son los más amplios y fueron los primeros en dominar los viajes intergalacticos.

    Pese a que en alguna que otra ocasión ha visto videos de sexo entre especies, la única que le parece atractiva son los Asari, el intenta mantener la mente abierta, pero ver a un Krogan y un Turian en actitud cariñosa le parece francamente grotesco.

    El tabernero de Chora's era un Volus de nombre Maawda, ya se conocian de otras ocasiones y a menudo charlaban de sus cosas hasta altas horas, Anderson le pidió que le sorprendiese con alguna bebida exotica, si era fuerte mejor, Maawda sacó una botella de color azul y se puso manos a la obra, preparó un brebaje Asari que hizo las delicias del humano, los alienigenas no se limitan a beber alcohol, las propiedades de sus bebidas tienen multitud de efectos, no desagradables, pero desde luego sorprendentes e inesperados.

    El sargento se sentía más animado, pero aun así su rostro seguia bastante apesadumbrado, Maawda le preguntó por su estado, Anderson no estaba seguro de si entendería el concepto de matrimonio/divorcio pero aun así le contó la historia, su mujer vivía en la tierra y el pasaba todo el día entre la Hastings y Citadel, simplemente se cansó de estar sola... Se ve que los Volus tienen tradiciones parecidas a los humanos, esto le confirmo una vez más a Anderson que si bien por fuera eran francamente diferentes, por dentro compartían más de lo que cabía imaginar.

    Los Volus eran seres bajitos, en atmosferas ligeras como la de Citadel cubren su rostro con mascaras, los pocos humanos que han podido verles sin mascara afirman que se parecen a los manatíes de la tierra, debe ser francamente gracioso verles el rostro.

    Tras reflexionar un rato sobre la vida, Anderson cayó en la cuenta de que al día siguiente tenia una reunión, decidió que era hora de dormir y descansar, no queria tener mal aspecto por la mañana, según salia paso por delante de los Turian de antes, uno de ellos murmuró algo que Anderson no llegó a entender, era evidente que lo estaba insultando, buscando gresca, pero el sargento tenia claras sus prioridades, podia patear el culo a ese par de Turians y quedarse a gusto, pero eso no iba a ayudar a nadie, haciendo acopio de sus fuerzas se tragó su orgullo y marcho firme a su apartamento, lo primero es lo primero, es un soldado.

    [​IMG]
    Un Volus, éste podría ser el aspecto de Maawda perfectamente.
     
  8. XCutor

    XCutor Nuevo Miembro

    Que juegazo, con un argumento impresionante o_O, que currada que te has hecho Full ;)
     
  9. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    ACTUALIZO

    » CAPITULO 8
    Poco a poco nos vamos acercando al argumento del juego, Anderson se reúne con la embajadora de la alianza para hablar de Sidon, descubrimos que se investigaba allí, tambien conoceremos el origen de los Geth y la existencia de los Spectres (Saren, el malo del juego es uno de ellos renegado).

    Anderson se levantó a las 07:00, tras una cálida ducha y vestirse de nuevo de uniforme estaba listo para partir hacia Presidium, el anillo central de Citadel, hogar del concilio y los diversos organismos gubernamentales y embajadas de cada raza.

    Al contrario que los brazos de la estación, que mostraban un aspecto urbano e industrial, con grandes masificaciones de gente y multitud de comercios, locales, bares y domicilios apiñados, Presidium era un completo remanso de paz, cielo artificial, luz solar, nubes, jardines, arboles, flores, fuentes, parques, todo en Presidum estaba hecho para olvidar el corazón de metal de la orbitante estructura galactica.

    [​IMG]
    Imagen de Presidium, no tengo confirmación oficial, pero la descripción no deja lugar a dudas, más que nada por la forma de anillo que se adivina en el horizonte.

    Tras salir del ascensor de alta velocidad que le llevó desde la zona de su apartamento hacia el centro neurolgico de Citadel, Anderson reparó en la siempre enigmatica presencia de los Guardianes. Cuando los Asari descubrieron la Citadel vagando solitaria en el espacio, los Guardianes ya estaban a bordo, se trata de una raza de seres nunca antes vista que parece tener como único fin el servir a quien habite en Citadel, se sospecha que fueron creados por los propios Protheans con intención de que realizasen labores de mantenimiento, pero toda comunicación con ellos ha sido inutil, aun así, se muestran serviciales y nunca han generado disturbio alguno.

    5 minutos despues Anderson llegaba a la embajada de la alianza, un breve flirteo con la secretaria daba pie a la reunión con la embajadora Anita Goyle, una mujer temible en el terreno politico.

    Anderson tenia claro que Sidon iba a ser el tema de conversación, pero no esperaba una revelación como la que la embajadora iba a realizar, la tierra estaba realizando experimentos avanzados con inteligencia artificial en Sidon...

    Ésto quebrantaba una de las principales normas del concilio, el desarrollo de una verdadera inteligencia articial no podia suponer otra cosa que un delito contra la galaxia, un ser sintetico con la capacidad de absorver y analizar críticamente el conocimiento crecería exponencialmente desde el momento en el que aprendiese a aprender, superando rápidamente las limitaciones de los seres organicos y creciendo más allá de su control. Jugar con la IA era algo muy serio, los Quarians ya cometieron un error parecido hace 300 años...

    [​IMG]
    Aquí tenemos a un Quarian, tras el gravísimo error que os estoy contando están condenados a vivir en el exilio a bordo de un puñado de naves espaciales.

    Y es que los Quarians son los creadores de los Geth, una raza de maquinas diseñadas para la guerra que pronto escaparon a su control, diezmando en buena medida la población Quarian, la cruenta guerra duró poco, los Geth se convirtieron entonces en una raza isolacionista, escondiendose en territorios inexplorados de la galaxia, el concilio vigila su actividad con frecuencia, pero parece que no tienen intenciones de abandonar su nuevo hogar o de invadir territorios vecinos, los Geth no tenian una verdadera IA, tenían limitaciones de diversos tipos, eran autómatas más que otra cosa, pero el error siempre será recordado.

    [​IMG]
    Aquí tenemos a los Geth, es evidente que algo ha pasado en el juego para que hayan abandonado su territorio para seguir (aparentemente) a Saren a la batalla.

    La embajadora sabía que Anderson no estaba a gusto con la idea de contravenir el buen juicio del consejo, adelantandose a las palabras del Sargento le aseguro que todo se estaba realizando bajo las máximas condiciones de seguridad, no intentaban crear vida artificial, pero el conocimiento teorico de la IA era algo de suma importancia estratégica. La humanidad eran los nuevos en la colonia, el eslavón debil de la cadena, su única ventaja estrategica era esa actualmente, de no ser por los estudios estrategicos de la inteligencia artificial aplicados al campo de la simulación de combate, ahora mismo los Turians serian sus amos y señores, la humanidad necesitaba alguna baza, algo que les hiciera fuertes y competitivios.

    Para Anderson todo eso seguía siendo arriesgado, s el concilio se enteraba... Pero el era un soldado, estaba a las ordenes de sus superiores.

    La embajadora sacó el informe de la misión de Anderson, en el mismo se comentaba que la hipotesis más probable de la detonación fuese el tapar las huellas originadas por el infiltrado, sin embargo, la embajadora tenía otra teoria, el Dr. Qian era el cientifico al cargo de las investigaciones, alguien necesario para entenderlas, sus hipotesis se centraban más en un robo y secuestro de la información de la alianza y el propio doctor, para posteriormente borrar todo rastro o sospecha de lo dicho, no era del todo descabellado, pero al igual que la versión del Sargento, eran puras especulaciones.

    Sea como fuere, Anderson fue informado de la irregularidad cometida por Kahlee Sanders y lo capital de su captura, éste, sorprendido mostró su opinión abiertamente, no podia mandarse una nave entera tras una persona por muy importante que fuese, la embajadora sonrió y respondió que el único que iba a ir tras ella era él.

    La misión oficialmente no existía, la embajadora dejó claro que no se trataba de ningun castigo, todo lo contrario, ésta era la misión más importante de la humanidad, si se quedaban fuera del concilio por ésta indiscrección no podrían sobrevivir demasiado tiempo, no aun.

    Anderson aseguró que sería discreto, sin embargo, la preocupación de la embajadora se centraba en Sanders, ella sabia algo, cuanto tiempo pasaría antes de que todo llegase a oidos de un Spectre?

    Anderson se quedó helado, no habia caido en la cuenta, los Spectres son agentes de elite que solo responden ante el concilio, su identidad es secreta y básicamente deben cumplir la tarea de mantener el equilibrio de la galaxia a cualquier precio, la ley no se aplica a ellos, están por encima de ella.

    Anderson pensó friamente, finalmente manifestó:

    "...SI UN SPECTRE SE ENTERA DE LO QUE ESTÁ PASANDO TENDRÁ QUE INFORMAR AL CONSEJO, HASTA DONDE PUEDO LLEGAR PARA EVITARLO?..."

    La embajadora contestó:

    "...ME ESTÁ PIDIENDO AUTORIZACIÓN A MATAR A UN AGENTE DEL CONCILIO SARGENTO?..."

    Anderson quedó en silencio con la mirada fría.

    "...LE SERÉ SINCERA, RECE PORQUE ESO NO PASE, SI UN SPECTRE TERMINA POR IMPLICARSE, EL ÚNICO QUE ESTARÁ MUERTO... SERÁ USTED..."
     
  10. Slaanesh

    Slaanesh Miembro Activo

    Gracias por la info, viene bien para saber mas sobre el juego y la historia.
     
  11. Vashanaresh

    Vashanaresh Nuevo Miembro

    Vaya todo esto es muy itneresante, pero el libro acaba asI? Espero que no aver si traducen mas capitulos.

    Ahora ya se porque el juego se llama Mass Effect era algo que no tenia muy claro, me encanta ademas saber que el jeugo tiene una buena base fisica. Espero este jeugo como ningun otro hay q ganitas!
     
  12. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 9
    En un interesante giro argumental nos metemos en el piel de Saren, un Spectre cualquiera en la novela y el principal enemigo de Sheppard en el videojuego, descubriremos que lleva a esa situación? Simultáneamente seguimos con Anderson en su investigación en busca de Kahlee Sanders y sus raices, conoceremos algo más sobre los Salarians.

    Caía la noche en el planeta Juhxi, si es que se le puede llamar así en un sitio como ése, Juhxi es un planeta con 2 lunas, la primera de ellas aparece poco antes de ocultarse el sol, la segunda apenas 20 minutos después, es durante esos 20 minutos cuando la noche puede llamarse noche en ese planeta, el resto del tiempo la visibilidad es similar a la de un atardecer.

    Saren Arterius, un Spectre Turian, aguardaba pacientemente esos 20 minutos de oscuridad.

    Una vez llegados se puso manos a la obra, con la ayuda de unos binoculares de visión nocturna se disponía a observar la actividad en torno a un pequeño almacén, se trataba de una reunión de mercenarios/contrabandistas, uno de los grupos ya estaba llegando, los Grim Skulls, el otro ya debía estar dentro, un buen puñado de hombres, Turians y Humanos mayoritariamente bajaron de un ATV, Saren pudo reconocer a uno de ellos, trabajaba en los puertos de Camala, llevaba varios días siguiéndole, parece que finalmente podría dar caza a su presa, realmente no era el tipo de trabajo por el cual Saren se molestaría en intervenir, el contrabando era cosa de las autoridades locales, pero que hermanos Turians estuviesen vendiéndole armas a los Humanos era algo que no podía soportar.

    Los Grim Skulls se introdujeron en el almacén, dos de ellos se quedaron guardando la puerta, Saren estaba alucinando, estos tíos eran unos completos inútiles, que esperaban guardar desde el exterior en el fondo de un cañón desde el cual podrían dispararles desde 5 kilómetros?

    2 balas de su rifle le bastaron para dejarles fuera de juego silenciosamente, tras una bajada de 10 minutos, se disponía a irrumpir en el almacén con meditada precisión.

    3 granadas, 1 para la puerta y 2 al interior, el resto era fácil, cada equipo pensaría que el otro les había traicionado, él solo tendría que barrer las cenizas. Apenas 20 segundos desde el sorprendente sobresalto el ruido de rifles y escopetas cesó, para asegurarse de que todo quedara limpio Saren arrojó 2 granadas más, ésta vez de gas venenoso, una vez pasado el efecto pudo entrar al almacén.

    Los cadáveres de una veintena de mercenarios se encontraban en el suelo, algunos heridos por la metralla de las granadas, otros victimas del juego amigo y alguno que otro retorcido del dolor ante el violento gas, Saren pudo observar que había un superviviente, un Turian en un estado lamentable.

    Éste preguntó a Saren por su identidad, el cual contesto simplemente que era un Spectre, desoyó toda petición de ayuda del maltrecho mercenario.

    "Estás violando la ley interestelar, eres un ladrón, un estafador y un traidor a nuestra especie, sabes a cuantos de los nuestros he visto caer a manos de los Humanos? Le robas a nuestra gente sus recursos y encima se lo entregas a ellos!" - manifestó Saren.

    "La... guerra... acabó..." - respondía el malherido Turian con dificultad.

    "Dile eso a nuestros hermanos muertos" - finalizó Saren depositando una bala en su cabeza.

    Con la pistola aun en mano, Saren siguió inspeccionando el local, hacia el fondo del mismo pudo contemplar los cadáveres de 2 Humanos tendidos en el suelo, uno de ellos, sin embargo, mostraba un aspecto extraño, se encontraba sobre un charco de sangre, boca abajo, sin embargo de su herida costal no brotaba sangre, todo apuntaba a que se había auto-tratado con un pack biomedico para detener la hemorragia y estaba haciéndose el muerto.

    Tras apuntarle y anunciar que dispararía si no se daba la vuelta en seguida el humano asustado grito que no abriese fuego, que tenía información, Saren hizo caso y escuchó lo que el humano tenía que contar, por lo visto, la reunión inicial se iba a realizar con los Blue Suns pero estos cancelaron el trato a ultima hora, eso es algo que solo pasa cuando se trata de algo verdaderamente gordo, algo inmenso, Saren le mató igualmente, debería haber negociado antes de soltarle todo lo que tenía que decir, algunos Spectres arrestan a la gente, él no.

    Pronto se encontraba analizando la información obtenida, lo único gordo que había ocurrido recientemente en la Skyllian Vergue era el ataque a Sidon, ese debía ser el gran negocio que tenían entre manos los Blue Suns, era importante encontrarles o aun mejor, encontrar a la persona que les contrató, ya se encargarían las autoridades de limpiar su carnicería.

    Se detuvo un instante y después sonrió complacido como quien recuerda algo en el momento oportuno, ya sabía por donde empezar.

    [​IMG]
    Una foto más de Saren.

    Anderson llevaba buscando información de Kahlee Sanders durante 2 días ya, fecha de nacimiento, descripción física, lugar de nacimiento, notas de la academia, amistades, sueldo, perfil psicológico... Nada tenia sentido.

    Nació en una de las zonas más pobres de la tierra, no se alistó en el ejercito hasta cumplir los 22 años, una vez su madre ya había muerto, la identidad de su padre es desconocida. Pese a entrar más tarde que la media terminó mucho antes que el resto, primera de su promoción en tecnología, terminando cursos de 3 años en tan solo 2, es una autentica experta en sistemas informáticos, redes, programación avanzada, prototipos, etc.

    Nada indica que pueda ser una traidora a la alianza, siquiera el dinero lo explicaría, el personal de Sidon era casi el mejor pagado de la flota. Además, si realmente era una traidora porque desapareció de la base el día antes del ataque? Si hubiese esperado a fichar ese día no hubiese levantado la menor sospecha y hubiera podido escapar haciendo pensar a todos que había muerto vaporizada tras la explosión como el resto.

    Algo no encajaba en todo esto, el cansancio le estaba jugando una mala pasada a Anderson, como podía haber pasado por alto que tuviese un padre desconocido? Eso es algo treméndamente atípico hoy en día, nadie tiene un padre desconocido, todo se registra, todo, el único modo de tener un registro similar es haberlo borrado, y solo las grandes esferas tienen acceso a tales privilegios.

    Su trabajo a partir de aquí iba a ser inútil, sin embargo, Anderson tenía más de un as escondido en la manga.

    [​IMG]
    Aqui tenemos a un Salarian.

    Los Salarians eran bien conocidos por ser los mayores expertos en ingeniería y tecnología de la galaxia, entre sus muchas cualidades, destacaban por ser los mejores piratas informáticos de todos, si algo pisaba la extranet, ellos podían encontrarlo.

    Anderson se reunió con uno de ellos previo pago, es evidente que sus habilidades eran limitadas, necesitaba ayuda.

    En efecto, el Salarian no vino con las manos vacías, sin embargo, para impaciencia de Anderson los Salarians eran una raza que se iba mucho por las ramas, no solo hablaban siempre más rápido de lo necesario, sino que cambiaban de tema cada dos por tres dándole un tremendo dolor de cabeza, su aspecto es similar al estereotipo cinematográfico de hombrecillos verdes (o grises) que se tenía antiguamente en la tierra, alguna vez había visto documentales sobre el tema y no dejaba de parecerle gracioso el parecido, pero ésta vez el tema era serio, no quería perder el tiempo.

    El Salarian le entregó un disco óptico, en el se encontraba un mensaje enviado por un alto mando a Sanders el día de su graduación, duró poco en la extranet, pero siendo los Salarians los encargados del servicio secreto de seguridad en la red del concilio registran todo y lo almacenan en sus bases de datos particulares por motivos de seguridad.

    No hay ninguna razón por la cual un alto mando fuese a felicitar personalmente y en privado a un soldado, salvo que fuese alguien cercano, nada ataba a Sanders a ningún alto mando oficialmente, con lo que las probabilidades de que éste fuese el sujeto desconocido eran elevadas.

    Éste sujeto, como ya sabemos, es Jon Grisson, volverán a encontrarse finalmente?
     
  13. MajesticRuben

    MajesticRuben Miembro Activo

    El foro tiene un limite de caracteres por eso hay que ponerlo en mas de un post.
    Y no se puede poner seguido los post ya que ha habido respuestas pero si te quedan pocos capítulos se pueden borrar respuestas y meter todos los capítulos.
     
  14. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 10
    Nos adentramos en los prostíbulos de Mass Effect junto con Groto, un Batarian de los Blue Suns.

    Al menos eso intentaba el joven mercenario nada más llegar al Sanctuary (un prostibulo de alto standing), el Krogan de seguridad le detuvo avisándole de que se trataba de un club privado, en resumidas cuentas, aqu el que entra tiene que tener mucho dinero y tu no tienes pinta de tenerlo amigo, vete por donde has venido, una gran ofensa para todo Batarian que se precie, pese a que el que nos ocupa sea un simple mercenario.

    Groto, que así se llamaba el Batarian afirmó saber como funcionaban las cosas, tenía dinero, su último trabajo en Sidon había sido excelentemente pagado, tras el, era de los pocos que no había sido reclutado como guarda-espaldas personal de la persona que previamente les había contratado, era nuevo, necesitaba rodaje.

    El Krogan aun desconfiado le hizo pagar una entrada de 400 créditos, Groto disgustado pagó el precio y consiguió entrar, finalmente.

    A su paso, una hermosa Batarian (bajo su punto de vista, claro) le recibió informándole de los servicios del club y le pidió disculpas por el trato vejatorio del Krogan de seguridad, se toma muy en serio su trabajo.

    Groto apenas atendía a lo que la mujer le contaba, todo el local le miraba con desdén, cuchicheando y comentando la aparición del mercenario, llevaba ropa nueva, pero aun así no daba el pego, incluso los empleados le miraban con desconfianza, menuda ofensa, deberían estar besándole los pies, no son más que sucios súbditos para él.

    "En que está interesado señor? Tenemos una amplia variedad de servicios a su disposición..." - Preguntó la Batarian.

    "La verdad es que estoy interesado en ti" - Replicó el alienígena.

    Esa respuesta no sentó bien a la Batarian, intentó justificarse comentándole que ella no realizaba ese tipo de servicios pero Groto tenía claro que sus buenos modales escondían más desconfianza y desdén que el resto de empleados, estaba realmente enfurecido, como se atrevían a tratarle así? Se iban a enterar, iba a subir con una de esas prostitutas a una habitación insonorizada y la iba a torturar durante toda la noche, la iba a vejar, humillar y machacar hasta reventarla, no soportaba más humillaciones.

    "Quiero a una mujer humana." - corrigió.

    La Batarian estaba sorprendida, las mujeres humanas eran especialmente caras dado lo escasas que resultaban aun, preguntarle a Groto sobre si estaba seguro y mostrarle las diversas tarifas empeoró la situación sobremanera para el alienígena, no le llegaban los créditos para arremeter semejante empresa, que vergüenza, no solo le miraban con desconfianza sino que encima tenían razón, para colmo ya haba gastado 400 en la entrada, si se iba con las manos vacías seria el hazme-reír de todo el lupanar, tenía que terminar lo que había empezado, como seguro de si mismo, afirmó que no había problema alguno con el precio y subió a una habitación a esperar a su consorte, estaba deseando desquitarse de todo, iba a arreglarle la cara a esa puta humana, detestaba a los humanos especialmente para colmo, a donde creen que van? Invadiendo colonia tras colonia sus territorios y expulsando a las especies nativas de los mismos?

    Breves minutos después la puerta de la habitación sonó, al abrir la puerta, algo inesperado estaba sucediendo...

    Groto se encontraba tendido en el suelo sin apenas respiración, su nublada vista pronto se aclaraba divisando una amenazadora forma, era un Turian, tras abrir la puerta el Turian le había golpeado dejándole semi-inconsciente, que demonios significaba esto?

    Una sola palabra respondió a la pregunta que asolaba la cabeza del mercenario, Saren.

    "Como has conseguido burlar a los guardias?" - Musitó el Batarian.

    "Nadie ha intentado detenerme, de hecho, creo que hasta les gustaba la idea de que entrase aquí" - contestó Saren.

    "De... De que hablas?" - replicó el mercenario.

    "Realmente eres tan tonto?" - continuó Saren. "Tienen cámaras en cada habitación, sabían perfectamente lo que tramabas, eres un jodido libro abierto."

    "No sabes con quien te estás metiendo, estoy con los Blue Suns!" - exclamó Groto.

    "Exacto." - sonrió Saren mientras se acercaba poco a poco.

    Groto estaba demasiado aturdido pero un pensamiento nubló su juicio, Exacto, ese Turian sabia quien era?... Como... Oh... Era un Spectre?!

    El Batarian comenzó a suplicar por su vida, estaba dispuesto a contar lo que fuese, haría lo que hiciera falta.

    Saren empezó a comentar lo acertada de la elección de una sala insonorizada, eso sin duda facilitaría su trabajo, Groto estaba cada vez más atemorizado. Una vez el Turian estuvo a la altura del mercenario una potente patada dejó aun más desvalido al joven Batarian.

    "Me has decepcionado Groto, pretendías torturar a una mujer inocente solo por el placer de hacerlo? Jodido bastardo... La tortura solo resulta útil cuando tiene un propósito... Yo lo tengo por cierto, no temas, vas a aprender del mejor..." - Acto seguido el brazo derecho de Groto se partía por 3 partes distintas, el grito era ensordecedor.

    El interrogatorio de Saren iba haciendo mella en los huesos de Groto poco a poco, había miles de formas de torturar a una persona, pero para el Turian la fuerza bruta era simple, rápida y eficaz. Groto rujía, gemía y gritaba, suplicaba por su vida y caía inconsciente en multitud de ocasiones, Saren iba recabando información poco a poco, iba a ser una noche larga...

    Saren se recordó a si mismo lo imprescindible que era llevar tapones en estas situaciones, tenia un dolor de cabeza considerable. Groto soltó todo lo que sabia, no conocía al tipo que les contrató pero sabia que tras el ataque se puso en contacto con un Krogan de nombre Skarr, Saren le conocía por su reputación, también sabia que el objetivo era una mujer humana refugiada en Elysium, no estaba mal, al menos ya tenia otro destino.

    El Batarian yacía inconsciente en el suelo, no podía detenerle, levantara sospechas y debía ser sigiloso para no perder rastro alguno, tras una breve deliberación se acercó a él y le rompió el cuello, una muerte rápida e indolora, después todo, no se consideraba un monstruo...
     
  15. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 11
    Parafraseando a Borges, nos encontramos en "el sendero de los caminos que se bifurcan", estamos en el ecuador de la historia y todas las sub-tramas parecen llevar a un mismo punto, Elysium.

    Anderson desembarcó en el puerto de Elysium junto con otros 300 pasajeros de una lanzadera civil, el puerto de aterrizaje estaba repleto de gente esperando en largas colas por motivos de seguridad, Sidon quedaba a unas horas de Elysium y los controles se habían reforzado en consecuencia, por suerte para Anderson su carnet de la alianza le daba vía libre para pasar sin esperar durante incontables minutos a su turno, ventajas del cargo.

    Situada en torno a varios mass relays de caracter primario y secundario, Elysium era una colonia de una importancia comercial y estratégica considerable, en apenas 5 años su población había ascendido al millón de habitantes, más de la mitad de ellos humanos.

    Anderson tenía claro que Jon Grisson era el padre de Kahlee Sanders, siendo como era Sidon el planeta más cercano de Elysium no era extraño pensar que Sanders lo hubiese elegido como primer destino en su huida, sin embargo, el sargento seguía sin poder creer que ella fuese una traidora, la curiosidad era más fuerte que su sentido del deber en ésta historia, lo cual no era del todo bueno, pero sin duda motivador.

    Tras solicitar un coche de alquiler en el hotel donde se hospedaba, Anderson partió hacia las afueras de la colonia en busca del domicilio del Almirante retirado, le costó un buen tiempo dar con el, las afueras eran especialmente valoradas por su aislamiento y discreción, encontrar nada era francamente complicado, algo que sin duda valoraban sus habitantes en buena medida.

    Tras aparcar en frente, Anderson se acercó lentamente hacia el domicilio del gran Héroe de la humanidad, no entendía los motivos de su retirada, como podía darle la espalda a la alianza? eso no era propio de un militar de su calibre... Se recordó a si mismo que no estaba ahí para realizar juicios de valor a nadie, lo primero era lo primero, tras eso, llamó a la puerta.

    Unos minutos después Grisson apareció tras la puerta con una bata de estar por casa, una camiseta de tirantes y unos calzoncillos largos, parece que estaba durmiendo, Anderson se presentó con el mayor del los respetos pero Grisson ya sabia quien era, después de tanto tiempo aun le recordaba de cuando estuvieron en la Arcturus, era algo infantil, pero a Anderson le hizo ilusión.

    Una vez dentro Anderson pasó a contar el motivo de su visita, Grisson se mostraba esquivo, afirmaba no saber nada de Kahlee desde hace años, tanto su madre como ella no le querían en su vida.

    "...y que tal su mujer e hija, Sargento?" - Interrumpió Grisson, el viejo sabía perfectamente lo difícil que era para un militar compaginar trabajo y familia, estaba poniendo el dedo en la yaga.

    Anderson haciendo caso omiso proseguía con lo suyo:

    "Escúcheme Almirante, le prometo que he venido a ayudar a su hija, la alianza ha conseguido trazar su rastro, díganos donde está, más gente vendrá a por ella una vez me haya ido y no creo que tengan tan buenas intenciones..."

    Grisson meditaba en silencio cubriendo su rostro con sus manos, tras descubrirse Anderson estaba sorprendido, el sargento parecía tener un extraño brillo en la mirada, estaría a punto de llorar?

    "Ella no es una traidora." - dijo acercándose. "Kahlee estuvo aqui hace unos días... Yo, no quería saber cual era el problema, simplemente la ayudé, era mi hija, ya le habia fallado demasiadas veces, fuese lo que fuese, tenía que hacer algo..." - prosiguió entre lagrimas. "Partió ésta mañana en la Gossamer, es una nave comercial, su comandante se gana unos créditos ayudando a desaparecer a la gente sin hacer demasiadas preguntas, no se el destino, pero se que regresará a Elysium dentro de 2 semanas."

    "No tenemos semanas señor!" - Interrumpió Anderson.

    "Entonces creo que su única opción es partir en busca de la nave sargento, trace las rutas de navegación, podría interceptarla en pocos días."

    Anderson se levantó de su sitio decidido. "No se preocupe almirante, cumpliré con mi promesa."

    ---

    Una vez el Sargento se hubo ido Grisson se levantó dispuesto a volver a la cama, se acercó a una de las habitaciones y golpeó a la puerta, ésta se abrió y desveló a Kahlee en su interior:

    "Quien era?" - dijo ésta.

    "Un soldadito de la alianza ha seguido tu rastro, no te preocupes, le he embarcado en una persecución imposible en busca de una nave de un buen amigo que ni siquiera está en éste sistema, le llevará varias semanas encontrarla." - constestó su padre.

    "Crees que se lo habrá tragado?" - replicó su hija.

    "Oh, sí, solo le he dado lo que quería, la oportunidad de ayudar a un pobre y viejo heroe de uerra que ya ha olvidado quien es a salvar a su amada niña del alma." - afirmo con una cínica risotada.

    ---

    Una larga sombra se extendía no muy lejos de allí aproximandose poco a poco al domicilio del Almirante.

    Skarr podía moverse sigilosamente cuando quería, aun con una armadura completa era un Krogan francamente habilidoso, para éste trabajo quería tener cuidado, si encontraba a la chica podría despacharla, pero si solo estaba el padre le necesitaba con vida para poder utilizarle, tan solo portaba una pistola y su cuchillo favorito.

    Ya era de noche cuando Skarr llegaba a la puerta de Grisson, nada más abrir la puerta con su omnitool un escopetazo le reventó el pecho desprendiendo un resplandor azulado, sus escudos kineticos habian absorbido casi todo el golpe pero parte de éste habia atravesado las defensas y le habia dejado debilitado a varios metros de la puerta, Grisson hacia guardias periodicas desde que Kahlee apareció, sabía que tarde o temprano alguien irrumpiría por la fuerza en su casa.

    Un movimiento agil puso a Grisson a escasos pasos de Skarr con intención de rematarle, éste sin embargo no era famoso por dejarse disparar de buenas a primeras, en un casi imperceptible movimiento sacó su cuchilló y consiguió clavarselo a Grisson en un muslo, el disparo que éste tenía destinado a la bestia erró en consecuencia, Skarr se levantó levemente aturdido y agarrando a Grisson del cuello se introdujo en la vivienda con intención de saber si podía matarle ya o no, antes de que comenzase el registro Skarr soltó a Grisson para sorpresa de éste y calló al suelo, pocos segundos despues Anderson reaparecia en escena portando su arma corta, abatir a un humano con armadura completa era complicado, a un krogan ya impensable, el chico era bueno.

    Evidentemente, algo así no acababa con la vida de un Krogan tan facilmente, sin embargo, Anderson conocía ese modelo de armadura perfectamente y sabía que la baja espina dorsal estaba bastante desprotegida para mejorar la mobilidad, Skarr por consecuencia yacia en el suelo practicamente inmovilizado y rabioso a más no poder, Anderson por supuesto no le quitaba ojo y le apuntaba a la cabeza con intención de esparcir sus sesos por el salón al menor movimiento.

    "Me alegro de verte chico, gracias por la ayuda." - afirmó el almirante herido.

    "De nada, espero que no pensases que iba a tragarme tu actuación de hace un rato, decidí quedarme por los alrededores y ver si había alguna actividad."

    El chico desde luego era bueno, pensó el almirante, acto seguido, Kahlee entró en escena asustada por la herida de su padre, Anderson no era tonto, no iba a girar su cabeza para mirarla, pero su instinto le hizo desviar su mirada un breve instante, suficiente para que el Krogan le lanzase despedido varios metros con un ataque biotico, Anderson esperaba de todo menos eso en un Krogan.

    Skarr se levantó sin dificultad, parece que finalmente aqui todo el mundo parecía estar interpretando un papel, ahora ya sabía que Kahlee estaba a mano, podía librarse de los objetivos secundarios.

    La escena era un completo caos, Grisson gritaba a Kahlee que saliese corriendo, Anderson buscaba a duras penas su arma tras el duro golpe y Skarr se disponía a actuar, subita e inesperadamente, algo volvió a derribar a la bestia, Anderson miró a la puerta y divisó la figura de un Turian armado con un rifle de asalto, ésta vez el Krogan estaba bien muerto, el Turian por supuesto era Saren y buscaba respuestas... Anderson no sabia aun cuan grave se habia tornado la situación, por el momento, se sentia a salvo e incluso aliviado...
     
  16. MajesticRuben

    MajesticRuben Miembro Activo

    Ok, cuando tengas todos los capitulos, los pones en un post y esta a la papelera.
     
  17. Smaug

    Smaug Nuevo Miembro

    Que pasada este juego es profundísimo :eek:
     
  18. Pedri 360

    Pedri 360 Uno mas de la familia.

    No me lo e leido porque no tengo tiempo pero lo hare :p
     
  19. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    » CAPITULO 12
    Descubriremos finalmente que se esconde tras los experimentos secretos en Sidon?

    Anderson y el Spectre se sentaron en la cocina en silencio, podian haberse puesto en el salón para estar más comodos pero tras la reyerta se encontraba practicamente destrozado.

    El rostro de Saren era como el del resto de los Turians, sin embargo, su color era diferente, parecido al del hueso, a Anderson le recordaba el aspecto que se tiene en el folklore terrestre de la muerte.

    Una vez Kahlee aplico el medigel a su padre y le dejó reposando en los restos de un sillón se unió a la reunión con la premisa de llevar a su padre al hospital, sin embargo, Saren no tenia intención de dejar a nadie marchar antes de que respondiesen a sus preguntas.

    Saren quería saber la verdad tras el ataque de Sidon, tanto Anderson como Kahlee respondían con evasivas, aunque si pretendian engañarle tendrían que tener algo mejor que eso.

    Una vez Saren puso su arma sobre la mesa, Kahlee empezó a hablar en serio. Intentó engañarle contandole que estaban desarrollando armas experimentales para una futura guerra con los Batarians, sin embargo, Saren sabía que ese no era motivo suficiente para realizar un ataque a una base fuertemente defendida.

    "Creo que no sois conscientes de lo que estoy legalmente capacitado a realizar con tal de que hableis..." - Amenazó el Turian, hasta ahora estaba siendo francamente cortés con los humanos.

    Kahlee finalmente soltó la bomba...

    "Estabamos realizando experimentos para conseguir humanos con poderes bioticos..."

    "Cuales fueron los resultados?" - contestó Saren.

    "Estabamos cerca... Encontramos un puñado de humanos con un leve potencial, niños en su mayoría, demasiado débiles para soportar los implantes... Conseguimos que algunos sobrevivieran unas cuantas semanas, quizas con entrenamiento se hubieran adaptado, aunque eso ya da igual, están todos muertos... mis amigos... mis compañeros... gente a la que quería y admiraba..." - exponía la soldado mientras se echaba a llorar tendida sobre la mesa.

    "Quien ordenó el ataque y por que van tras de ti?" - insistía el Spectre.

    "No lo se! Pudieron ser los Batarians o igual me siguen porque creen que puedo seguir con el experimento adelante, no tengo ni idea! - el yanto de la mujer era sonoro y evidente ya.

    Saren se levantó y dijo "Encontraré a los causantes del ataque y pienso averguar el motivo que lo provocó... Por vuestro bien espero que no estéis mintiendome..." - y se marchó disipandose en la oscuridad

    Anderson estaba impresionado, llevaba toda la conversación buscando el momento para fulminar a Saren si era necesario con tal de proteger el pequeño secreto de la humanidad, no esperaba que se fuera así como así, no sabia si habia tragado con la historia de Kahlee, pero desde luego, aun les necesitaba vivos por algún motivo, recordó algo que Saren dijo durante la conversación: "nunca mato a nadie sin tener un buen motivo, otra cosa es que no me cueste demasiado encontrarlos..."

    Kahlee seguia llorando, en parte había fingido, pero ahora mismo recordar a todos sus amigos le afligia sinceramente.

    Descartaron llevar a Grisson a un hospital, era demasiado peligroso para ella, si un heroe de guerra aparecia de esa guisa en una clinica despertaria sospechas indeseadas, el tratamiento habia parado la hemorragia, con suerte la cosa no iria a peor.

    Mientras aprovechaban para cenar algo, Anderson sabía que había llegado la hora de la verdad, era hora de que Kahlee hablasé.

    "Como ya habrás supuesto, no estabamos realizando investigaciones con bioticos..." - comenzó Sanders. "Nos dedicabamos al estudio y desarollo de Inteligencia Artificial." - Anderson ya lo sabía. "El motivo por el cual no estaba en Sidon cuando sucedió el ataque era el Dr. Qian, no era el mismo, estuve 2 años trabajando con el y era una persona brillante, amable, con ganas de ayudar y desarrollar un proyecto conjunto, sin embargo, en los últimos tiempos cambió totalmente, estaba obsesionado con algo, daba ordenes confusas, cambiaba rutinas sin ningún sentido e incluso dejaba de tratar con los empleados, no era el, parecía estar siendo manipulado por algo, o alguien... Pensaba denunciar la situación ante la alianza."

    "La mayor parte de los avances que hemos realizado en los últimos 20 años eran gracias a los Protheans, sin embargo, el Dr. Qian quería adaptar al cuerpo humano a asimilar una tecnologia nueva, según sus datos, perteneciente a la raza que aniquiló a los propios Protheans..." - la sorpresa de Anderson ya era mayuscula, eso tan solo eran conjeturas, no se conocia el motivo real de la desaparición de los Turians, menos aun ninguna raza desconocida de su época, la pelota iba a haciéndose más grande a cada paso, hasta donde llegaría toda esta trama?

    "Aun piensas detenerme, entonces?"
    - dijo Kahlee sacando al Sargento de su trance..

    "No, estoy de tu lado, sea quien sea el que ha ordenado esto aun no ha terminado, incluso la propia alianza podría estar detras del ataque, quizás Qian llegó demasiado lejos y quisieran enterrar el proyecto antes de que se les fuera de las manos..." - repuso Anderson. "Respondeme a una cosa, una investigación de ese calibre requeriria de mucho hardware, no levantó sospechas?"

    "Realizabamos las transacciones mediante varios cientos de empresas fantasma, en pequeñas cantidades y todas al mismo proveedor, manufacturas Dah'Tan, en Camala..." (nota: para los despistados, es el Batarian que contrató a los Blue Suns)

    "Creo que ese debería ser nuestro proximo destino entonces..."
     
  20. fullmonty

    fullmonty Nuevo Miembro

    perdón por reflotar el foro, pero como mass effect y su historia están al día, además por si alguien se leyó los anteriores capitulos
     

Compartir esta página