1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

NISSAN X-TRAIL FCV Conducimos el futuro: el coche de hidrógeno

Tema en 'Motor' iniciado por flogo, 17 Sep 2008.

  1. flogo

    flogo Uno mas de la familia.

    [​IMG]
    [​IMG]


    NISSAN X-TRAIL FCV
    Conducimos el futuro: el coche de hidrógeno

    Aparentemente no se diferencia de un coche tradicional. Sin embargo, este Nissan X-Trail FCV es capaz de recorrer 500 kilómetros sin emitir un solo gramo de CO2. Por el momento es un prototipo, aunque sus creadores aseguran que en 2015 se convertirá en un vehículo de producción.







    MADRID.-Giramos la llave de contacto. Esperamos unos segundos. ¡Y listo! El motor está en marcha. Aunque el Nissan X-Trail FCV no emite sonido alguno, este vehículo propulsado por una pila de combustible alimentada por hidrógeno está preparado para recorrer más de 500 kilómetros emitiendo sólo vapor de agua. El canal de Motor de elmundo.es tiene la oportunidad de conducir el coche de la próxima década. En el año 2050 se venderán más coches eléctricos que vehículos alimentados por gasolina o gasóleo. Al menos estas son las previsiones que barajan los principales fabricantes.
    [​IMG]
    Vídeo: Mario Viciosa / Zoe Rodríguez

    ¿El motivo? Se ha comprobado que los vehículos tradicionales tienen buena parte de culpa en el aumento de dióxido de carbono y por tanto en el calentamiento global. A esto habría que añadir la dependencia absoluta del transporte a los combustibles fósiles, una fuente de recursos que, en principio, tiene fecha de caducidad.
    Con la intención de reducir las emisiones de dióxido de carbono y la sumisión al petróleo, las marcas de automóviles han decidido poner un punto y final al coche tal y como le conocemos en la actualidad, para sustituirlo por otro vehículo menos contaminante.
    [​IMG][​IMG]


    Aún así, este punto de inflexión en la industria de la automoción no es algo que se puede producir de la noche a la mañana. En la actualidad, los fabricantes se encuentran en una fase intermedia, protagonizada por los vehículos híbridos, turismos que combinan un motor de gasolina con otro eléctrico. En este sentido, Toyota ha tomado las riendas del mercado con el Prius, un híbrido del que han vendido más de un millón de unidades. Honda, por su parte, ha prometido comercializar cerca de 200.000 unidades del Insight, su nueva apuesta para el próximo año.
    Los híbridos, un paso intermedio
    [​IMG][​IMG]


    No obstante, los híbridos no son la solución al problema. Y es que mientras que a baja velocidad estos coches utilizan la batería y por tanto no gastan combustible, en el momento en el que se realiza una conducción normal por carretera o autopista el consumo es más elevado que un diésel, por ejemplo, lo que se traduce también en un incremento de las emisiones contaminantes.
    De ahí que este tipo de coches estén considerados como un paso previo a los verdaderos vehículos de emisiones cero. Éstos, por su parte, no son una quimera sino que existen y están funcionando. Hablamos por ejemplo de vehículos eléctricos, alimentados con hidrógeno como el Chevrolet Sequel, el Honda FCX Clarity o el Nissan X-Trail FCV.
    [​IMG][​IMG]


    Sin embargo, estos turismos no están al alcance de los consumidores. En realidad se trata de prototipos puesto que las unidades que existen se cuentan con los dedos de la mano y su coste de producción es muy elevado.
    De hecho, los fabricantes más optimistas señalan que 2015 sería el inicio de la comercialización de los primeros vehículos de hidrógeno. Aún así, hablan de pequeñas flotas –nunca una venta a gran escala- y de un precio elevado.
    [​IMG][​IMG]


    Al volante
    Mientras que la comercialización del coche de hidrógeno se convierte en una realidad, el canal de Motor de elmundo.es ha tenido la oportunidad de ponerse al volante de un vehículo con pila de combustible. En concreto se trata de una de las 18 unidades que existen en todo el mundo del Nissan X-Trail FCV, un proyecto que ha costado cerca de un millón de euros a la firma japonesa.
    [​IMG][​IMG]


    Lo primero que llama la atención de este coche es que pasa desapercibido. De hecho, en este primer vistazo comprobamos que es exactamente igual que un vehículo tradicional y que si no fuera por las pegatinas que anuncian que el hidrógeno es su alimento no podríamos diferenciarlo.
    Tan sólo cuando los responsables de Nissan nos enseñan una maqueta que deja al descubierto las tripas de este X-Trail comprobamos cómo los tanques de hidrógeno están situados bajo los asientos traseros o las baterías de ión-litio -similares a las de los teléfonos móviles- se esconden el maletero.
    [​IMG][​IMG]


    El repostaje
    Llega uno de los momentos claves para el vehículo: el repostaje. Aunque este modelo es una realidad en las carreteras de Japón y Estados Unidos, los responsables de Nissan lo han tenido algo más difícil a la hora de que el X-Trail FCV rodase por los alrededores de Madrid. Entre otras cosas, porque no existe ninguna estación de servicio pública donde llenar con hidrógeno el tanque de 70 kilos de capacidad.
    [​IMG][​IMG]


    De ahí que este X-Trail no se ha podido separar más de 500 kilómetros –la autonomía del vehículo- de la estación portátil suministrada por la empresa francesa Air Liquide e instalada en uno de los concesionarios de la marca situado en los alrededores de Alcobendas.
    Según Brian Johnston, ingeniero jefe de vehículos eléctricos de Nissan y padre de la criatura, el repostaje no es complejo. «Contamos con una manguera muy similar a la de una estación convencional que introducirá hidrógeno en el vehículo en estado gaseoso. Además no es necesario llenar todo el tanque sino que se puede realizar un pequeño repostaje. La operación completa no tarda más de cinco minutos», asegura Johnston.
    [​IMG][​IMG]


    Una vez que los tanques están llenos decidimos emprender la marcha no sin antes escuchar algunas recomendaciones de su creador. "Hay que tener en cuenta que el vehículo presenta varios modos de funcionamiento. Con el acelerador presionado –comenta el ingeniero de Nissan- la batería envía la energía al motor eléctrico. Si por el contrario si se levanta el pie del acelerador o se frena el sistema se invierte y la batería se recarga".
    Silencio
    [​IMG][​IMG]

    La célula de combustible, el corazón del Nissan X-Trail FCV

    Giramos la llave de contacto. Esperamos unos segundos. ¡Y listo! Un testigo iluminado en verde en el cuadro de instrumentos con el término "Ready" (Preparado) nos anuncia que el motor está funcionando. Esta pequeña luz será el único indicador de que el vehículo puede iniciar la marcha, puesto que el X-Trail FCV no emite sonido alguno. De hecho, una vez en movimiento, tan sólo oiremos el sonido de rodadura.
    Una vez superada la extraña sensación de no oír el ruido del motor, comprobamos en el cuadro de instrumentos que la zona roja del motor comienza a partir de las 12.000 revoluciones.
    Para hacernos una idea de lo insólito que resulta esto, basta señalar en líneas generales un diésel se puede estirar hasta un máximo de 4.500 revoluciones mientras que un propulsor gasolina girará hasta 6.000 o 7.000 vueltas. ¡Pero nunca hasta 12.000 revoluciones!
    A todo ello le añadimos que la fuerza del motor es lineal. No importa que circulemos a 2.000 vueltas, 5.000 o 9.000. En el momento en el que pisemos el acelerador la respuesta del vehículo será muy contundente.
    Estas son las únicas particularidades que apreciamos en la conducción del Nissan X-Trail alimentado por hidrógeno, un vehículo que podría llegar a partir de 2015 y con el que nos hemos sentido unos auténticos privilegiados puesto que lo hemos podido conducir unos cuantos años antes de su comercialización.
     

Compartir esta página