1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Los tribunales rechazan la nueva ley del videojuego de Oklahoma

Tema en 'Noticias' iniciado por 4DR!4N, 18 Sep 2007.

  1. 4DR!4N

    4DR!4N Nuevo Miembro

    El tribunal federal considera que los videojuegos están amparados por la primera enmienda.

    Como ya antes había ocurrido en otros estados de EEUU, un tribunal federal de Oklahoma ha paralizado el intento del gobierno estatal de aprobar una ley para regular la distribución de videojuegos. El tribunal del distrito occidental de Oklahoma considera que los videojuegos son una forma de expresión creativa amparada por la primera enmienda a la consitución.

    La ley pretendía prohibir la distribución a menores de juegos con contenidos de "violencia inapropiada", un concepto que se definía en nueve categorías muy amplias. Las multas podían ascender hasta a 1.000 dólares y entre los multados podrían estar hasta los propios padres del menor. La ley tenía que entrar en vigor el 1 de noviembre de 2006, pero el tribunal ya lo evitó el 11 de octubre a la espera de la resolución definitiva ahora hecha pública.

    La juez Robin J. Cauthron destaca en su sentencia que no hay pruebas sustanciales de que los videojuegos perjudiquen a los menores: "Hay una completa escasez de evidencias legales, estudios científicos u otros razonamientos para apoyar la aprobación de la ley." También indicó que el menor afectado por esta ley "aún puede comprar o alquilar el libro o la película en la que se base el juego", poniendo así en duda la efectividad de la ley.

    Michael D. Gallagher, el presidente de la patronal del sector ESA, ha valorado la decisión judicial: "Necesitamos superar los intentos inconstitucionales de limitar los derechos de los ciudadanos de Oklahoma. Esta ley era claramente inconstitucional y ahora debemos potenciar una colaboración pública y privada que cumpla con las necesidades de los padres preocupados. Los políticos estatales debería trabajar juntos con nuestra industria para educar a los padres sobre las clasificaciones de los juegos y los controles disponibles en todas la nuevas consolas de videojuegos."

    Bo Andersen, presidente de la otra gran patronal del sector, la EMA, coincidió con Gallagher en su valoración: "Es la hora de que los parlamentarios dejen de apuntar a los videojuegos y a los comerciantes que los venden. Deberían admitir que todos los videojuegos se clasifican por edades, los vendedores están decididos a aplicar estas clasificaciones en sus tiendas y las nuevas consolas PS3, Wii y Xbox 360 y el sistema operativo Vista permiten a los padres controlar qué tipo de juegos pueden jugarse en ellos. Estos pasos voluntarios, y al margen de las regulaciones gubernamentales, son el auténtico espíritu de la constitución americana."

    fuente:meristation
     

Compartir esta página