1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

El sexo en los videojuegos es

Tema en 'Noticias' iniciado por Nandinho720, 9 Abr 2011.

  1. Nandinho720

    Nandinho720 Jefe Maestro

    [​IMG]

    "Si piensas en los desnudos en un videojuego... ni siquiera es un desnudo, es un muñeco sin ropa".

    El responsable de la saga Bioshock, Ken Levine, se ha hecho con un nombre entre los creativos de videojuegos no sólo por los geniales títulos que ha encabezado, sino también por sus certeras y precisas opiniones sobre el mundillo. En el día de hoy recogemos unas declaraciones sobre el sexo en los videojuegos del gurú al portal británico Videogaming247.

    "Si piensas en los desnudos en un videojuego... ni siquiera es un desnudo, es un muñeco sin ropa", declaró el escéptico Levine. "Hay otros problemas también. El sexo en los videojuegos es bastante estúpido ahora mismo".
     
  2. Filmax

    Filmax Administrador

    Respuesta: El sexo en los videojuegos es

    Cierto que es un muñeco sin ropa y yo estoy de acuerdo pero hay gente muy enferma por el mundo y las cosas van como van y el gran problema aquí cual es? es que el sistema PEGI se lo pasa la gente por donde todos sabemos... por eso un chabalillo de 14 a 16 años puede perfectamente jugarte un sillent hill o call o cualquier otro titulo así catalogado con +18 y hay está el problema, yo creo que el sistema está por algo y no para salterselo y se evitaría muchos problemas, que se diga que los videojuegos son dañinos pse!!!!.

    Saludos.
     
  3. Luisangelo

    Luisangelo Uno mas de la familia.

    Respuesta: El sexo en los videojuegos es

    El sistema Pegi en muchas ocasiones es una porquería, cada persona ya sabe a lo que jugar y si le va a hacer daño o no, aunque para esto esta el control parental xD.
     
  4. Titillo

    Titillo Miembro Activo

    Respuesta: El sexo en los videojuegos es

    Se deberia tener en cuenta mas el sistema PEGI, sobre todo tienen que estar atentos los padres de lo que compran sus hijos.
     

Compartir esta página