Square Enix confirma que los recientes problemas de red en Final Fantasy XIV se deben a un ataque de DDoS

 

Square Enix reveló que dichos ataques iniciaron aparentemente el pasado 16 de junio, primer día en que Stormblood, la nueva expansión de Final Fantasy XIV, estuvo disponible a través del acceso anticipado.

Los ataques DDoS provocaron que los servidores se congestionaran, al grado de tener colas de más de 6000 jugadores para conectarse. Esto también generó problemas internos en el juego, donde era imposible terminar algunas misiones por los largos tiempos de carga.

Naoki Yoshida, productor del título, quiso sacar de su tiempo para pedir una disculpa a los fans del juego; asimismo, explicó que los inconvenientes se debieron a que se rebasó la capacidad de los servidores de Final Fantasy XIV, lo que provocó varios problemas importantes a la hora de loguearse, iniciar sesión y empezar a jugar.

Si bien estos ataques han causado problemas de conexión, Square Enix asegura a los jugadores que sus datos personales e información están seguros y no tienen de que preocuparse.

Según su productor hace algunos meses, el equipo de desarrollo se siente muy orgulloso de los resultados obtenidos por el juego, por lo que desde Square Enix estarían planteando la posibilidad de lanzar el juego en Xbox One y Nintendo Switch. Os dejamos dicha noticia en este enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here