El diseñador jefe de Dying Light, el nuevo título de zombis de Techland, ha desvelado que la reciente actualización del kit de desarrollo de software de Xbox One ha mejorado la gestión de la memoria eSRAM, algo de lo que se venían quejando los estudios.

Maciej Binkowski confirma que ahora cuentan con un mayor control del código lo que les facilita analizar y corregirlo con más facilidad con lo que obtienen mejores resultados y más optimización de recursos.

De esta forma ahora Xbox One mejora uno de los apartados más demandados por los estudios y que en su lanzamiento estuvo en la boca de todos debido a que algunos no eran capaces de conseguir la resolución que se esperaba frente a su principal competidora PlayStation 4. Ahora sí ya no hay escusas de resolución, o eso esperamos y ahora más que nunca la rivalidad entre las dos consolas más potente está igualada.

¿Qué opinas sobre esta mejora?

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here