Dean Takahashi publica una disculpa e intenta justificar su profesionalidad a través de un comunicado para aclarar lo acontecido esta semana con la polémica de Cuphead.

El artículo publicado es muy extenso por lo que veo conveniente hacer un resumen de los temas que abarca pero dejando mis impresiones sobre su contenido, de esta manera te puedes hacer una idea más clara de todo lo escrito por Dean Takahashi en el medio DeanBeat.

Comienza hablando de su experiencia por más de 25 años en los medios de comunicación, la publicación de libros sobre Xbox 360 y los periódicos de gran prestigio en los que ha trabajado a lo largo de su carrera.

De una manera correcta y muy convincente nos explica sus impresiones de lo sucedido con el videojuego Cuphead, reconociendo que no se le dio especialmente bien y esto generó una tormenta en Twitter que se ha vuelto contra él, poniendo en duda su profesionalidad a la hora de analizar videojuegos.

Sólo deseo que mis dos libros sobre el negocio de Xbox generen tanta atención como la historia de Cuphead

Algo que me chirría bastante es cuando menciona que espera que sus dos libros se hagan tan populares como lo ha sido la polémica creada con Cuphead, parece una promoción metida con calzador para aprovechar el tirón mediático.

También comparte su visión negativa sobre algunas reacciones que meten en el mismo saco a todos los periodistas, lanzando mensajes de odio y repulsa por un video recortado de 2 minutos, que no puede resumir la carrera de un periodista porque se le dé mal un juego o tenga un mal día.

Algunos críticos fueron muy divertidoS, como aquel que dijo que había descubierto “el Dark Souls de los tutoriales”

Algo que se ponía en tela de juicio era que le pagan por jugar y no es realmente así porque existe una gran diferencia entre jugar y analizar un videojuego, un jugador profesional no tiene por qué ser bueno haciendo análisis de videojuegos y un periodista no tiene por qué ser un crack en todos los juegos que lleguen a sus manos.

Justifica su trabajo hablando de los juegos que analizó en el pasado, la dificultad en la que los jugaba y poniendo ejemplos sobre el control de estos juegos. No deja de ser una simple justificación que a mi modo de ver no es necesaria cuando su carrera no se debe resumir en el manejo de un solo videojuego aunque hubiese estado bien que simplemente reconociese que las plataformas no son su género favorito y por ello odiaba tanto a Megaman.

Para finalizar habla de que los juegos deberían tener tutoriales más justos para todos los jugadores, algo en lo que estoy en desacuerdo porque Cuphead no tiene un tutorial difícil sino ajustado en precisión porque es lo que va a exigirte durante todo el juego y sus creadores dejaron claro desde el inicio que su dificultad es su principal atractivo.

A continuación os dejo el link al artículo traducido aunque notareis un fallo en la traducción del nombre del libro pero el resto lo podréis entender perfectamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here