Hace unos días publicábamos la noticia de que la sucesora de Xbox 360 podría mostrarse el año que viene en el E3 junto a TimeSplitters 4, juego que estaría en desarrollo por Crytek.

Según estos rumores, Crytek estaría usando DirectX 11 en el desarrollo de TimeSplitters 4, juego que marcaría el punto de referencia de la potencia de la nueva consola de los de Redmond. La fuente también decía que Microsoft desvelará la consola antes que la de su rival, Sony, y que Crytek está también implicada en el desarrollo de juegos para PlayStation 4.

Ahora Crytek ha mandado un comunicado a la prensa desmintiendo estos rumores:

“En relación con los recientes rumores, Crytek no tienen ningún tipo de hardware de próxima generación de Microsoft, ni tampoco sabemos si Microsoft podría anunciar hardware en el futuro o lo que este hardware supondría. Crytek está trabajando en ampliar los límites de lo que la tecnología actual puede ofrecer, como nuestro enfoque en DirectX 11, que será publicado en breve como una actualización para Crysis 2, y creemos que este trabajo, sumado a nuestras estimaciones de lo que el nuevo hardware ofrecerá, establecerá a CryENGINE como un motor de próxima generación para todas las consolas”.