Capcom no quería ni Dead Rising ni Lost Planet

Rechazaron los proyectos, pero Inafune siguió adelante pese a todo.

Keiji Inafune, creador de Mega Man, y que llegó a ser supervisor de todos los desarrollos de Capcom antes de dejar la compañía, ha desvelado ahora que se saltó las normas internas de la empresa para crear Dead Rising y Lost Planet, pues en Capcom solo quieren continuaciones.

En una charla dada en la Universidad de Ritsumeikan (Kioto), Inafune ha desvelado que Capcom rechazó los planes de desarrollo de Lost Planet y Dead Rising, así que decidió seguir trabajando en ellos a escondidas.

Según ha explicado, en Capcom estaban muy preocupados por los riesgos financieros y tenían una norma que requería que en torno al 80% de los lanzamientos fueran continuaciones, dejando solo un 20% a nuevos títulos. La experiencia de Inafune, sin embargo, era que ningún nuevo título se aprobaba.

Por tanto, y sabiendo eso, Inafune trabajó en los juegos después de que hubieran sido rechazados, logrando la aceptación de Lost Planet de una manera poco ortodoxa: superó el presupuesto destinado al prototipo en un 400%, así que forzó a la directiva a aprobar que siguiera adelante.

Inafune estaba preparado para ser despedido si el juego fracasaba, pero al final sus dos proyectos fueron dos éxitos comerciales y han dado lugar ya a continuaciones.

Dejar respuesta