Skarin: El protagonista de una historia épica

Ese es el nombre del protagonista del juego que nos ocupa en este análisis, Viking: Battle for Asgard, una historia que nos atrapará desde el primer momento donde intervienen diosas, monstruos y otros animales mitológicos con un único objetivo, conquistar las tierras de Asgard.

Este objetivo no será tarea nada fácil, a pesar de que el protagonista, Skarin es bendecido, resucitado y nombrado como héroe por parte de la diosa Freya, con un único fin, que nosotros seamos los guías y lideres para combatir contra la diosa Hel y sus terribles monstruos y demonios.

Si ya os ha entrado el gusanillo con esta breve introducción a la historia, he de comentaros de que con el transcurso del juego la historia es mucho más profunda, con múltiples sorpresas y vuelcos en la trama. Pero no os preocupéis, no os vamos a contar vosotros, deseamos que descubráis el resto de la trama vosotros mismos.

Como habéis podido observar, la historia es digna de los mejores guiones de películas como El Señor de los Anillos (nos recuerda en algo) pero en versión vikinga.
Freya nos otorga poderes sobrehumanos

Si bien la historia es realmente impactante y novedosa para los juegos de nueva generación la jugabilidad no se queda para nada atrás.

Tenemos un inmenso mapa con multitud de misiones que realizar para liberar Asgarde de las manos de Hel.

Muchas de las misiones no podremos realizarlas sin antes realizar otras, aunque el juego permite una total libertad evitando de esta forma una posible linealidad en el juego, bien es cierto de que si intentamos algunas misiones sin antes superar otras nos resultará verdaderamente complicado, ya que posiblemente no contaremos con los hombres necesarios para ganar las cruentas batallas entre vikingos y demonios.

Uno de nuestros principales objetivos va a ser dirigir y reclutar nuevos hombres para crear un ejército lo suficientemente poderoso para poder hacer frente a las diversas misiones del juego.

Nuestra habilidad como guerrero vikingo irá mejorando con el paso del juego, aprendiendo nuevos combos y formas de aniquilar al enemigo.

Sin duda, Sega ha realizado un enorme trabajo, combinando unos géneros de juegos como RPG, Acción, aventura con un equilibrio realmente sorprendente.

Lucha una cruenta y feroz batalla

En más de una ocasión, en especial si poseemos de una televisión de alta definición gozaremos de lo lindo con los gráficos de este juego, con un enorme escenario muy cuidado y sin cargas durante el juego y unas peleas con cientos de personajes a la vez en la misma pantalla, no hará que nos metamos en el juego de lleno.

Skarin aprenderá habilidades durante el juego y lo plasmará en las batallas con impresionantes combos plagados de sangre y corte de extremidades entre otras muchas posibilidades que ofrece el juego.

El personaje está gráficamente cuidado, quizás algo mejorable pero por nuestra parte nada que objetar en el apartado gráfico del personaje, donde veremos incluso las manchas de sangre en la cara de nuestro vikingo después de una cruenta batalla.

El paso de día a noche y viceversa como los efectos de luz han sido cuidados hasta el último detalle, con unas transiciones totalmente cuidadas dignas de las mejores películas épicas.

Las cinemáticas de Viking: Battle for Asgard son del mismo motor del juego, evitando así excesivas pantallas de carga, es más, el juego nos ha sorprendido en este aspecto debido a que son prácticamente nulas.

La voz de nuestra diosa

Si ya con los dos apartados anteriores, jugabilidad y gráficos es un juego que engancha desde el primer momento, como guinda, Sega nos deleita con uno doblaje totalmente en castellano y una banda sonora totalmente acorde con la temática del juego, dándonos todavía mas la sensación de que se trata un gran producción cinematográfica.

Un aspecto, el sonoro, en el que en muchos videojuegos dejan algo de lado, por suerte Sega se acuerda de nuestro idioma y ha hecho un trabajo realmente excelente e impecable a la hora del doblaje e incorporación de la banda sonora.

Lo Mejor:

  • Un cruce de géneros totalmente acertado.
  • Un tipo de juego totalmente novedoso en la  era de las consolas de nueva generación.
  • Gráficamente está a la altura de los últimos juegos.
  • Banda Sonora y doblaje exquisito.

Lo Peor:

  • Echamos en falta un modo online, como por ejemplo un modo co-operativo.

EVALUACIÓN DEL JUEGO

Menú: 9

Tanto el menú principal como los menús y mapas que aparecen en la partida son sencillos y de fácil comprensión, indicando en todo momento cuales son nuestras misiones pendientes y que debemos hacer..

Gráficos: 8,8

Un escenario bastante grande sin cargas entre cada una de las zonas del mapa con unos gráficos a la altura de la nueva generación, una excelente transición entre el día y la noche y efectos de aguar y lluvia realmente excelentes.

Los vikingos como Skarin (el protagonista) y los diversos demonios gozan de gran “salud” gráfico ofreciendo gran calidad en las texturas y efectos de sangre y ataques realmente impresionantes.

Animaciones: 8

Buena variedad de combos de ataque y ataques especiales que nos ofrece el juego evitando de esta forma posible monotonía en el juego, tendremos que realizar diferentes ataques dependiendo al demonio al que nos enfrentamos.

Jugabilidad: 9

Un manejo muy intuitivo que permite desde el primer momento meternos en la dinámica del juego, combos sencillos pero que enganchan y una combinación de acción y plataformas que hace que el aspecto jugable de Viking: Battle for Asgard sea envidiable, por su combinación de géneros como por la frescura que ofrece el título.

Modos de juego: 7

Viking: Battle for Asgard solo permite un modo de juego, el modo campaña en varios niveles de dificultad, sin duda el principal aspecto que echamos en falta a este juego es un modo multijugador online y un modo co-operativo para el modo campaña, hubiera supuesto la guinda a un excelente juego. Eso sí, el modo campaña es sublime.

Diversión: 8,9

La forma de jugar y las cruentas batallas enganchan desde el primer momento, son realmente divertidas y variadas cada una de las misiones, aunque con un único fin, liberar de la mano de los demonios el territorio llamado Asgard.

Adicción: 9,2

Por la frescura que transmite el título engancha desde el primer momento, queriendo pasarnos cuanto antes cada una de las misiones que ofrece el juego, en especial para presenciar la gran batalla final.

Sonido: 10

Banda Sonora, ambientación y doblaje digno de las mejores películas de Hollywood, el hecho de que las voces estén en castellano son factores que valoramos en exceso, y Sega es consciente de ello, ofreciéndonos un juego que parece mas un película interactiva en el aspecto sonoro. Sin duda este aspecto es exquisito.

Conclusión.

Podríamos calificar a Viking: Battle of Asgard como el gran tapado, poco se ha conocido sobre su desarrollo y de la calidad final del juego, ha sido una grata sorpresa a la hora de probarlo y disfrutarlo al máximo, en un título en el que a priori no esperábamos tanto.

Puntuación General: 9,1

* La puntuación general no es la media del resto de seccíones.

 

Dejar respuesta