Adéntrate en un mundo paralelo neo-retrofuturista con Trials of the Blood Dragon, un cross-over de la mano de Ubisoft que no os dejará indiferentes. ¡Mola cantidubi!

Si pensábamos que Ubisoft ya había tocado techo en términos de locura extrema en su saga Trials, estamos muy equivocados. Después de un completísimo Trials: Awesome Level Max , ahora toca saborear las novedades, bondades y bizarradas que nos plantea Trials of the Blood Dragon, una mezcla muy interesante entre dos juegos de la compañía que encajan pese a lo diferente de la propuesta que nos trae la compañía francesa junto con Redlynx. Si bien es cierto que la coletilla “Blood Dragon” revoca al excelente DLC de Far Cry 3, que mezclaba dinosaurios robóticos con una estética ochentera, en Trials of the Blood Dragon sólo encontraremos de esta expansión su genial sentido del humor, una música (pegadiza como pocas), un apartado visual que iremos desgranando más adelante y el “cameo” ocasional de Rex Power Colt. Ya es hora de adentrarnos en este futuro distópico desfasado. Ya es hora de conocer qué nos ofrece Trials of the Blood Dragon.

Aunque, sinceramente, la historia es lo de menos en la franquicia Trials, esta vez sí que tenemos un argumento coherente (más o menos) donde nosotros encarnaremos a dos hermanos con habilidades especiales y los únicos capaces de enfrentarse a las fuerzas comunistas que están asediando el mundo, descendientes directos del protagonista de Far Cry 3: Blood Dragon. Como cabría de esperar, todo bañado de buen humor, con la ideología desfasada de los años 80, cuando los “rojos”,  vietnamitas y toda la raza oriental eran mal vistos por el pueblo americano, aunque con elementos futuristas que lo hacen aún más bizarro si cabe. A través de posters pegados en nuestra “base de operaciones” iremos desvelando los capítulos que compondrán la campaña principal de Trials of the Blood Dragon, cada uno con una temática diferente al anterior, incluso con pruebas y escenarios que no se centran únicamente en el uso de la motocicleta como estamos acostumbrados.

trials blood dragon img2
Los hermanos gemelos Roxanne y Slayter serán los únicos capaces de salvar al mundo de los peligros que le acechan.

Por primera vez en la saga, tendremos la posibilidad de usar otro tipo de vehículos con características y controles completamente diferentes. Aparte de la moto, o la bicicleta BMX (que son los más comunes) podremos manejar vehículos acorazados de ocho ruedas, vagones de mina, jet-packs, incluso dejar a un lado estos medios de transporte para realizar tramos a pie. Estas partes, posiblemente sean las peores por un mal planteamiento en sus saltos, poca fluidez y sensación de estar metidas a calzador.

Estas no son las únicas novedades respecto a  anteriores juegos de Trials, ya que también contaremos con subfusiles, los cuales estarán disponibles en las fases sin vehículo y en algún momento concreto con la moto o la bicicleta. Sin duda, un elemento bastante diferenciador de lo que estábamos acostumbrados y que hará no sólo que estemos atentos a la posición de nuestro medio de locomoción, sino que tendremos que observar el escenario minuciosamente para abatir a cualquier enemigo que aparezca en pantalla. Por si esto no fuera poco, existirá también un gancho que hará que nos desplacemos cual Tarzán en la jungla, lo que nos pondrá las cosas más difíciles  y requerirá toda nuestra atención para realizar bien las acrobacias que el juego nos exige.

trials blood dragon img5
Las fases a pie son una novedad en este nuevo Trials. Las caretas de caballo también.

Pese a estas inclusiones, que puede dar a entender que Trials of Blood Dragon sea más desafiante que las entregas anteriores, y nada más lejos de la realidad. A no ser que queramos conseguir la máxima nota posible en cada nivel, el título no tiene una excesiva dificultad, como sí lo tienen anteriores juegos de la saga. Incluso la duración no es excesiva: en cuestión de 3 horas podremos haber completado la historia. Eso sí, la gracia de Trials of Blood Dragon es el “pique” de puntuaciones ya sea con nuestros amigos o contra nosotros mismos, queriendo siempre hacer la carrera perfecta, sin ninguna caída. Además, en esta ocasión conseguir un buen resultado tiene premio doble: por un lado, una serie de cromos que iremos coleccionando y por otro lado, experiencia para evolucionar una de las tres bestias interiores que podemos escoger desde un principio. Aunque esto no supone nada a nivel argumental, siempre gusta ser recompensado, aunque sea con estos pequeños detalles.

trials blood dragon img4
Algunos escenarios, como éste de la mina, tendrán varias rutas dependiendo de nuestro buen hacer sobre los raíles.

Muchas novedades curiosas, pero también contamos con una ausencia que no agradará a los fans incondicionales. El modo editor no está disponible en Trials of the Blood Dragon, y supone una falta devastadora para aquellos que quieran proseguir sus andanzas locas por el título sin tener que recurrir al modo campaña. Aún no entendemos por qué, cuando es un modo que alarga de manera sustancial y significativa la vida del juego, y genera una buena comunidad de usuarios durante meses, incluso años.

Gráficamente cumple (y muy bien) con todo lo que propone. Como si estuviéramos viendo una serie mal grabada en VHS allá por los años ´80, los videos introductorios tendrán esa “nieblilla” típica que sólo los poseedores de reproductores antiguos conocerán. Fallos en el color, pequeños fotogramas que saltan…todo eso recrea muy bien la estética que Trials of  the Blood Dragon quiere ofrecernos. Las fases, por otro lado, son muy variadas, y recorreremos instalaciones futuristas, con escenarios más orientales, con visitas al espacio y al Infierno incluidas…incluso combatiremos contra una versión alternativa de los Power Rangers. Todas y cada una de ellas aportando algo nuevo que hace de cada pantalla un desafío diferente a la anterior.

trials blood dragon img1
El diseño artístico, y su paleta de colores, es muy original. ¡Vaya puesta de Sol!

Mención especial al apartado sonoro. Primero por una BSO que nos retrotraerá a la época gloriosa del dance y el rock alentador estilo “Rocky” que le sienta de maravilla. Desde nuestra base de operaciones podremos seleccionar nuestra canción favorita, y pongamos la que pongamos, todas ellas nos sonarán igual de bien. Y lo segundo, unos efectos de sonido que cumplen a la perfección, sobre todo el ruido de la moto, y cuando los escenarios empiezan a derrumbarse por mil sitios. Si hay una cosa que no me ha convencido es la falta de doblaje. Nunca me ha importado que los juegos vengan en su lengua materna y únicamente traducidos a nuestro idioma, pero en este título precisamente, al estar hablando mientras conduces, es imposible prestar atención de lo que dicen porque acabaremos estampando nuestros dientes en el suelo. Hay juegos que requieren un doblaje a nuestro idioma, y Trials of the Blood Dragon podría ser el ejemplo perfecto. Eso sí, para compensar esta desavenencia, contamos con una traducción y localización al español magnífica, como pocas veces he visto. Esto es debido a que, siguiendo la estela de contexto ochentero, la jerga utilizada está completamente desfasada, utilizando palabras como “efectiviwonder”, “alucina vecina”, “okey makey” etc.

Puntuación
Gráficos
85 %
Sonido
85 %
Jugabilidad
95 %
Duración/Diversión
90 %
Compartir
Artículo anteriorGears of War 4, confirmado el doblaje en español
Artículo siguienteNuevo héroe para Battleborn
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

3 Comentarios

  1. Menudos vicios con Trials, eso si, llega un momento que es desquiciante como te quedes pillado en un circuito…

    Lo bueno de esta entrega es que no pasa lo que tu dices, no llega a ser desquiciante y uno siempre tiene ganas de saber cómo va a ser el próximo nivel. Muy recomendable 😉

    Sent from my SM-G920F using [URL=http://r.tapatalk.com/byo?rid=90900]Comunidad Xbox mobile app[/URL]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here